Capitulo 169 Quiero que seas mia de nuevo Danna

Comenzar desde el principio

-"Ni lo menciones, esa fue la peor parte de todo eso" dije recordando mi castigo -"Por suerte yo tuve suerte y mis papás no se enteraron sino me hubiera ido tan mal como a ti" dijo riendo.

-"¿Hace cuanto que no nos veíamos eh?" pregunté -"¿Siete años cuando mucho?" preguntó el con su ceño fruncido.

-"¿Aún estabas tú aquí cuando Tommi nació?" pregunté -"Creo que sí, tendría como 8 meses o algo así, lo único que recuerdo es que aun no podía caminar".

-"Entonces creo que tendría menos porque Tommi pronto cumplirá 7 años" dije -"Oh pues la verdad es que ya teníamos mucho de no vernos" dijo.

-"Ajah, ahora cuéntame ¿Por qué nunca te volviste a comunicar conmigo?" pregunté pues desde que se había ido nunca más volví a saber de él.

NARRA DANNA:

-"¿Otra vez Justin?" pregunté con mis manos en mi cintura y una sonrisa en mi rostro al ver a mi bebé ahí con la pacha en su manita.

-"Comiste hace 2 horas ¿Y ahora quieres leche?" pregunté tomando la pacha de su manita mientras reía.

-"Eres tan bello baby" dije repartiendo besos por todo su rostro mientras mi bebé reía -"Sin duda eres el bebé más bello de todo el mundo".

-"Es tan bello como su mamá" dijo la voz de Justin mientras sus brazos me abrazaban por la espalda.

-"¿Qué haces aquí? ¿Y por qué no tocas la puerta antes de entrar?" pregunté con mi ceño fruncido separándome de él.

-"No tengo por qué tocar la puerta, total es mi habitación también" dijo el sin importancia provocando que yo riera.

-"¿Tu habitación?" pregunté y el asintió -"¿Y quien dice que esta es tu habitación?" pregunté con mi ceño fruncido.

-"¿Aquí duermes tu y mi hijo no?" preguntó -"Si, pero eso no significa que sea tu habitación también, es la habitación de mi hijo y mía".

-"Si pero como tú y mi hijo son míos, esta habitación también lo es" dijo acercándose más a mi -"Estas tonto, mejor quítate, iré por la leche del bebé" dije pasando por su lado y saliendo de la habitación.

NARRA JUSTIN:

Yo sonreí al sentirla pasar a mi lado mientras escuchaba como cerraba la puerta al salir -"Bueno campeón, nos quedamos sólo tú y yo" dije mientras me sentaba en la cama donde él estaba sentado con su biberón.

-"¿Sientes calor campeón? Yo también" dije mientras me quitaba mi camiseta y la dejaba ahí en la cama.

-"Ven aquí" dije tomándolo en mis brazos -"¿Sabías que eres mi vida mi amor?" pregunté al bebé quien sonreía.

-"Tu eres lo mejor que tengo" dije dejando un beso en su mejilla -"Y dime, ¿Cuánto me quieres tu a mi?" pregunté.

El bebé puso cada una de sus manitas en cada una de mis mejillas mientras sonreía -"Wow campeón, si que te pareces mucho a mi" murmuré besando su frentesita.

Su cabello era igual al mío y sus ojos también -"Eres la viva imagen de tu papá campeón" dije besando su rostro mientras el bebé sólo reía.

-"¿Por qué te quitaste la camisa?" preguntó Danna parada desde la puerta -"Hace calor" respondí alzando mis hombros.

-"Esa no es excusa" dijo entrando y cerrando la puerta -"Estoy en mi habitación y puedo hacer lo que yo quiera" dije extendiendo mi mano para que me diera la pacha.

-"Ten pequeño" dije poniendo el biberón de la pacha en la pequeña boca del bebé y este con gusto comenzó a beber de su leche.

-"Te agradecería que la próxima vez que vengas toques antes de entrar porque esta no es tu habitación" murmuró mientras se daba la vuelta y caminaba hacia su closet.

Con cuidado dejé al bebé en la cama pues él solito bebía de su pacha sin necesidad que alguien lo ayudara.

Eso me demostraba que el ya ha crecido bastante y no es el mismo bebé de hace un par de meses atrás.

Caminé hasta donde estaba Danna y le abracé por la cintura como siempre suelo hacerlo -"Que maldita maña la tuya Justin" dijo quejándose mientras intentaba separarse.

-"Hey hey hey, no te muevas tanto chiquita o tu misma provocarás que mi amigo allá abajo se despierte" dije esbozando una sonrisa.

-"Quítate o te juro que te golpeo los huevos como lo hice la otra vez" dijo tratando de zafarse, le dí la vuelta para que quedara frente a mí y la apreté de nuevo contra mi cuerpo.

-"¿Por qué no mejor me acaricias los huevos con esa rica boquita que tienes?" dije de forma muy pícara.

-"En tus sueños" dijo riendo con mucho sarcasmo -"¿No quieres?" pregunté y ella no respondió nada.

-"Haber si esto no te convence" dije atrayéndola contra mi rostro y dejando un besos súper rico en sus labios.

Comencé a besarla mientras mordía sus labios, Danna intentó resistirse pero al final terminó cediendo, sabía que no podía resistirse.

Desabroché mi pantalón tratando que ella no se diera cuenta pues estaba muy embelesada besando mis labios.

Tomé su mano y de un sólo envión la llevé hasta mi miembro -"¿No extrañas esto nena?" pregunté mientras apretaba su mano contra mi miembro el cual comenzaba a crecer.

Ella intentó sacar la mano pero no se lo permití -"Quiero que seas mía de nuevo Danna" susurré mientras volvía a besar sus labios.

THE COLDEST¡Lee esta historia GRATIS!