Capítulo 4

611 77 11

El guardaespaldas permaneció de pie y suspiró aliviado, observando como su jefe se retiraba de la habitación sin siquiera mirarlo.

Tenía que buscar otras técnicas de relajación con urgencia porque la meditación ya no le funcionaba. Lo único que veía al cerrar los ojos para intentar dejar su mente en blanco era un collage de escenas en las que Kyuhyun le estaba diciendo alguna idiotez o le estaba soltando cualquier insulto.

-Kyuhyun es un poco diferente a causa de lo que tiene -Le había dicho Heechul el día que se encontraron-, pero supongo que es normal creerse el mayor de los trofeos cuando siempre has tenido el mundo a tus pies...

Saldrían esa noche y eso solo podía significar una cosa: debía fortalecer su nivel de resistencia emocional para no terminar hirviendo en cólera por cualquier tontería que se le ocurriera hacer al muchacho.

***

Horas más tarde, las luces de la discoteca comenzaron a marearlo. Kyuhyun socializaba con alguien a unos dos metros de distancia y sus amigos brillaron por su ausencia.

Los ojos de Siwon se clavaron en los del hombre con quien Kyuhyun platicaba, pues este alternaba su mirada entre él y el mocoso. Se puso alerta, era muy probable que el extraño no tuviera buenas intenciones y Kyuhyun era tan estúpido que no parecía notarlo.

-¡Hola wonnie! -Heechul lo abrazó por un costado con una sonrisa pervertida- no pude decirle que no a Kyuhyun cuando me dijo que estaría aquí contigo

-Sí... yo... tengo que vigilarlo ahora, así que... -Comprobó que el mocoso siguiera en su lugar, pero un sentimiento de desencanto se apoderó de su cuerpo al ver como el extraño se acercaba para buscar sus labios.

-Me alegra que Kyu no pierda el tiempo -Expresó Heechul al ver hacia la misma dirección-, que bueno que la esté pasando bien pero tú no te mereces estar solo...

-No me molesta, en realidad -Sí, eso era un cortón, pero Heechul, o no lo entendió, o lo ignoró.

-Pues deberías... lo peor que le podría pasar a Kyuhyun esta noche es que ese tipo no acabe follándoselo, pero en nuestro caso -lo rodeó con los brazos acercándose a su boca- no tenemos por qué pasar por eso

El guardaespaldas sonrió. Heechul se había acercado lo suficiente para hacer que sus caderas chocaran y un calorcito surgió en su interior para ir a parar a su entrepierna.

-¿Se están divirtiendo? -La voz de Kyuhyun retumbó en sus oídos y se apartó del rubio, aclarándose la garganta para recuperar la compostura.

El menor, que tuvo que hacer un esfuerzo para que su voz se escuchara por encima de la música observó fijamente a su guardaespaldas, quien no supo cómo interpretar esa mirada.

-Bastante -Respondió Heechul abrazándolo y susurrándole al oído- Kyu... por favor... déjalo libre para mí esta noche ¿sí?

Kyuhyun, quien seguía sin apartar la vista de Siwon sonrió con desdén y se volvió hacia su amigo -Por mí que haga lo que quiera, no me interesa en lo más mínimo

Siwon apretó los dientes al escuchar su respuesta y le sostuvo la mirada, tratando de contener las ganas de agarrarlo por el cuello para estrellarlo contra la pared más cercana.

El chico rubio brincó de felicidad en medio de los dos sin ser consciente de la extraña tensión que habían generado.

-Diviértete Hee... -Kyuhyun se dio media vuelta caminando hacia la barra, seguido de la vista de su guardaespaldas. Habló un momento con el bar tender y enseguida le sirvieron una bebida que Siwon solo pudo identificar como alta en contenido de alcohol.

Beautiful Temptation [Wonkyu + 18]¡Lee esta historia GRATIS!