Conseguido

1.4K 106 1

A Lexa solo le faltaban 10 dias para salir del hospital y hoy iba a intentar andar sin nada donde apoyarse.
Clarke iba por el pasillo sonriendo, desde la noche que paso con Lexa no se pudo quitar la sonrisa de la cara y a la morena de ojos verdes de la cabeza.
Durmio mas dias con ella, se pasaban las tardes robandose besos y cada vez que podia Clarke se escapaba de lo que estubiese haciendo para ir a verla.
Entro a la habitacion y Lexa ya estaba sentada en la orilla de la cama esperandola con una gran sonrisa, Clarke queria ver esa sonrisa todos los dias, queria tenerla cerca, y ya llevava unos dias pensando en decirle a la morena que no la importaria que se quedase en su casa permanentemente, se conocian de apenas dos meses pero el tiempo que habian pasado juntas ha sido el mejor en mucho tiempo.
Que tal esta mi chica hoy? - la abrazo por encima de los hombros y la beso despacio, saboreando a la morena, mordiendo su lengua para despues hacer lo mismo con su labio - preparada para andar hoy?
Si estas a mi lado claro que si - la atrajo mas hacia ella y la empezo a besar el cuello para despues darla un beso en el hombro.
Lexa comenzo a incorporarse y se puso de pie, despues de unos segundos de tension se solto de Clarke y comenzo a andar, lo habia conseguido, habia vuelto a andar y todo gracias a esa preciosa chica de ojos azules que la miraba con una sonrisa y los ojos cristalinos apunto de llorar.
Clarke se acerco y la abrazo, se acerco a su oido - te dije que lo conseguirias cariño.

Un golpe en la puerta las interrumpio pero no se separaron, Clarke la cogio por la cintura y con una mirada de complicidad a Lexa la cual asintio en forma de afirmacion, dio permiso para que entrara a la habitacion quien hubiese llamado.

No se porque pero no me sorprende encontrarte aqui - dijo Abby mientras que entraba y se reia - bueno Lexa que tal? Me dijo Clarke que hoy intentarias andar.
Lexa comenzo a andar sola, la costaba un poco mantaner el equilibrio pero andaba y se la veia segura.
Vaya! Sin duda eres un chica fuerte - la abrazo inesperadamente a lo que Lexa respondia abrandola tambien - me alegro que al fin estes recuperada.
Bueno su hija tiene gran parte de culpa, ha sido muy pesada con que no me saltase ninguna sesion - las dos comenzaron a reirse y miraron a Clarke.
Abby iba a salir de la habitacion pero se dirigio a su hija, le metio algo en el bolsillo - teneis hasta las ocho que vengan a comprobar como esta Lexa, disfrutar, os lo mereceis - se fue sonriendo por ultima vez a Lexa.

CLEXA - La muerte no es el final.¡Lee esta historia GRATIS!