El evento social de la noche Harry podría describirlo en pocas palabras: gente hipócrita vestida de gala tomando champán y comiendo canapés. Estaba cansado de fingir sonrisas cuando parejas se acercaban a saludarlos. Seguía dándole vueltas a lo que le había dicho Louis y no tenía nada de ganas de estar junto a él, estaba muy ofendido. No sabía por qué le sorprendía que fuera un patán porque siempre lo había sido con él, quizás fuese por el hecho de que tenía la esperanza de que cambiase. Había llegado a pensar que algo había cambiado en él, de hecho antes lo había tratado de forma más amable y parecía que tenían más confianza. Pero el secretario siempre iba a desconcertarlo, claramente.

- Voy por un trago – le comentó a su jefe cuando él había comenzado a hablar con un senador y su omega. A la mierda las reglas de Ely, no iba a quedarse toda la noche junto al alfa. Se suponía que tenía que decirle los nombres que había memorizado pero parecía que Louis conocía a todos los políticos que se le acercaban. Es decir, había estudiado en vano.

Pidió una copa de vino blanco cuando se acercó a la barra del salón. Miro alrededor mientras se la servían para encontrar algo interesante. Nada, más gente millonaria con la que no podría hablar a menos que Tomlinson lo presentara. Se sentía un don nadie alrededor de tantas personas adineradas.

- ¿Eres Harry Styles? – escuchó que alguien se dirigía hacia él así que volteó la cabeza en esa dirección intrigado. Era un beta alto, con el pelo castaño claro y ojos marrones. Muy guapo, pero no le sonaba de nada.

- Si... ¿por qué? – preguntó mirándolo con desconfianza, era extraño que supiese su nombre.

- Soy Aaron Graham, te compré un cuadro por Facebook hace un tiempo. Teníamos un amigo en común, Bradley. ¿Lo recuerdas?

Ah... ya, pues no se parece nada a la foto de perfil pensó Harry cuando recordó el nombre del sujeto. Era conocido de Brad y como había visto sus cuadros en su perfil y le habían gustado lo había contactado enseguida. Recordaba que habían hablado de un centro cultural que manejaba el chico y que había prometido que iría a ver alguna vez su obra de teatro porque Aaron también actuaba. Pero nunca fue, Brad hizo la transacción llevándole el cuadro al beta y dándole el dinero a Harry. Luego nada, se había olvidado completamente de él.

- Si, ¿qué haces aquí? – preguntó el omega de forma agradable, presentía que el destino le había empezado a sonreír. Incluso si el beta era heterosexual por lo menos conocería a alguien ahí dentro para poder conversar.

- Mi padre trabaja para el gobernador. Le pedí acompañarlo por la comida gratis – escuchó decir a Aaron mientras tomaba la copa que le ofrecía el camarero, luego volvió a mirarlo – Me dijo Brad que estás trabajando en la alcaldía. ¿Por eso estás aquí?

¿Brad le había hablado de él hacía poco tiempo? Eso era un poco sospechoso pero hizo que se sintiera halagado, quizás el chico estaba interesado en él.

- Si, mi jefe está por allá – señaló la dirección con la cabeza y tomó un trago de su copa - ¿Sigues actuando?

El beta asintió al tiempo que esbozaba una sonrisa como si le gustase que se hubiese acordado. Vale, al final no soy tan malo ligando.

- Se. Estoy haciendo una obra de Beckett ahora. Deberías venir a verla.

- Prometo que voy a ir – asintió con la cabeza sonriendo, Aaron era un bohemio a todas luces por la forma que tenía de hablar. Parecía que no le preocupaba nada, e incluso estaba de vaqueros y camisa en un evento demasiado formal. Y eso le agradó a Harry, sentía que estaba en la escuela de artes otra vez.

Asistente (Larry Stylinson/Omegaverse)¡Lee esta historia GRATIS!