Capítulo 28.

1.6K 108 3

Pov. Sakura.

Luego de dar a luz a las gemelas era la mujer mas feliz de la vida, Sasuke estaba eufórico, su emoción era contagiosa. Nuestras hijas eran las niñas bellas que nunca había visto. Aunque eran muy parecidas en rasgos físicos cada una tenía una personalidad. La verdad es que Sarada Uchiha mi hija mayor por unos minutos era la viva copia de Sasuke como Sasure Uchiha mi hija menor solo por dos minutos para ser exactos, era muy parecida a mi.

Sasuke y yo aun no estábamos relativamente juntos aun que de vez en cuando me besaba y dormíamos juntos en la misma cama. El no me había preguntado si estábamos reconciliados por eso tome su silencio como un no. Al darnos de alta Sasuke nos llevó al departamento pero cual fue nuestra sorpresa al encontrarnos en la sala de estar a la mujer que más desprecio en el mundo. Karin Uzumaki estaba sentada en mi sofá con las piernas cruzadas sobre la rodilla mirando mis álbumes de fotos con una mirada no sabría como describirla pero la mejor palabra para eso sería dolor.
-Familia- balbuceo.
-¿Karin, que demonios haces aquí?- el tono de Sasuke era terrorífico.
-Ya le conteste a tu amante que nos casamos en una semana- eso me cayo como un balde de agua fría. El no me había dicho nada sobre eso.
-Largate de esta casa, tu y yo hablaremos después- aseguró con irritación.
-Sabes que aunque estés con ella no puedes cancelar la boda. Yo seré la oficial y ella siempre será la otra- el tono de burla en su voz me hacía querer darle un par de cachetadas para que aprendiera a respetar-También sabes perfectamente que si no te casas conmigo tu padre la matará a ella y a esas horribles niñas- apreté a Sarada en mis brazos en manera de protección.
-He dicho que te vayas o te juro que se olvidaré que eres mujer y te sacare a patadas- gruñó. Ella se levantó del sofá y camino hacia nosotros esa mujer era bellísima, su cuerpo lucia un vestido de seda negro y su cabello rojo despampanante.
-Prepárate Sakura porque Sasuke será solo mio- su sonrisa sádica me erizo los vellos del cuerpo. Salió y nos dejó solos en la sala. Con decisión camine había el dormitorio que era de las niñas y coloque a Sarada en su cuna color roja ya que esta dormía como un ángel. Al voltearme Sasuke esta en la entrada del dormitorio con Sasure, se la quite y la acosté en su cuna rosada. Bese sus frente y salí de hay. Las grandes zancadas del padre de mis hijas detrás de mí me enfurecía más.

-Sakura te lo iba a decir...
-Ahorrate tus excusas banales no me importa. Te casaras en siete días y eso es todo.
-Cariño- intento tocarme pero yo sabía que al primer contacto de su piel con la mía todo se iría a la mierda y yo caería a sus pies.
-Ni se te ocurra tocarme Uchiha - le expecte en la cara- tranquilo siempre serás el padre de las gemelas y podrás verlas siempre que quieras después que te cases.
-No tuve opción, tu y ellas son mi vida, Si algo les pasara sería mi fin. Mi padre contacto conmigo hace unas semanas dijo que si no me casaba con ella tu y las niñas serían su objetivo. No puedo permitir eso- el tomo aire y suspiro- Sakura yo te amo quiero que siempre lo sepas. Aunque me case con esa mujer no siento nada por ella solo rencor por apartarme de ustedes. Mi padre no está jugando mato a uno de mis hombres intentado colarse cuando dabas a luz.
-¿Por que no me lo dijiste antes?
-Tengo miedo. Pánico. Papá esta loco de atar su ambición va muy lejos. El y el padre de Karin, Orochimaru. Solo buscan dinero. Yo soy su objetivo y saben que haciéndoles daño a usted me tienen a mi- junto sus labios con los míos en una lucha frenética de lenguas. La ferocidad del beso me lastimaba los labios pero era tan embriagador que no podía separarme de el. Mordió mi labio inferior y chupo el superior haciendo gemir. Sentí su cuerpo estremecerse al escuchar ese sonido erótico de mis labios. Me alzó en brazos y enrolle mis piernas alrededor de sus caderas. El camino hacia el sofá que minutos antes lo ocupaba Karin y me beso como nunca, cuando el oxígeno hacia falta me soltó los labios lentamente respirando agitado- ella nunca me dará besos como estos, nunca pondrá mi corazón como una bomba de esta manera - cogio mi mano y la puso en su pecho. No era necesario sentirlo podía escucharlo desde mi posición, esta totalmente agitado - nunca hará que la ame como te amo, nunca, jamás me dará dos hijas preciosas. Nena graba en esa cabeza tuya que mi corazón solo tiene espacio para ti, Sarada y Sasure. Si para salvarlas a ustedes tengo que sacrificar mi felicidad lo haré sin dudar. Me casaré con ella pero tu eres quien realmente me tiene- lágrimas bañaban mis mejillas.
-Te amo Sasuke-kun, no puedo soportar que te cases con ella. No lo acepto- susurre muy rápido.
-Lo se, pero tienes que entender que la vida de ustedes es más importante. Haré todo lo que pueda para remediar esto.

