36. "Reencuentro".

9.2K 661 69

No olviden votar y comentar :))

                  

36. "Reencuentro".

|Narra Megan|

¿Había escuchado bien?

Me volví bruscamente hacia Nick son sorpresa en mi cara y me di cuenta que habló dormido. Había llamado "mamá" a Mia y yo tan solo no sabía cómo reaccionar. Gina se aclaró la garganta. Salimos de la habitación y me di cuenta de que a Gina se le salían las lágrimas.

-¿Es la novia de tu hermano? –Preguntó con una voz quebrada que me dio demasiada pena-.

-Era... pero sí es a quien te refieres. –Asintió en dos movimientos leves-. Lo siento mucho, Gina.

-No sé cómo por unos segundos pensé que se trataba de mi hija. –Dijo antes de bajar por las escaleras.

°

|Narra Ethan|

-Se te nota demasiado nervioso. ¿Me quieres decir la razón? –Kian alzó una ceja con diversión-.

-No estoy nervioso.

-Tu cabeza dice otra cosa. –Detuve mi cabeza, dándome cuenta que estaba asintiendo-.

Kian rió por mi expresión y mi cara sonrojada.

-¿Quieres que te diga? –Asintió conteniendo una risa-. Mia. Tu hermana me pone de los nervios. ¿Sabes qué palabras intercambiamos la última vez que hablamos? Me dijo que te saludara y que como en dos semanas podría saber el sexo del bebé. La conversación duró dos minutos, Kian. ¡Dos minutos! –Hablé rápido y me vi a mí mismo como si fuera una mujer histérica-. Tiene cuatro meses de embarazo cumplidos y ella y yo hablamos como si habláramos de que materia le toca en la próxima clase. En menos de tres horas la veré bastante cambiada físicamente y veré a mi hijo después de mucho tiempo. Estoy nervioso, Kian. Y mucho. –Kian rió por mi tono de voz y luego dio un leve golpe amistoso en mi hombro-.

-Mi hermana te ama, Ethan. –Sonreí-. ¿Y cuándo fue esa última vez que hablaron?

-Hace un par de días. –Rodó los ojos-. ¿Y ahora qué? –Pregunté la razón por la que había rodado los ojos-.

-Llámala ahora. –Tomó mi móvil del mueble del televisor y me lo tendió. Sin aceptarlo, retrocedí un paso-. Conozco a mi hermana y estoy seguro de que querrá hablarte ahora. Solo confía en mí. –Lo tomé dubitativo. Suspiré y le marqué y curiosamente contestó al instante-.

|Narra Mia|

Estaba almorzando con Jane cuando vibra mi móvil en la mesa.

-Y mira quien te llama. –De casualidad estábamos hablando de él-.

La hice callar y tomé el móvil con muchas más ansias de las que quería demostrar.

-Ethan. –Dije con una sonrisa inevitable-. ¿Cómo va todo?

-Bien... ¿Qué tal todo por allá? –Se aclaró la garganta-.

-Genial, Nick no para de decirle a todo mundo que hoy verá a su "papi" de nuevo. –Escuché una de sus hermosas risas roncas, pero esta también se notaba nerviosa-. ¿Y tú?

-Bueno... no es por alardear pero estoy empezando a hacer ejercicio. –Reí por lo bajo, a él no le salía el tono ególatra-. Por cierto, no sé cómo explicarle por qué te "crece la panchita". –Sonreí recordando hace una semana cuando Nick me lo preguntó a mí-.

-Ethan... -Me puse un poco más seria-.

-¿Sí?

-Quería hablar contigo de... de nosotros –Solté-. Porque realmente no entiendo nuestra relación a este punto y...

Papá de Repuesto.¡Lee esta historia GRATIS!