CAPÍTULO VIII

13 3 2

-¡Perdona,perdona,disculpe!

Abro los ojos , estoy un poco aturdida, es ese médico rubio tocándome el hombro y despertándome porque están ahí los padres de Hugo acaban de llegar del viaje de Punta Cana. Me acerco a la camilla y ahí sigue él en coma.

¡Ha sido todo un sueño! me miro el pecho y no hay cicatriz de la operación, pero... como le van a trasplantar un pulmón eso no se puede, ¿Y recuperarse en tan poco tiempo?, es una locura,¿ Y levantarse tan rápido del coma? Es imposible. Por una parte me da alegría porque no ha pasado nada en la playa pero por otra parte me da pena porque él sigue ahí en esa cama, tumbado, con esos tubos en la nariz.

Escucho una voz- ¿Quién eres?- me pregunta un hombre.

Miro y es el padre de Hugo – Soy una amiga de Hugo – le digo

-¡Ah! Hola, ¿De qué conoces a Hugo?- me dice

-Pues es compañero del instituto- les respondo

-Muy bien.- me dice

- Nos han dicho que has cuidado mucho de él- dice la madre

-Bueno he hecho lo que he podido- le respondo

-Muchísimas gracias- me dicen

- De nada-les digo

-Bueno yo me voy a marchar, ya que habéis llegado vosotros y tengo dos semanas de exámenes finales, si puedo me pasaré a verlo el fin de semana -les digo.

- De acuerdo, gracias de nuevo y hasta pronto- me contesta el padre.

Voy camino a casa, pero no paro de pensar en el sueño, en aquel beso, en lo que pasó en la playa, en todo lo que ha sucedido en un par de horas de sueño.

Pero bueno, ahora tengo que centrarme en los estudios que necesito sacar los exámenes, llego a casa, saludo a mis padres y me meto en mi habitación, cojo los libros y con un suspiro digo... venga vamos a empezar con historia, me relajo y comienza mi semana de estudios, pero mi cabeza no olvida a Hugo tengo ganas de que llegue el fin de semana y de volver a verlo pero antes tengo que aprobar y centrarme, me pongo mis cascos y empiezo a estudiar escuchando música.

"La estoy calentando La estoy provocando Pa' que suba suba Pa' que suba suba la temperatura...88)"

Puff suena el despertador son las 7.15 de la mañana me he quedado dormida en la mesa estudiando, desde que le paso eso a Hugo no he vuelto a despertarme cantando, me visto y me voy para "La estrella" llegan mis amigas y cómo no hablando de chicos y en concreto del capullo de Darío, también de Nacho y Mario, hablan de celebrar este finde el cumpleaños de Nacho en la playa.

-¿Te apuntas?- pregunta Julia.

-¡Oye! Que es contigo.- me dice tocándome el hombro.

-Ah si... dime.- le digo algo despistada.

-¿Qué si te apuntas?.- me vuelve a decir.

-Pues... no sé, tengo planes, y puede que me pase a ver a Hugo a ver como sigue. - les digo

- Oye tú últimamente pasas mucho tiempo en el hospital ¡ eh!- me dice Julia.

-¿No te estarás enamorando de algún enfermero no? ¡ Eh pillina!- insiste Julia

- No,no, solo voy a ver a Hugo- le digo

- ¿Oye no te estarás colando de Hugo, no?- me pregunta

-Pues no sé Julia, venga corre que llegamos tarde- le digo para no seguir con el tema.

Pero ella insiste.

- No, no no cambies de tema que me estoy dando cuenta, ¿Qué te has enamorado de Hugo?- me pregunta otra vez.

-Que sí pesada- le digo bajando la voz.

Vaya camino más intenso, Julia no para de preguntarme cosas.

-Pero..¿Desde cuándo te gusta?- dice

-Pues desde final del curso del año pasado,- digo

-Pero...¿Por qué no nos lo has dicho?

- Pues porque se acabaría enterando

- Pero... ¿Se lo has dicho ya a él?

-No he podido aún.

-Pero...

-Bueno ya está Julia, dejemos el tema por favor-le digo algo cabreada

Primer exámen de la semana, entro, me siento, saco mis cosas y me pongo manos a la obra.

Rin-rin-rin, suena el timbre son las 11.00, el recreo, un pequeño descanso, en la cafetería, me acerco al camarero y le pido un café y media de York para reponer fuerzas, quedan sólo un par de horas para volver a casa, comer y empezar con literatura.

Las 14.30 , vamos para casa andando, yo voy pensando en mis cosas, que si los estudios, que si va estar mi hermano pequeño dándome el coñazo, pero sobre todo pensando en Hugo, llego a casa y mi madre me pone de comer salmorejo y espinacas, vaya día llevo hoy, nada me sale bien, hay que ver que cuando un día empieza mal, mal acaba.

Llega mi hermano Rodrigo se sienta y le dice muy contento a mi madre que ya sabe lo que quiere estudiar, estábamos todos muy atento ya que sabemos que mi hermano y los estudios no congenian muy bien.

-¿Qué vas a estudiar tú?- pregunta mi padre

-Pues Derecho...- dice mi hermano

- ¿Derecho?- Preguntamos todos a la vez.

- Pues claro, Derecho al Sofá. - dice

No pudimos resistirnos y nos reíamos carcajadas.

- Este niño es el colmo-dice mi madre.

Ya sabemos que mi hermano y los estudios como que no, pero bueno me voy a la habitación, me pongo cómoda y empiezo con literatura, la verdad ya estoy cansada y tengo ganas de descansar, ya queda poco una semanita y vacaciones.

Eran las 19.30 y me llega varios whatsaap del grupo de ADJZ.

Zaida.-Chicas vamos a ir a tomar algo para descansar que estoy cansada de literatura.

Alejandra -Venga vamos-contesta Alejandra en pocos segundos

Julia.- Por mi vale, pero no puedo recogerme tan tarde sino mañana... me tiene que levantar una grúa de la cama.

Al ver que yo tardaba en contestar me preguntan de nuevo.

-Venga anda me apunto, así me despejo un rato- les digo

Zaira.- Pues donde siempre a las 8.15.

-OKEY:)- decimos las demás.

Me tengo que vestir y arreglar queda poco para la quedada.

Llegamos al punto de encuentro y están allí esperándome, solo faltábamos Zaira y yo, pero Zaira siempre llega tarde, es muy impuntual.

Al fin llega como siempre llega tarde, nos sentamos en la cafetería enfrente de la playa y yo puedo una piña colada y las demás un ron cola, no me apetece beber alcohol, empezamos a charlar.

-Venga cuéntanos lo de Hugo- dice la chivata de Julia.

Sí era conmigo, de nuevo volvía a salir el tema de Hugo y sin tener opción alguna, empecé a contarles.

-Pues que me gusta Hugo- les digo

-Pero... ¿Desde cuándo?- dice Zaira

-Desde el curso pasado

-Pero...¿ Él lo sabe?

-No él no sabe nada y espero que no se entere

-¿ Y tú a él le gustas?- dice Alejandra

-No lo sé, creo que no, nunca me ha dicho nada

-Pero...

- Bueno chicas ya está bien de preguntas, vamos a cambiar de tema ya- les digo algo enfadada.

Cuando se ponen así son muy pesadas, hablamos de Darío y Zaira y otros temas que teníamos pendiente.

Pídeme que te bese ¡Lee esta historia GRATIS!