Capítulo 1

9.1K 731 141

Hola, vuelvo con otros de mis fics

Este pertenece a ofshoyos, yo sólo hice la traducción al español~ espero y les guste!
-.-.-.-.-.-.-.-.-

Hinata se sentía bastante desanimado.

Últimamente comenzó a notar lo distante que estaba Kageyama con todo el equipo pero sobre todo con él.

Y cada vez que trataba de enfrentarse a Kageyama, este se escapaba antes de que tuviera la oportunidad de decir algo.

Y esto le enfurecía, mucho.

Así, poco a poco, dejaron de hablarse como antes, a tal punto de que Kageyama pasaba al lado suyo sin dirigirle palabra.

Silencio.

Hasta ahora, eso era lo único que "escuchaba" de él.

En las prácticas, notó que Kageyama dudó al momento de levantarle el balón, porque a pesar de utilizar toda su energía en ese salto, su mano nunca logró golpear el balón.

Eso lo dejó con un sabor amargo en la boca. En el momento en que aterrizó y se volvió a mirar, sólo pudo ver como el balón iba dirigido hacia a otra persona.

No se alteró, porque después de todo el era la carnada. Aunque... Al terminar la práctica, no le había pasado el balón ni una sola vez. Era oficial, lo estaba ignorando.

Por lo tanto, era de entender si la carnada se sentía enojada por esto.

Intentó convencer a Kageyama en hacer las cosas habituales que siempre hacían; trató de comer con él, practicar con él, lo desafió a una carrera, compartió bollos de carne con él, y ahora iban camino a sus hogares juntos.

Sin embargo, seguía sin emitir palabra alguna con Hinata. Kageyama simplemente caminaba más adelante, y al ver esto, se sintió como si le hubieran tirado un balde de agua fría.

No le importó, Hinata mantenía la cabeza en alto, tal vez Kageyama podría estar teniendo un mal día, y se aseguró a sí mismo de que todo volvería a la normalidad al día siguiente.

Pero ese día pasó volando, y nada volvió a la normalidad, ni al día siguiente. O el siguiente. Y el siguiente.

-"¡Kageyama!"- Hinata lo llamó un día-"¡Carrera hasta el gimnasio!"-
Y sin esperar la respuesta del otro, se adelantó, corriendo a un ritmo rápido, como hacían siempre. Pero cuando miró hacia atrás, vio que Kageyama no corría tras él.

También cambiaron sus otras costumbres:

-"Kageyama,¿Cómo era el texto?"- Preguntó, pero fue completamente ignorado. De nuevo.
...
-"Kageyama! ¡Vamos a almorzar juntos!"- Dijo, pero lo empujó. Otra vez.
...
-"¡Kageyama, levantala para mi!"- Al final, sus gritos fueron ignorados. De nuevo.
...
-"¡Kageyama, volvamos a casa juntos!"- Pero Kageyama ya se estaba marchando sin él, mientras veía su espalda alejarse notó como la distancia entre ellos crecía con cada paso que el más alto daba.
De nuevo.

¿Cuánto más esto iba a continuar?

Los días llegaron a la semana, y él se dio cuenta de que esto, de hecho, no era un error.

No era porque había tenido un mal día, o algo así. Lo hacia a propósito. Kageyama lo ignoraba. Y los demás miembros del club al parecer también lo habían notado. La distancia entre ellos tuvo un gran impacto en su entrenamiento, hasta el punto en el que Daichi habló con con Kageyama, aconsejándole que le dé a Hinata al menos un pase.

Kageyama obedeció a la orden, y por primera vez en esa semana, obtuvo lo que quería. Sin embargo, seguía ignorándolo fuera de las prácticas.

¿Todo su esfuerzo para que volviera a hablar con él como antes.. No había servido en nada?

Ese Día¡Lee esta historia GRATIS!