tres: perséfone

1.4K 126 30

Perséfone (Περσεφόνη, 'la que lleva la muerte') es hija de Zeus y de Deméter, la diosa de la agricultura. Tenía grandes ojos verdes y una cabellera de hermosos rizos. La joven doncella, que en un principio se llamaba Kore (Κόρη, 'doncella), cambió su nombre por el de Perséfone cuando fue raptada por y convertida en la reina del Inframundo.

 La joven doncella, que en un principio se llamaba Kore (Κόρη, 'doncella), cambió su nombre por el de Perséfone cuando fue raptada por  y convertida en la reina del Inframundo

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.


La terrible Reina de los muertos, cuyo nombre no era seguro pronunciar en voz alta y a la que se referían como «La Doncella» era bastante popular. En la Odisea, cuando Odiseo viaja al Inframundo, alude a ella como «Reina de Hierro».  

  Sin embargo, Perséfone no tenía una posición estable en el Olimpo

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

  Sin embargo, Perséfone no tenía una posición estable en el Olimpo. Solía vivir muy lejos de los demás dioses, siendo una diosa de la naturaleza anterior a plantar semillas y cultivar plantas. En la tradición olímpica fue cortejada por los dioses Hermes, Ares, Apolo (mmm, por qué no me sorprende?) y Hefesto, pero ella rechazó todos sus regalos. Así, llevaba una vida pacífica hasta que se convirtió en la diosa del inframundo, lo que, según los mitógrafos olímpicos, no sucedió hasta que Hades la raptó y la llevó allí con él.  

Un día, el dios de los muertos,  Hades, que vivía en el mundo infernal rodeado de tinieblas, se enamoró profundamente de Perséfone

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Un día, el dios de los muertos,  Hades, que vivía en el mundo infernal rodeado de tinieblas, se enamoró profundamente de Perséfone.  Resultó que un día en que Hades, señor de los infiernos, se encontraba paseando por los límites de sus terrenos, se acercó demasiado a esa espesura en la que acababa el bosque, hogar de Perséfone. La vio, teniendo todo lo que él no tenía, esa gracia, esa vitalidad... y se enamoró, insistiendo en casarse con ella. 

Criaturas mitológicas y mágicas¡Lee esta historia GRATIS!