Capítulo 6~Grandes sueños~

1.1K 197 22

**********************COMENTEN Y ESTRELLITA PARA SABER QUE LEEN*********

—Lo que tú digas. Pero el idiota que tienes como máximo anhelo, no siente nada por ti--- Arquea las cejas. Me empequeñezco. Increíblemente, es verdad.

Entreabro la boca para defenderme pero esta se me seca. Me quedo muda. "No tiene por qué ser tan grosero"

Increíblemente, tengo en claro que es cierto. ¿Por qué debería gustarle yo teniendo a una chica tan preciosa como Ammy?

-Eh. Dan—Me llama la voz que tengo ya grabado en mi corazón. Me giro inmediatamente, hallándome con Jimin. Él tiene el ceño fruncido y lleno de preocupación— ¿Estas bien? ¿Qué te hizo ese tonto? ¿Intento propasarse?— "Es sorprende, cómo un tonto, le puede llamar a otro tonto" valga la redundancia.

Niego con la cabeza tragándome el nudo que se ha ido formando en mi garganta—

-No. Es solo que me duele la cabeza—Me excuso y fuerzo una sonrisa. El me devuelve el gesto y yo me veo perdida en aquellos preciosos ojos oscuros y profundos. Me encanta cuando sonríe. Sus ojos suelen tirar a los costados, y su boca se curva en un gesto de picardía.

Ni siquiera soy capaz de detener a mi corazón que empieza a latir con tanta fuerza por él. "Me gusta demasiado"

-¿De verdad?—Jimin menea las cejas—Pues vamos—Me sujeta del brazo. Su tacto me eriza la piel. Estoy jadeando—

-¿A dónde?—Cuestiono—

-A saltarnos las clases—Me guiña—Si te duele la cabeza. Ingresar a clases, es la peor manera de quitártelo—Empieza llevarme del brazo. No puedo evitar que mi corazón palpite tanto, latiendo en mis orejas. Creo que me estoy quedando sin aire. "Es la primera vez que estaré a solas con él desde que regresó"

Caminamos a lo largo de pasillo con rapidez para que nadie nos descubra, llegando a la zona posterior del pabellón "E" Casi nadie suele pasar por allí, por lo que es bastante tranquilo. Llegamos hasta el césped y nos dejamos caer boca arriba. "Jimin parece relajado, pero yo, estoy tratando de recordar cómo se respira"

Inhala. Exhala... inhala... exhala. "No, tonta. No contengas el aire" te vas a asfixiar—

-¿Nos dormiremos aquí hasta que las clases culminen?—cuestiono y el gruñe. Ya tiene los ojos cerrados, pero repentinamente los abre---

-Ayer...-- Esa palabra despierta un dolor en mi pecho. Sé lo que me va a preguntar— Ayer besé a tu hermana—Voltea la cabeza para mirarme—Creo que estoy un poco confundido... no lo entiendo—Murmura—Dan... ¿Alguna vez te he besado?—Susurra. Lo ha dicho sin rodeos.

Trago saliva. ¿Qué si alguna vez me ha besado?... "Yo hubiese preferido violarte, pero qué más da"

-No. Claro que no—Rio—Los amigos no se besan. ¿Qué cosas dices?—

Jimin suelta un enorme suspiro que parece haber estado conteniendo. Y cuando lo hace, mi corazoncito se oprime cada vez más—

-Qué alivio—Pronuncia—Creí por un momento que hace años me había confundido. Tu hermana parece haber olvidado el beso que nos dimos. Estaba realmente aterrado—

Oprimo los parpados tragando saliva. "Ni se te ocurra llorar"

-¿Te gusta muchísimo, Amy?—

-Me encanta—Confiesa—Me gusta demasiado. Estoy enamorado de tu hermana...-- Murmura—Siempre lo he estado... es y será mi único amor.

