capítulo 30

3.9K 220 37

He corrido tanto en tan poco tiempo que creo que voy a desmayarme. Estoy ansiosa por ver a mi familia, por abrazarlos y caer en brazos de Clarke. Había extrañado con horrores esos ojos azules. Clarke va a matarme apenas ponga un pué en Polis.
Lo que ha hecho en Consejo no tiene nombre.
Pero primero quiero llegar a la presentación de mi hija.

Polis estaba ante mis ojos, mi ansiedad se apodera de mi mientras me acercaba al edificio que era casa.

- Tranquila Lexa. Todo va a salir bien- me dice Indra colocándose a mi lado

- Eso espero. Clarke va a matarme- me repito nuevamente

- Eso tenlo por seguro - me sonrie.

Abrimos la puertas del salón, todas las miradas se posaron en mi en cuestionde segundos.

- Espero no haberme retrasado mucho.

Avanzó hasta mi trono que esta ocupado por uno de los integrantes del Consejo.

- Ese no es tu sitio.- mis palabras salen más duras de lo que esperaba.
Toda la situación me estaba descorsentando. Que hacia mi hija parada en medio de la sala con 5 hombres más y cada uno con su tutor al lado.
La mirada de Octavia notaba gran alivio al verme

- Que significa esto?- nadie se atreve a contestarme. Sólo hay una persona que lo puede hacer pero no lo hace, sabe cuando me estoy entonando.-Acaso tengo que repetir la pregunta, ?

- Heda. El Consejo ha tomado la decisión de hacer la prueba como un duelo para ver quien es el sucesor del trono.- - extrañaba tanto su voz y me traía tanta tranquilidad que era lo que necesitaba ahora. Pero al oír sus palabras una furia se apodera de mi cuerpo.

- Y porque harían eso sí mi hija es mi heredera, mi línea de sucesión - esta vez mi pregunta iba a Clarke

- Quieren sacar tu larga línea de sucesión.- me contesta directamente.

- Mañana a primera hora quiero a todo el Consejo reunido. Esto se ha terminado por hoy. Ahora largo de aquí.

Lentamente toda las personas fueron abandonando la sala. Todas menos mi familia.
Una vez a solas ellos corrieron a mi. Mi hija me saltó al cuello aferrandose muy fuerte como cuando era pequeña y tenía miedo.
Un escalofrío me recorrió el cuerpo. Odiaba cuando mi hija se sentía así. La abrace más fuerte aun.

- Hey princesa deja algo para los demas- la voz de Jack me saca de mis pensamientos. Kim enseguida se para alejándose de mi. La sigo con la mirada hasta encontrarme con la de Clarke.
Ella mueve los labios y sólo entiendo:Luego. Asiento con la cabeza. Abrazo a Jack, su abrazo es tan fuerte que siento que cualquier día va a partirme en dos.
Cada día era más parecido a Clarke. Y agradecía cada día de mi vida tenerlo ahí y sobre todo por haber ser el quien sea el guarda personal de Kim.

- Niños me disculpan un momento, tengo que hablar con su madre a solas. - Clarke rueda los ojos sonriendo. Me acerco a ella para tomarla de la mano y dirigirla a la habitación.

- Sabes que ya no somos más niños y sabemos lo que hacen ahí dentro, verdad?- me dice mi hija sonriendo.

- Lo mismo que quieres hacer tu con...

- Mama!!- me grita indignada. Empiezo a reír y ella me sigue.- esta bien vayan hablar.

Seguí mi camino a nuestra habitación.

- Lexa....- apenas cierro la puerta me abalanzó sobre ella. La coloco entre la puerta y mi cuerpo

- Te he extraño tanto- le beso duro, necesito de ella, me corresponde el beso, ella me necesita.
Bajo la velocidad del beso pero no la intensidad.
Nuestras lenguas se encuentran, logró recorrer cada milímetro de su boca. Aprieto más mi cuerpo sobre el de Clarke.
Mis manos se posan en su cola y hago que se eleve y enriede sus piernas en mi cintura.