Tenía 2 días sin ver a Sasuke-kun, y hoy se casaría con esa mujer. Yo estaba devastada pero no podía ocuparme de mi dolor ya que Sasure tenia mucha fiebre y Sarada no paraba de llorar. Mis hijas son primero. Trate por todos los medios bajar la temperatura y no pude me estaba asustando ya que estaban muy pequeñas para fiebre de 40°. Cogi metí a las bebés en un coche y me fui directo a la clínica. Al llegar la doctora Shizune examinó a Sarada y no tenia nada pero me explico que como tenía una conexión muy fuerte con Sasure se sentía mal. Luego de un rato se canso de llorar y se durmió. Al examinar a Sasure su cara era un poema y eso me revolvió el estómago.
-Tenemos que hacerle unas pruebas de sangre para saber que tiene- explicó brevemente.

Luego de dos horas bien largas ya la doctora tenia los exámenes.
-La bebé tiene un virus muy raro a eso se debe su fiebre tan alta. Y esto esta prohibiendo que respire con normalidad haciendo que le duela su pecho y sienta opresión en los pulmones. Debido a que solo tiene siete días de nacida para combatir ese virus necesita un traspaso de sangre limpia. De su mismo tipo- ¡mi bebé! Sentí un cúmulo de sensaciones en mi pecho- le haremos un examen a usted para asegurarnos si podemos usar su sangre. ¿De acuerdo? - asentí. Me sacaron la sangre asimismo espere por el resultado y por desgracia no era compatible con la bebé pero la doctora me dijo que tal vez si padre y ella compartan el mismo tipo de sangre. Pero Sasuke estaba ocupado en su boda. Pero más importante era nuestra hija. Marque su numero de celular.

Un repique...
Dos repique...

-Sakura- casi le cuelgo por el susto que me dio.
-Sasuke-kun...
-¿Qué pasó?- susurraba como si no estuviera solo.
-Sabes que no te llamaría si no fuera por algo importante. Estoy en la clínica Sasure esta muy mal-Escuche que hablaba con alguien y reconocí la otra voz estaba con Karin, ella grito algo como que "No puedes dejarme en el altar plantada" Dios estaban en plena boda- Sasuke-kun.
-Salgo para allá.

Minutos más tarde apareció el hombre de mi vida con un traje blanco tipo pingüino ceñido al cuerpo, cada músculo de su flamante figura resaltaba. Estaba tan bello que me corto la respiración. Venía acompañado de Naruto, Hinata y los bebés.
-¿Dime que están bien?- tenia susto en sus ojos negro que de vez en cuando parecían azules. Le explique todo referente a las gemelas.

-Me haré los exámenes- dijo con determinación- nuestra hija estará bien nena. Lo prometo- beso mi frente luego miro a Sarada que permanecía en el coche moviendo sus manitas para llamar su atención- Tu hermana estará contigo en unos momentos hija- beso su frente y desapareció junto a la enfermera.












Hola amigos, espero estén bien. Esta historia llegará a su final muy pronto. Ojala les guste. Me estoy esforzando por llenar todas sus expectativas.
Los amo.
Besos.
Voten y comenten.
Atte: AlbanysPaola. 😍💜

Romance Prohibido (sasusaku)¡Lee esta historia GRATIS!