Mi labio inferior tiembla. No puedo creer que estemos hablando de esto—

-¿Y por qué te gusta tanto?—Cuestiono forzando mi voz—

-¿Por qué?—exclama él, ofendido-- ¿Cómo que por qué? ¿Es que no has visto lo preciosa que es? Su piel es blanca y tan liza. Su cabello cae por sus hombros y su nuca. Anhelo besar sus hombros cuando los veo desnudos. Su boquita de fresa y esos ojos enormes que me observan. Su pequeña nariz y sus largas y perfectas piernas. Sus delicadas manos tan suaves—Jimin cierra los ojos. Aparece quedarse sin aire—No tienes idea de cuando anhelo que me acaricie el rostro con esas manos mientras la beso. Tenerla apretada contra mí definiendo sus curvas. Pasar mis dedos por su sedoso cabello. Oh mierda... como la deseo...--

Me he perdido en mis pensamientos. Mientras él lo describe yo me lo he imaginado todo. Creo que jamás he experimentado tanto dolor en mi pecho. "Es eso por qué no le gusto. Él prefiere las chicas delgadas, delicadas y muy guapas" No como yo que ni siquiera me preocupo por mi imagen.

Trago saliva nuevamente. Quiero llorar...

Una lagrimas rueda por mi mejilla así que rápidamente me levanto de golpe.

-Ya regreso. Iré a los servicios—Le anuncio; y sin escuchar respuesta, me marcho corriendo—

Efectivamente me dirijo a los servicios higiénicos. No estoy poniendo atención a nadie, solo a que mis ojos se han llenado de lágrimas. Ingreso al servicio de damas y para mi suerte, no hay nadie más.

"Es injusto. Muy injusto" mientras que yo anhelo que me quieras, tu no dejas de pensar en alguien que ni siquiera le interesas.

-¿Dan?—La voz de JungKook me sobresalta. Es él, que acaba de ingresar a los servicios. Llevo las manos a mis mejillas y seco mis lágrimas. ¿Por qué ingresa al baño de damas? ¿Se está tomando muy enserio esto de su lado gay?—

-¿Qué haces aquí?—Le reclamo-- ¿Es que no sabes leer? Este es el servicio para damas—

-Si—JungKook hace un gesto con la mano—Pero debes en cuando me gusta cambiar de bando—Me guiña un ojo mientras avanza hasta estar enfrente de mí—

No puedo sonreír. Aun quiero llorar—

-¿Estas llorando?—

-No-Niego—Solo produzco agua natural para lavar mi rostro—JungKook ríe ante mi intento de broma—

-Si deseas lo puedo lavar a besos—Bromea—

Frunzo el rostro y me hallo a punto de gritarle, pero me quedo en silencio. Una pregunta se formula en mis labios—

-¿Te parezco atractiva?—Le pregunto tragándome mi orgullo. Me muerdo la lengua. Tonta ¿Por qué le has preguntado eso? Se va a burlar de ti—

JungKook ha levantado las cejas y no puede quitar esa tonta sonrisa de sus labios.

Se acerca aún más y baja las manos hasta mi barbilla, obligándome a mirarlo al rostro. No me opongo. Parece estudiarme. Estoy nerviosa, pero no al punto en que Jimin provoca en mí.

-Eres preciosa—Susurra en una sonrisa. Un golpecito en mi pecho provoca que mis mejillas se sonrojen. "No puedo evitar pensar en cuanto anhelaría que Jimin me dijera eso"

-Solo intentas burlarte de mí—Lo acuso frunciendo el rostro-- ¿No es así?—

El ladea la cabeza y pronto ya siento su aliento sobre mi boca. Es inquietante... "Ni siquiera sé por qué estoy mirando sus perfectos labios"

-Solo digo lo que a cualquier chica le gustaría oír—Murmura e inclina el rostro presionando sus labios en la comisura de los míos. Me quedo inmóvil—Y también hago lo que a cualquier chica le gustaría recibir—Susurra. No puedo dejar de temblar.

ink vi���i�Ae

MANUAL PARA UNA DAMA¡Lee esta historia GRATIS!