capítulo 31

3.7K 243 37

***********13 años antes**********
                         Clarke

Dos semanas había pasado desde que Lexa cayera en coma. Dos semanas en las cuales todo mi ser estaba pendiente de ella.
Si bien estaba con mis hijos. No podía apartarme de Lexa.
La culpa cada día me pesaba más, ella estaba así por mi.
Cada fibra de mi ser me decía que habia algo mas, lo sentía en cada mirada, en cada gesto de mi madre hacia mi y mucho más hacia Lexa.

Jack y Kim venían todas las tardes,
Mantenían informada a Lexa de todo lo que hacían.

Esa tarde no era diferente a las demás, sólo que esta vez Jack, se acerca mucho más a la cama de Lexa para tomarle la mano.
Desde mi lugar veía todo a la perfección, hacia la que estaba pendiente de otra cosa para no incomodar a Jack.

-Lexa, mama dice que puedes escucharnos en donde quieras que estés..-el suspira, como tomando fuerzas- Quiero que sepas que siempre voy a cuidar de mama y sobre todo de Kim, voy a ser su guarda personal.

Lo mire sorprendida, el también me mira y me dedica la mejor de su sonrisa. Esta feliz y a la vez preocupado.
Somos una familia que aun no ha sido familia.
No hemos compartido un momento juntos. Eso pesaba.

Otro día más que se va, otra noche que me quedo a su lado sosteniendo su mano. Susurrando que vuelva, susurrando cuanto la amaba, susurrando cuanto la necesitaba.

Mi madre se acerca para comprobar los reflejos de Lexa.

- Tu sabes que paso. - la noto tensarse.

- Clarke...- ella suspira y me mira.

- Dímelo por favor.- suelto la mano de Lexa para agarrar la de mi madre.

- Yo...- saca su mirada en mi. Es como si estuviera luchando contra ella misma.- Es difícil hija.

- Mama necesito saberlo. Si hubieras visto como estaba bellamy. Sabrías que hay algo más. Lo que hizo Lexa fue muy...-no encontraba la palabra exacta - ni se como llamarlo.

- Clarke. El se merecía lo que le paso. Y no, no vi como lo hizo Lexa, pero me alegro que lo haya y echó así.

- Mama... por favor. Lo que hizo Lexa fue mucho más por el.secuestró de nuestros hijos.

Mi madre  se sienta en frente mio, me toma de las manos.

- Esto no es fácil de decir, me hubiera gustado que Lexa estuviera aquí, consciente quiero decir, - sus manos me acarician las mías.

- Mama...

- Recuerdas hace cinco años cuando te despertaste y no recordaban nada de tu noche con Bellamy?- veo como los ojos de mi madre se estaban aguando.

- No creo que lo olvide nunca mama, el hecho de haberme acostado con el.

- Hija...- ahora ella me mira a los ojos. Y conozco esa mirada, la mirada de lo siento pero...- Tu no te acostaste con Bellamy

-Pero...- me tenía desconcertada.

- El te desmayo y - toma aire- y te tomó sin tu consentimiento.

"Te tomó sin tu concentimiento" pero que...me pare y empecé a caminar por la habitación.  "Te tomo sin tu concentimiento " "Te tomo sin tu concentimiento" una y otra y otra vez repetía esa frase.

Mi madre se para y va abrazarme...

-No! - la detengo a unos pasos, empiezo a llorar- No! No! El me...- ni siquiera podía decirlo- oh por Dios.

La verdad golpea duro,  me dejo caer contra la pared,  lloro, lloro un poco más, y cada vez un poco más, un frío me cala hasta lo más hondo de mi ser.
Siento los brazos de mi madre cubriendome por completo.
Me dejo abrazar, ella me acuna como si fuera un bebé, me deja desahogarme.
La imagen de Bellamy despertandose a mi lado, dejando que la culpa me comiera todos estos años,  descubrir que estaba embarazada, renunciar a Lexa porque la había traicionado.
Todo eso nada había sido mi culpa,  cinco años alejada de la mujer de mi vida por Bellamy.
Mi embarazo, mi hijo, el sólo fue algo mas que usó Bellamy.

- Jack - logró articular entre llanto

- Shhh,  el es tu hijo, es tuyo. Si bien no estaba en tus planes, el no tiene la culpa de como vino a este mundo. Es tu hijo Clarke.

- Y lo amo demasiado mama. No quiero que se entere nunca de esto. Esta claro? -le digo mientras trato de recomponerme.- Quien mas lo sabe?

- Clarke no.- al ver mi mirada cambia de parecer- Lexa, Jasper y yo.

- Jasper?- le preguntó confundida.

- El trato de salvarte esa noche, pero Bellamy le dio tanto golpes que no pudo hacerlo.

-  Es por eso que él me evitaba?- mi madre asiente la cabeza. Mis lágrimas me golpean de nuevo, no puedo evitarlo - Lexa, ella...

- No quería decírtelo Clarke,-- su respuesta me sorprende y ella lo nota- no querías que pasarás por esto. Prefería que la odiaras a ella antes de que sufras.

Una vez más mi mujer me sorprendía, cada accionar suyo estaba ligado a mi.
La necesitaba más que nunca, la amaba cada día mas pero no estaba segura si eso la iba a traer de regreso a mi.

Mi madre se fue a su cuarto para ver a Raven y a los ñinos.
Desde que Lexa esta en coma, yo no me he movido de aquí por las noches y ellas se ofrecieron cuidarlos.

Me acuesto a su lado, se veía tan pacífica, la hinchazón de su cara había bajado considerablemente, me preocupaba mucho su ojo estaba muy dañado.
Aparte de unos moretones ella estaba bien,  estaba sanando bien, entonces porque no despertaba.
Le acarició su cara, me acerco y la beso, sus labios estaban secos, paso mi lengua sobre ellos para humedecerlos.

- Vuelve a mi, te necesito tanto mi amor.-  mis lagrimas empiezan a caer de nuevo- tus hijos te necesitan, tus amigos te necesitan.

Seguía inerte, nada ni un signo, ni un movimiento

- Maldición Lexa! vuelve a mi- me acosté en su pecho - Vuelve a mi, te amo.

**************Lexa***************

- Vuelve a mi, te amo- esa frase resonaba como eco en la oscuridad la buscaba por todos lados, no me dejaba avanzar, me desesperaba no poder ver, me tenía atrapada.
No, me sentía atrapada, no tenía nada atandome y aún así me sentía atrapada por ese lugar.
Cada día escuchaba La voz suplicando, me dolía escucharla.
Lloraba por sentirme impotente, gritaba, nadie escuchaba.
Caigo rendida, derrotada, dándome por vencida., mi cuerpo sede dejando entrar a La oscuridad.
Cada instante de mi vida vivido se presentó ante mi, mis luchas, mis alegrías, mis tristezas,  mi familia esa que tanto anhelaba y desesperaba tener y de repente todo lo halló frente mio, todo este tiempo estaba frente mio.

Clarke,  mi Clarke,  la oscuridad se va disipando, la luz cada vez más nítida, la luz le gana a la oscuridad. Clarke es mi luz.
Abro lentamente los ojos, sólo veo su cabello y soló escucho su llanto.

- Vuelve a mi Lexa, vuelve.

- Siempre volveré a ti, este donde este.

Un Corazón En Espera¡Lee esta historia GRATIS!