Capítulo 22 - El Mensaje

2.8K 324 137


Había pasado una semana desde que Drink y Fok estaban en mejores términos, Fok incluso se había quedado hasta al amanecer los últimos días y en dos noches ni siquiera habían tenido sexo, solo habían disfrutado de dormir juntos.

Esa mañana de lunes Fok no tenía clase hasta la tarde así que observó plácidamente desde la cama a aquel portento de hombre arreglarse para ir a trabajar.

-Por cierto ¿en dónde está la maceta que te regalé?- Drink le sonrió a través del espejo mientras se ajustaba la corbata.

-La tengo en el trabajo, paso más tiempo allá que aquí y cuando vengo aquí solo quiero cuidar de ti, así que creí que sería mejor opción tenerla allí- Fok le regresó la sonrisa.

-Será un pequeño árbol con el tiempo- Drink terminó con la corbata y se giró a él mientras se ajustaba los puños de la camisa.

-¿Cómo se llama? No te imaginaba del tipo que regala una planta- Fok ronroneó rodando por la cama.

-Dedalera roja y mmm... digamos que fue un impulso que no pude detener, venía de camino aquí y me topé con la florería de la esquina, deberías ir a verla alguna vez- Drink caminó a la cama y se sentó inclinándose para besarlo en los labios.

-¿Quieres que te regale flores?- Fok se rió y enredó los dedos en el cabello arreglado de su amante desordenándolo un poco, justo como le gustaba.

-Quizá, si son las adecuadas- Drink solo negó.

-Eres terrible- le dio otro beso corto- y quizá querrías hacerlo alguna vez sin amarrarme- comentó y Fok hizo un puchero.

-Pero me gusta amarrarte- Drink bajó los puños de su camisa para mostrarle una de sus muñecas.

-Han comenzado a hacerse marcas, personalmente no me importa que me marques todo lo que quieras- Fok sonrió y ronroneó de nuevo mordiéndole el labio inferior- pero será algo raro si se dan cuenta en el trabajo- Fok gruñó por lo bajo.

-Bien, me moderaré- aceptó, no le agradaba la idea de los demás imaginando lo que él y Drink hacían en la cama.

Drink se levantó, tenía que irse y si seguía entreteniéndose menos querría ir a trabajar.

-Tienes la llave y el código de la puerta, ¿estarás aquí cuando vuelva?- Fok sonrió desde la cama.

-No, tengo que ir a la escuela y pasarme por mi departamento de vez en cuando. Vendré mañana en la noche ¿bien?- el rostro de Drink se iluminó.

-Bien- aceptó y se marchó. Fok decidió que después de la noche que habían tenido él tomaría la oportunidad de dormir un par de horas más.

Si por Drink fuera él se habría quedado en cama con su amante todo el día pero el trabajo era el trabajo, curiosamente ver la planta que Fok le había regalado le alegró el resto del día, quizá fue por eso que al volver a casa no pudo evitar detenerse en la florería que Fok le había mencionado, llamó su atención el nombre de la florería "Díselo con Flores", el título tomó sentido cuando notó los letreros sobre cada área de flores, algo curioso y temeroso buscó su dedalera y suspiró decepcionado al encontrarla, decía trabajo y ausencia. Cuando Fok se la había llevado recién se había enterado que estaba ahí por trabajo y había sido después de una larga ausencia, quizá lo había creído adecuado, pasó los dedos por una de las hojas y notó que la planta comenzaba a florear, pero eran flores púrpuras, vio a los lados y encontró cruzando el pasillo las rojas, miró el letrero y sonrió.

 Cuando Fok se la había llevado recién se había enterado que estaba ahí por trabajo y había sido después de una larga ausencia, quizá lo había creído adecuado, pasó los dedos por una de las hojas y notó que la planta comenzaba a florear, pero eran...

Una Adicción Peligrosa¡Lee esta historia GRATIS!