"Me llamo Alexa"

7.1K 302 28


CAPITULO 5

Jueves... Jueves de 'mañana se acaba el "infierno"', espero. Aunque, si el sábado despierto siendo Lauren, tendría que dejar colgado a Shawn con la canción... pero, podría seguir apoyándolo con mi voz, no? Les diría que no me gustó estar en... Alemania? Budapest? Rumania? A dónde dije que me había ido? Y luego... diría que Laurence regresó a Inglaterra porque su mamá se enfermó... no sé, puedo inventarme un sin fin de cosas para que la gente no haga suposiciones tontas.

No me está siendo tan incomodo estar en este cuerpo, para llevar casi una semana me he acoplado bastante bien a él, me acostumbré ya a las sensaciones que se tienen cuando tu cuerpo es diferente, incluso me gusta la fuerza que tengo, ayer le abrí un frasco de mermelada a mamá y eso apenas y lo podía hacer siendo Lauren, me sentí poderoso; es divertido no tener que usar un trapo y quedarte sin aire para destapar un condenado frasco de lo que sea.

De pronto entiendo a Zayn con este coctel de hormonas que no te dejan en paz, y es que ya sabemos que las mujeres son la creación más maravillosa del universo, sí, hacemos sufrir y sí, somos indecisas y muy perras, pero por dios que cuando encuentras a la indicada el mundo se vuelve más...lindo? entonces, es... difícil no voltear a verlas, no volverse loquito por algunas.

Yo encontré a la indicada, pero no se ha fijado en mí, ni antes ni ahora.

Debo admitir que... aunque no lo quiera he seguido viendo a las chicas en la preparatoria, y reitero: bendito sea el pervertido que inventó las faldas de los cheerios. Hay momentos en los que lo único que veo son piernas largas y torneadas, calzoncillos rojos debajo de las faldas, flexibilidad, porristas abriendo las piernas, senos, traseros.

No puedo evitarlo aunque quisiera, creo que es parte de mi naturaleza de hombre, aunque también estoy consciente de que no son pedazos de carne nada más, no pasean por los pasillos de la preparatoria solo para satisfacer mi morbo, sé lo que es ser mujer y que sólo te quieran como premio, para pasear contigo y presumirte; para presumir está un coche, o una nueva consola, unos tenis, para presumirse están los objetos y ellas (todas las que pasan frente a mí en mi camino a la clase, bonitas o no) no son objetos.

Me detengo en el locker para sacar mis libros de Biología, cuando cierro y me doy media vuelta casi choco con Alexa, va un par de años más abajo que nosotros y estoy segura que cuando salgamos de aquí será la capitana de los cheerios, eso si Mani se gradúa; no la había notado particularmente, sabía que existía, la había visto pasear por los pasillos y también la vi entrenar ayer con Sue... verla aquí, frente a mí, con esta mirada decidida me hace pensar que no por nada se ha acercado.

-Soy Alexa-. Me extiende su mano.
-Laurence-. Tomo la suya entre la mía y me quedo viéndola en silencio, no sé qué decir y de hecho me estoy sintiendo incómodo y nervioso... más lo primero que lo segundo.
-Sí, me han dicho ya tu nombre, quería presentarme e invitarte a sentarte con los cheerios... digo, ya sé que perteneces al coro, pero creo que con que estés con ellos es más que suficiente para no poner en juego tu popularidad-.
-Cómo dices?-. Le dije
-Que te has vuelto muy popular y eso que sólo has estado aquí cuatro días, haber entrado al coro no fue la mejor decisión, así que... si te andas con nosotros tendrías a cualquier chica de Palmetto a tus pies-. Se acercó a mí, tanto que sentí su aliento sobre mis labios –Que si te soy sincera, podrías tenerme a mí a tus pies-. Trago saliva y sonrío, alzo la mirada sólo para ver quien está atento de nuestra interacción y me doy cuenta que Camila está recargada en su locker con la vista fija en nosotros dos. Doy un paso hacia atrás.
-Lo tendré en cuenta-. Dije con mi acento inglés –Hasta luego Alexa-.
-Eso espero-. Me dice en un tono sexy
-No esperes, es un hecho-.

Cuidado con lo que deseas Jauregui¡Lee esta historia GRATIS!