Capítulo 11

3.5K 195 33

Lauren se alejó y podía sentir las lágrimas formándose en mis ojos. No debería haber dicho eso. Era demasiado pronto y ella estaba sufriendo justo en ese momento, no fue justo decirle eso cuando ella estaba sufriendo. Justo cuando iba a hablar, una mueca apareció en su cara.

"¿Me quieres?", sus palabras eran suaves, casi un susurro. Mientras nos apuntaba a nosotras, casi quitándole credibilidad a lo que yo acababa de decir. Mordí mi labio inferior y asentí. Sus ojos verdes brillaron aun más. "Yo también te quiero".

Esas cuatro palabras me golpearon como una tonelada de ladrillos y sentí que estaba soñando por como de surrealista el momento era. Antes de conocer a Lauren nunca habría pensado que me sentiría así por alguien y especialmente tan rápido, pero Lauren me había cambiado de alguna forma. Me había abierto los ojos y me había hecho ver todo lo que me estaba perdiendo.

Lauren me había hecho ver que la apariencia no es lo que importa, lo que importa es como eres de verdad en el interior. Me había hecho ver que no debería estar perjudicando a mi propio cuerpo y muriéndome de hambre tan solo para satisfacer a otras personas.

Quería mejorar. Quería acabar con mi desorden alimenticio y todo eso fue por Lauren. Me hizo abrirme con la gente y no apartarme de ellos solo por mi miedo a no encajar. Desde el día del parque me había vuelto más yo misma y menos lo que otra gente quería que fuese.

Sinceramente, no se como me había hecho sentir todo eso en tan poco tiempo ademas de hacer que me enamorase de ella, pero lo hizo, y me alegro. La tenia a ella, y no se que habría hecho si no me hubiera ayudado aquel día en el parque cuando me desmayé.

Significaba todo para mi.

"Yo te quiero más", sonreí felizmente haciendo que mi frente descansara pegada a la suya y acaricié sus costados suavemente por sus cortes y heridas. No quería herirla más de lo que ya estaba.

Lauren negó con la cabeza, su aliento golpeó mis labios cuando rió suavemente. "Imposible", suspiró y rozó su nariz con la mía justo cuando la puerta se abrió de golpe. Nuestras cabezas se giraron hacia la puerta cuando vimos que Sofi estaba ahí parada con el ceño fruncido.

"¿Mila? ¿Lo?", caminó hacia nosotras obviando la juguetona discusión que había interrumpido entre Lauren y yo y se sentó en mi cama a nuestro lado. "Mamá me ha dicho que quería hablar con vosotras, pero no me ha dicho por qué", Sofia hizo un puchero adorable y cruzó los brazos sobre su pecho.

"¿Que te parece si vas a la cama y luego Lauren y yo te contamos un cuento cuando acabemos de hablar con mamá y papá?", le pregunté y su cara se iluminó con mis palabras. Asintió con fuerza antes de que pudiera decir nada más.

Salió corriendo de mi habitación, bueno, de nuestra habitación, y miré a mi novia con el ceño fruncido.

Sabía que mis padres probablemente querrían hablar de lo que había pasado antes y sobre por qué Lauren y yo habíamos llegado a casa hechas un desastre.

Además, sabía que o Lauren o yo acabaríamos diciendo algo sobre nuestra relación a mis padres durante la conversación. Probablemente Lauren, porque se le daba muy mal esconder cosas que le emocionaban. Por eso sabía que sería yo la que organizara las citas sorpresa.

No es que no quisiera que mis padres supieran que ahora Lauren era más que mi mejor amiga, estaba más que feliz por hacérselo saber. Era que no quería todas esas estúpidas normas que conllevarían que lo supieran.

Quizás podríamos convencerles y quedarnos en la misma habitación como estábamos haciendo hasta ese momento.

"¿Queríais hablar con nosotras?", preguntó Lauren a mis padres una vez estábamos en el salón y la senté en mi regazo. Normalmente era al revés, pero no quería sentarme encima de ella y hacerle más daño, así que ella se sentaría encima de mi por ahora.

Mis padres simplemente asintieron, no les importó mucho nuestra posición, estaban acostumbrados a nuestra cercanía. "¿Que ha pasado antes?", vaya papa, qué directo.

"Estábamos paseando por la antigua casa de Lauren, había un coche de policía fuera y cuando nos acercamos el tío de Lauren salio de la casa", escuche como Lauren soltaba un suspiro a mi lado, así que dejé un suave vemos en su frente. "La golpeó antes de que la policía saliera y los arrestara", les expliqué.

Ambos mandaron una mirada preocupada a Lauren que hizo su mejor intento para sonreírles.

"Estoy bien ahora que tengo a mi novia para protegerme", dijo Lauren sin pensarlo. Puse los ojos en blanco, porque para ser alguien que sacaba dieces, necesitaba aprender a usar el cerebro antes de hablar. "Oh mierda", cubrió su boca cuando se dio cuenta de lo que había dicho y me miró intentando pedirme perdón.

"Cuida esa boca, Lauren", dijo mi madre severamente y yo me escondí detrás de su cuello. Desde que se mudó aquí, mis padres estuvieron de acuerdo con tratarla tal y como harían conmigo y con Sofi. "¿Qué quieres decir con "novia"? ¿Por qué nos estamos enterando ahora sobre esto?", preguntó.

Mi madre parecía tan intimidante en ese momento, elevando las cejas mientras nos miraba insistivamente. "Ha pasado hoy, pero por favor, no hagáis que Lauren se cambie de habitación porque no puedo dormir sin ella. Prometo que no haremos nada malo, podéis confiar en nosotras".

Prácticamente les suplique para que nos dejaran dormir en la misma habitación, y ambas, Lauren y yo, les mirábamos con cara de cachorrito.

"Tenéis una oportunidad, si os pillamos haciendo algo, Lauren se mudara a la habitación de Sofia" nos advirtió mi padre y ambas asentimos con la cabeza. No importaba, mis padres no sabían de la existencia de la casa del árbol que estaba en el patio trasero que se escondía detrás de todos los arboles.

"Le hemos prometido a Sofi que le contaríamos una historia antes de que se fuese a dormir", dije y golpee suavemente la pierna de Lauren, entendió que se tenía que levantar. Caminamos hasta la habitación de mi hermana pequeña cogidas de la mano con sonrisas en nuestras caras. Sonreímos aun mas cuando vimos a la pequeña preparada bajo las sábanas.

"Hola princesa, ¿lista para tu historia?", preguntó Lauren y nos sentamos al final de la cama. Asintió con la cabeza rápidamente y se acurrucó mejor en las sabanas. "¿Que historia te gustaría escuchar?", podía ver como Sofia arrugaba las cejas mientras intentaba pensar en una historia.

De repente comenzó a reír, podía ver en su cara que de verdad quería escuchar esa historia. "Quiero escuchar la historia de como Lauren y tu os enamorasteis". Compartí una mirada con Lauren y no pude evitar sonreirle a Sofia.

"Todo comenzó cuando miré a los ojos verdes más bonitos que había visto en toda mi vida..."

Behind closed doors (Camren) (Traducción)¡Lee esta historia GRATIS!