Jeff the Killer "La maldición"

Comenzar desde el principio

Jeff desapareció entre unos arbustos y se dirigía al encuentro con Keith, esta vez estaba realmente emocionado, se encontraría con el responsable de su rostro "perfecto". Minutos mas tardes el oficial Irons junto a su compañero kennet encontraron el cuerpo del vagabundo y estupefactos vieron el mensaje en el suelo, - Jefe, esto es algo diferente, mire en el suelo - Irons no pudo evitar taparse al boca al ver el cuerpo del vagabundo, y al leer el mensaje dijo - Al cementerio en este momento-. En el cementerio reinaba el silencio y a lo lejos se podía ver la silueta de una persona caminando con mucha calma, era Jeff, movía su cuchillo de un lado hacia otro, claramente sentía mucha felicidad, de pronto Jeff vio luz en una cripta y decidió ingresar, tal vez guiado por su curiosidad insana o porque sabia que en el interior encontraría lo que buscaba, Jeff ingreso y no pudo evitar notar que lo único que había en el interior era un espejo, un espejo muy grande rodeado de velas negras y blancas, jeff camino en dirección al espejo y se observo un momento, permaneció en silencio y dijo - Es perfecto...- de pronto escucho una voz familiar - Jeff eres muy malo... Jeff porque mataste a tu familia?- En ese instante Jeff miro en el reflejo y ahí estaba el... - Keith... por fin nos encontramos, te gusta mi rostro? esto fue gracias a ti, prometo que cuando te envié a dormir sera de la manera mas lenta posible- Keith sonrió y dijo - Pareces muy seguro de que me enviaras a dormir, recuerda que yo te envié a dormir primero, nunca debiste despertar Jeff- en ese instante la puerta se cerro bruscamente y un silencio incomodo invadió el lugar. Jeff comenzó a reír como un psicopata y avanzo hacia Keith, en ese mismo momento Keith lo tomo de los brazos y lo arrojo al suelo, Jeff se levanto con furia e intento apuñalarlo, movía su cuchillo para todos lados, su rapidez era impresionante, pero aun así Keith evadía todos sus ataques, - Vamos Jeff eso es todo lo que tienes? - Jeff parecía no cansarse, como sea intentaba apuñalarlo, era uno de los momentos que mas había anhelado y no pensaba rendirse - vamos pequeño Punk, ve a dormir con tus amigos, ellos te esperan para jalarsela entre los tres - decía Jeff mientras lanzaba una risa maliciosa. En ese instante Keith tomo su cuchillo y apuñalo a Jeff en el pecho, sus ojos se empañaron de sangre y Keith dijo - Ahora ve a dormir-... Mientras tanto en la entrada del cementerio, el oficial Irons con su compañero Kennet estaban ingresando, ambos tenían sus armas y observaban el lugar sin pestañar, a lo lejos se podía ver una tenue luz en la cripta y sin dudarlo avanzaron. Kennet miro por una pequeña ventana y en el interior había un cuerpo, ambos oficiales interrumpieron en el sitio y vieron un camino de velas hacia un altar. no podían creer lo que sus ojos veían, Era Jeff, Jeff el asesino estaba aparentemente muerto frente a ellos, Irons decidió sacar su radio para pedir refuerzos y en ese preciso instante noto que un joven estaba parado detrás de ellos, no pudo evitar dejar caer su radio, Kennet tomo su arma apuntando a la entrada y Irons hizo lo mismo seguido de un grito - No te muevas, levanta las manos y no hagas nada estúpido niño - Keith sonrió y levanto las manos, Irons avanzo hacia el y cuando se disponía a esposarlo Keith lo apuñalo con una rapidez nunca antes vista, Kennet disparo, pero no pudo hacer nada, Irons estaba cayendo al suelo y sin que el se diera cuenta Keith había desaparecido, Kennet estaba temblando, se acerco al cuerpo de su compañero y se dio cuenta que estaba muerto, tomo su radio y en ese momento Keith apareció detrás de el apuñalandolo en su cabeza, la situación se había vuelto un infierno, Los dos oficiales estaba muertos en el suelo, no tuvieron oportunidad contra keit, el ya no era un simple niño, era una maquina asesina controlado por una fuerza superior. Keith se giro y se dio cuenta de algo.. Jeff no estaba en el altar. El susurro-... Maldición, donde esta ese deforme? keit se acerco hacia el altar y observo el espejo el cual se rompió en mil pedazos, Jeff dio un salto y comenzó a apuñalarlo, Keith trataba de evitarlo pero ya había sido apuñalado de gravedad, aun así Keith lo golpeo y le dijo - Jeff debes volver a dormir, sera mejor para ti! - Jeff reía diciéndole que el nunca podría dormir- ambos intentaban apuñalarse el uno al otro, pero parecía que Jeff ganaría, en ese instante cuando estaba a punto de dar el Golpe final tres oficiales golpearon la puerta y gritaron - ¡quietos! levanten sus manos - ambos tenían sus armas apuntando a los dos asesinos, Jeff reía y se arrojo por la ventana, pero Keith no pudo evitar ser reducido por los oficiales, en ese momento lo esposaron y otros dos oficiales perseguían a Jeff quien se alejaba entre las tumbas y la neblina repitiendo sin parar - ve a dormir, ve a dormir, ve a dormir...-

Un año despues.... 

En una habitación oscura un joven permanece sentado en el suelo, parece que perdió toda esperanza, Keith estaba encerrado en una clínica psiquiátrica, el gritaba con furia - me prometiste poder,venganza... no has cumplido con nada, yo te lo di y lo regresaste - Keith no tenia respuesta - Responde maldito! porque me traicionaste! - de repente tuvo una respuesta, - Pequeño punk realmente creías que el te daría poder?-. Para su asombro no era la respuesta que esperaba, mucho menos de quien lo esperaba - Jeff lo estaba observando desde la ventanilla de la puerta con su gran sonrisa, la puerta comenzó a abrirse y Jeff ingresaba, Keith le grito - Maldito bastardo, nunca me enviaras a dormir, Nunca! - Jeff sonrió con fuerza y le dijo - Keith ahora soy invencible, gracias por tu ayuda, te debo mucho, si lo piensas pudimos haber sido grandes amigos, porque crees que el quería mi alma Keith?, porque crees que desperté?, soy una maquina asesina y el necesita sangre, mucha sangre para despertar, El me observaba desde hace mucho tiempo -. Keith comenzó a temblar y lo comprendió, desde un principio la misteriosa voz que le prometió poder, solo queria a Jeff, nada mas que a el, sintiéndose frustrado el corrió en dirección a la puerta pero recibió una apuñalada en el pecho, Jeff lo miro y de su bolsillo saco una botella de Legia la cual arrojo en todo el cuerpo de Keith- Ahora te volveré perfecto - dijo Jeff. tomo un encendedor y lo hizo arder, Keith comenzó a gritar de una manera desgarradora, salio de la habitación corriendo prendiendo fuego todo a su alrededor, en esos instantes Jeff se iba alejando por el pasillo mientras todo ardía. Los pacientes y el personal de la clínica corrían por los pasillos y Keith gritaba hasta que callo frente a una habitación. Keith estaba muriendo, su vida estaba por llegar a su fin, aun así, ya no sentía dolor, estaba aceptando su destino y en el ultimo segundo Keith suspiro...

EL VIENE.

Jeff the Killer "La maldición" ¡Lee esta historia GRATIS!