- Aun tienes fuerza para esto comandante- me susurra en mi oído. Ella sabe como encenderse más.

- Oh, no sabes cuanto- mi respuesta fue una sonora nalgada. Clarke time involuntariamente.

Tomó de nuevo su boca, me muevo lento haciendo frision en su sensibilidad. Ansiaba el olor de su piel en mi. Sentia su calor.
Agradecía que Clarke elegiese un vestido para esta ocasión.
Bajo mi mano sientiendo su humedad.

- Estas tan mojada Clarke- le susurro, mordiendole el lóbulo de la oreja, su respuesta fue un gemido y su respuesta fue mi perdición.
Sin avisarle la penetre de un golpe. Ella arquea su cuerpo hacia tras dejándome paso libre a su cuello que ataque sin piedad.
Mis dedos entraban y salían a gran velocidad, Clarke movía su cintura compaginando sus movimientos con Mis dedos.
La sentía próxima al orgasmo, aproveche ese instante de sacar mis dedos para agregar un tercer dedo y volverla a penetrar de un golpe.
El grito de Clarke hizo eco en toda la habitación.
Como amaba tenerla así. Ella me besa para calmar sus gritos. Roso lentamente con mi dedo su duro e hinchado clítoris. Y esta vez no hay beso que callen sus gemidos, vuelve a dejarme a mi disposición su cuello, lo muerdo, lo beso.
Quiere.besarme pero no puede

- Vamos bebe, quiero oirte gritar- apenas dicho estas palabras Clarke empieza a convulsionar largando un sonoro gemido acompañado de mi nombre.

Se desploma en mi cuerpo..La abrazo y la llevo hasta la cama.
La desnudó completamente.

- Que haces?- apenas puede articular palabra.

- Tengo sed.- le respondo antes de lanzarme a sus entre pierna.

- Lexa!- trataba de no gritar, me gustará que tratará.
Lami cada pliego cada labio, quería secar cada parte de ella pero ella me complicaba la tarea al mojarse vas vez más.
Clarke puso sus piernas alrededor de mi cuello y empujaba mi cabeza más hacia dentro.
Lami su clítoris muy lento, la escucho gemir entrecortada.
Tiró suavemente de el con mis diente mientras pasó la punta de mi lengua en círculos.
Clarke se queda quieta sin respiración, repito la acción una y otra vez, trata de no correrse y a un no sabe que esta por perder.
Subciono y lamo su clítoris con fuerza, mi lengua traza círculos cada vez más rápido sobre el.
Siento que tira de mi pelo con mucha fuerza, eleva su cadera y escucho el gemido más hermoso de todos los tiempos.

De a poco va soltando su agarre, voy dejando besos en sus muslos y subiendo muy despacio, disfrutó de cada centimetro de su piel.
Al llegar a sus labios, me entregó totalmente a ellos.
Apenas me respondía, estaba muy agitada, acáricie su mejilla.

- Te extrañe tanto amor- le dije tratando de no llorar.-Te amo.

- No más que yo amor.- me rodea con sus brazos y me.Acuna contra su pecho.-te amo tanto Lex. Pero por favor no me.des más sustos así sAbes que no soportaría perderte, casi lo hago una vez y sentí morirme en vida.

- Prometo no hacerlo más. Pero me tendrás que ayudar mañana

- A que amor?- Clarke se pone de costado para mirarme

- A buscar entre el Consejo quien trató de matarme.

********** 13 años antes**********

Sentía una oscuridad dentro de mi jalandome hasta lo más profundo de mi ser.
Estaba paralizada, todo oscuro. Todas mis esperanzas estaban muriendo. En mi mente sólo estaban Kim, Jack y Clarke. Mis pilares en esta vida.
No se el tiempo que llevaba ahí dentro pero de a poco la oscuridad se iba adueñandose de mi me estaba por entregar hasta que escucho muy a lo lejos una voz.

- Vuelve a mi, te amo.

Ahí supe su mi ángel nunca me iba abandonar siempre iba a regresar a ella este donde este....

Un Corazón En Espera¡Lee esta historia GRATIS!