Humillación

9K 573 35


—Por ultima vez, no quiero ir—grite al teléfono.

Tome una leve respiración y empecé a  jugar con el lápiz que tenía en mis manos para calmarme.

Mi madre me había llamado para exigirme – ni siquiera pedir— que yo fuera a la cena con ellos para presentarme ante su socio. Rápidamente dije que no porque no quería dejar a Theo solo, ya que Charlie se había ido de viaje. Aunque era mentira de que Charlie se había ido, no quería ir con ellos.

—No te vamos a ofrecer como su futura esposa – Respondió mi madre – Es una cena sencilla. Vamos Elitt necesitamos tu ayuda.

Vaya que están desesperados.

Solté el lápiz que tenía entre mi manos y pensé que igual no era mala idea, últimamente necesitaba una niñera pero no podía costera por los gastos que yo hacía con él bebe.

—¿A cambio de qué? – Pregunte haciéndome la interesada

El suspiro de mi madre se escuchó por el retrovisor, ella estaba perdiendo la paciencia pero tenía que aguantarse si ella quería fuera, tenía que pedírmelo con amabilidad no me importa si esa amabilidad fuese fingida.

—Te daré 100 dólares—propuso cansada

Sonreí a mis adentros, yo ya estaba manejando la situación.

—No me interesa el dinero, sabes eso.

—¿Entonces qué quieres?

—Quiero que contrates una niñera calificada para cuidar a Theo, también quiero que me traten como hija y no como una idiota como lo hacen en sus cenas.

—Está bien— Accedió – Mi chofer buscara a las 8, no demores.

Y corto, dejándome clara sus intenciones.

Una tos fingida me ayudo a salirme de mis pensamientos. Me gire y me encontré que era Jaime mirándome molesto.

—Sin celulares mientras trabajas – ordeno fríamente.

—Si jefe, lo sé – deje el celular de la mesa en mala forma.

Jaime se da vuelta para dirigirse a su oficina para seguir con el trabajo habitual, espero pacientemente que entre a la oficina para después agarrar el celular y mandarle un mensaje a Charlie

Ellit : Hey, despierta

Sr. Gruñon : Estúpida, mi sueño idiota ¿ Que quieres?

Ellit : ¡No tendrás que cuidar a Theo esta noche!

Sr. Gruñon : ¡Podre salir con Dylan!

Ellit : ¿Dylan?

Sr. Gruñon : Upps

—¡Srta. Scott! – Jaime me llamo en voz alta

Puse los ojos en blanco, últimamente estaba muy frio y cortante. La última vez que hablamos fue cuando hicimos la noche de películas, el estaba raro , distinta conmigo pero no con Charlie. Al principio pensé que solo fue por ese momento pero al entrar a trabajar nuevamente, Jaime no era el jefe que siempre era agradable, ahora era un monstruo de ogro que estaba.

Entre a su oficina sin golpear y con la mirada en alto.

—¿Qué desea?

—Necesito hablar contigo

El tono de voz de Jaime me asusta y me preocupa. Cierro la puerta para que nadie escuche nuestra conversación privada. Él espera pacientemente, me siento y me mira con sus lindos y expresivos ojos azules.

Beautiful Baby¡Lee esta historia GRATIS!