"Bromance"

6.7K 352 31


CAPITULO 3: Bromance

Laurence estaba sentado a la orilla de la cama viendo las paredes de su habitación, la alfombra, los muebles... y sin querer ya comenzaban a desagradarle. En qué momento se le ocurrió poner alfombra rosa? Tapiz lila? Dios. El edredón no estaba tan mal, era blanco con tinto, al menos no se veía tan femenino. Pero es que sigo siendo mujer, o no? Pues... quizás... pero si no lograba regresar a su cuerpo de Lauren, perdería por completo ese sentido de feminidad? Se llevó las manos a la cabeza y recargó los codos en las rodillas.

Estaba comenzando a sentir cosas súper extrañas; se percató de que pasó al menos cinco minutos viendo a una chica en la cafetería (y aunque eso también lo hacía siendo mujer, simplemente no sentía lo que sintió en ese momento), se dio cuenta de que cuando llegó a casa y abrió su lap, en seguida tecleo la palabra 'Porn' solo para borrarlo y escribir otra cosa en el buscador.

Se dio cuenta de que Normani Y Dinah eran en verdad increíblemente atractivas y que tenerlas cerca y olerlas era... pfff, no tenía ni palabras para describirlo, ahora entendía por qué a muchos los traían loquitos. Era cuestión de feromonas, sí, eso debía de ser, pero entonces por qué nunca se sintió atraída hacia ellas cuando era Lauren? Seguramente sus hormonas masculinas eran las que provocaban ese efecto.

No era que quisiera estar con alguna de ellas, sino que... comenzaba a notar ciertos detalles de sus cuerpos que antes no notaba, estaba acongojado, pero sabía que con ellas había la confianza de decirlo y lo entenderían, después de todo eran ellas quienes la habían apoyado desde el principio, más allá de asustarse y correr, se prestaron para idear un plan y regresarlo a su forma original, incluso habían ayudado con Clara y las... los habían acompañado a comprar ropa para Laurence.

Se quitó los pantalones y se puso unos shorts con diseño de cuadros y bolsas a los lados, también se cambió de playera, se sentía sudado, pero es que no se acostumbraba aún a la idea de que los hombres (generalmente) sudan más.

Se rascó la rapa de la moika y fue a su gabinete de los discos, estaban separados por género aunque más bien estaban separados por el tiempo en el que salió con las skanks (grupo punk con el que se juntaba). Los discos distaban mucho de lo que generalmente hubiera podido escuchar la Lauren de antes; había evitado el punk, se dio cuenta que sólo le gustaba vestirse como tal, pero que se había identificado más con el gótico o el post rock, también había encontrado algo de atractivo en el Industrial o el electrodark. Más bien era que Lauren era un mix de tantas cosas, quien se sentara a hurgar en sus discos se llevaría sin duda una gran sorpresa.

Las únicas que sabían todos sus secretos hasta el momento eran Normani y Dinah. De ahí en más, todo lo que los demás veían era una enorme máscara... excepto cuando se tiñó el cabello de rosa y se puso el arete en la nariz, en ese momento nunca se sintió más libre... pero tuvo que disfrazarse de nuevo para poder ver a Emma y aún así, ni siquiera estaba con ella.

Comenzó a ver sus discos, era una lista interminable de Mp3 y originales: Lana del Rey, Placebo, Lacuna Coil, Within Temptation, Kelly Clarkson, P!nk, Nine Inch Nails, Miley Cirus?, dios... Björk, Sigur Rós, Raised By Swans, Surface of Atlantic, Alanis, Garbage, The cardigans esos son Buenos Evanescence y así una lista enorme de géneros que no tenían que ver con otros y que sin embargo formaban parte de su personalidad, su identidad.

Se decidió por escuchar lo viejo de Evanescence, las canciones que realmente valían la pena, ya luego pasó como todos, se volvieron comerciales y "The Open Door" le había dejado mucho que desear. Abrió la ventana y encendió un cigarro, aprovechando que Clara no estaba en la casa y así no subiría a su habitación guiada por el olor, obligándolo a apagarlo.

Cuidado con lo que deseas Jauregui¡Lee esta historia GRATIS!