Porfin tranquilidad

1.3K 96 2

Lincon comenzo a contar todo lo que habia sucedido a Clarke.
Tranquila Lexa esta bien, llevava un dia en mi casa despues de salir de aqui, estaba triste, te echaba de menos, decidio llamar a Costia para quedar con ella y zanjar el asunto, Octavia y yo nos negamos rotundamente a que hiciera eso pero por la tarde se escabullo de casa sin que la viesemos, llego a las tres horas hecha una furia, habia hablado con Costia y dijo que la habia prohibido estar con nadie que no fuera ella, Lexa la dejo en el bar donde habian quedado, la dijo que no la queria y que no iva a dejar de disfrutar su vida por ella. Estubimos hablando con ella para intentar tranquilizarla pero sobre las diez de la noche no aguanto mas, dijo que iba a ir a tu casa, a pedirte perdon y que ya os las arreglarias con Costia, y no se como la deje, de verdad que lo siento tanto de haberla dejado irse - lincon comenzo a tensar la mandibula - sali diez minutos despues de casa porque se habia dejado el movil y fui detras de ella para darselo, cuando di un par de pasos vi a Costia pegando a Lexa, la tenia contra el suelo casi incosciente, grite a Octavia y me fui contra Costia, Clarke por favor lo siento, no la tenia que haber dejado salir sola - comenzo a llorar.

Clarke le puso las manos en los hombros - Lincon las has salvado la vida, si no fuese por ti a saber que la habria hecho Costia, pero de ella me encargare yo, no se va a ir de rositas esta vez.

Octavia comenzo a hablar- llamamos a la policia, Costia ya no sera un problema, con lo que la ha hecho a Lexa y que por lo visto tambien pego a su antigua pareja por eso la dejo y volvio a Lexa tienen suficientes pruebas para meterla en la carcel, ademas de que nosotros dos somos testigos y tu madre se ha ofrecido igual para testificar despues del dia de la pelea del hospital.

Clarke se relajo por un segundo, pero aun mo habia visto a Lexa, Costia ya no era problema si, pero necesitaba ver a la morena de ojos verdes como fuera.

Abby salio de la habitacion de Lexa y se dirigio a los tres chicos - esta estable, tiene algunas contusiones, la ha golpeado bastante fuerte pero mañana por la tarde estara en casa, no os asusteis por las heridas estan hinchadas y parecen peor de lo que son, podeis pasar a verla, me a preguntado por ti Clarke.

Octavia y Lincon la miraron y asintieron - pasa a verla, nosotros las tenemos siempre en casa, dala un beso de nuestra parte y llamanos si necesitais algo - los dos sabian perfectamente que las dos chicas necesitaban verse.

Cuando Clarke entro en la habitacion Lexa estaba dormida, tenia algunos cortes en la cara y alguno por el cuerpo. No quiso despertala, se tumbo despacio en la cama al lado de ella, la paso el brazo por la cintura y se acerco a su oido - estoy aqui cariño, no me voy a separar de ti nunca mas.

Al dia siguiente Lexa noto que no podia moverse, algo se lo impedia, sin abrir los ojos supo quien era, ese olor a vainilla la delataba, abrio los ojos y vio a Clarke todo lo pegada que podia a ella, profundamente dormida, y hablando en sueños cosas imposibles de entender.
Derepente una voz llamo su atencion.
Creeme si la intento separar de ti me mordera, la intente obligar a que te dejase un poco de espacio y se durmiese aunque fuera en el sofa y casi me tira por la ventana - dijo Abby acariciando la mejilla de Lexa - me alegro de verte despierta, me asustaste anoche, no puedo permitir que mi hija te pierda.
Yo no me puedo permitir perderla Abby - dijo Lexa mirando a la rubia que segia dormida.

Despiertala, despues te traeran el desayuno, esta misma tarde te podras ir.
Muchas gracias Abby - la sonrio antes de que se fuera.

Rubia - susurro - Clarke - volvio a intentarlo - cariño despierta - la dio un beso en la cabeza.

Clarke se incoporo rapido - Lexa estas bien? Te duele? La cara? Te he dejado dormir? - no cojia aire para hablar y lo solto todo de carrerilla.
Tranquila estoy bien, he dormido muy bien contigo al lado.
Clarke puso su frente en el hombro de la morena y suspiro - que susto me has dado, tienes que dejar de venir a verme de esta forma al hospital - las dos rieron.

Lexa la dio un beso - aun esta en pie lo de irme a tu casa?
Ya tengo la ducha preparada - rio en sus labios para besarla.

Estando juntas eran felices, ya se habian demostrado que no podian estar lejor la una de la otra, se complementaban, y se querian, parecia que se las habia dado una segunda oportunidad y la iban a aprovechar.

CLEXA - La muerte no es el final.¡Lee esta historia GRATIS!