CAPÍTULO X

6 2 0

Es sábado, son las 11:30 de la mañana. Me pongo el bikini, un vestido y unas chancla. Cojo mi macuto y bajo a la playa.

-Aún no han llegado estas- no puedo evitar decirlo aunque se que estoy sola en la playa.

Así que viendo que la cosa va para largo, doy un paseo por las tiendas del paseo marítimo, entro en una que me llama la atención para hacer tiempo, y me llega un whatsapp de ADJZ, me piden que no tarde,están en el chiringuito, ellas y los chicos están sentados en la terraza, llego y me siento al lado de Julia que está charlando con Darío, nos pedimos un tinto de verano para refrescarnos del calor veraniego.

-Venga chichas ir haciendo la barbacoa mientras los hombres nos quedamos hablando y tomándonos unas cervecitas - dice Mario.

- Hermanito el cumpleaños es tuyo así que ya sabes levanta el campo y prepara la barbacoa como un hombre- le responde Alejandra.

Estos no tienen otra opción que levantarse e ir hacerla.

- Cuando acabes nos das un toque y vamos para allá-vuelve a decir Alejandra.

Nos ponemos a hablar de nuestras cosas , que si de ropa, que si de chicos, que si de estudios... pero como no acabamos hablando de Hugo siempre del mismo tema...

Al tiempo suena el móvil de Alejandra, es Mario se escucha su voz grave al otro lado de la linea.

- Ya está lista la barbacoa, aligerad el paso que se enfría.

Nada más llegar extendemos las toallas sobre la cálida arena entorno a la barbacoa, que desprende un calor agobiante. Comemos la mayor parte del tiempo en silencio y las chicas nos damos un chapuzón en el agua helada. Al rato llegan ellos, ¿y cómo no? molestando, salpicando, ahogándonos y el imbécil de Darío quitándole el bikini a Zaira, 'el se sumerge entorno a ella numerosas veces pero una de ellas le mete mano, en cuanto vuelve a aparecer, las consecuencias no tardan en aparecer, ella le mete una ostia, los demás nos empezamos a reír, él de la vergüenza se mete bajo el agua y empieza a nadar y bucear, al rato vuelve y le trae a Zaira un coral como forma de pedirle disculpa, ella se ríe de nuevo de él pero no con mala intención.

- Anda tonto que para conquistarme no tienes que coger nada más que un coral... yo soy muy especial

- ¡Y tan especial!, yo para ligar con una chica solo le tenia que decir "morena que me refriego por tus cachas como un burro por la arena" y estaba en el bote.

- Imbécil eres- dice Zaira.

- Si si imbécil... ¿como sinónimo de me encantas no?- dice Darío con una sonrisa picarona.

- Anda tonto déjame ya- Y se sale del agua.

Zaira no quiere reconocer que Dario será un imbécil y un capullo pero es el capullo que a ella le gusta.

No ha acabado todo, seguimos en la playa, Zaira se va a dar una vuelta al faro y Dario va detrás de ella, él sigue insistiendo, pero ella ya no está tan dura con él.

-Quizás acaben juntos-dice Mario.

Julia, Alejandra y yo estamos hablando o mejor dicho criticando a las chavalas que hay delante nuestra, ya que son muy presumidas y tontean con todos los chavales, es el típico grupito de niñas guays que se lo tienen creído.

Son las 18.00 llegan Zaira y Dario juntos de dar el paseo el va al lado de ella dado de la mano, todos nos sorprendimos, ¿estarán juntos? Es la gran pregunta que se palpa en el grupo desde el mismo momento en que los vimos acercarse entre risas y bromas, aunque no como las de siempre, ella no deja de tocarse el pelo nerviosa el se ríe y le acaricia la mejilla... quien se iba a imaginar que Zaira la chica irresistible acabaría con el capullo de Dario... No son la pareja perfecta, pero si una de las que son adorables por la forma de encaja sus distintas personalidades, parecen dos piezas de un rompecabezas que no podía resolverse de otra forma. La gente habla de destino, pero cosas como esta demuestran que no son más que elecciones las que terminan en historias curiosas y especiales.

Pídeme que te bese ¡Lee esta historia GRATIS!