CAPÍTULO 2~Accidente~

1.3K 178 16

Cierro los ojos con fuerza sin poder pensar más que en otra cosa que el dolor que corre por mi hermoso traserito.

Muerdo mi labio inferior y aprieto los labios, para luego abrir los parpados, lista para golpear al idiota que me ha tirado... "Al suelo" "Me ha tirado al suelo. Sin embargo, es muy tarde.

El muy idiota se ha levantado y sonríe de oreja a oreja recogiendo su Skater—

-¡Lo siento!—Grita y emprende nuevamente su rumbo. Abro los ojos de par en par—

-¿Lo siento? ¡Cerebro de pollo regresa aquí!—Grito e intento sujetar algo para lanzárselo encima. Distingo el nuevo móvil de Taehyung y lo tomo sin pensar. Extiendo la mano y se lo lanzo. Él lo esquiva y echa una carcajada mientras escucho el grito penante de Taehyung.

-¡No!—Corre tras su móvil-- ¡Dan, era nuevo!---

Aprieto los puños y observo al cerebro de pollo que va campante. Es de contextura firme, tiene una espalda ligeramente amplia, su cabello es negro y posee un trasero "divino".

Me grabo con claridad su figura. "La próxima vez que nos hallemos, me aseguraré de que te arrepientas"

-¡Dan!—sigue chillando Taehyung-- ¡Esta hecho añicos!

Resoplo y doy media vuelta—

-Vamos Taehyung. No seas una bebé. Olvídalo que tenemos que llegar al aeropuerto—Retomo mi camino mientras Taehyung toma un suspiro y lanza el móvil hecho astillas, lejos. "No se preocupa, sabe muy bien que sus padres le darán uno nuevo"

Hemos llegado al aeropuerto. Mi corazón está más acelerado y mis pasos son los más rápidos. Caminamos todos hasta la sala de espera. Estamos mirando a todas partes. Bueno, quizá solo yo. Taehyung parece reírse de algo que no me he fijado.

Inhalo hondo y cuento hasta cinco. Tranquila, Dan. Tranquila.

Repentinamente un rostro conocido aparece a lo lejos. Mis ojos se abren de par en par y lo contemplan. Tiene el cabello alborotado y tan negro como solía ser. Su sonrisa es traviesa; y a la vez, oscura. Sus ojos negros y su manera singular de caminar, sin olvidar su amplio pecho y perfecta silueta varonil.

-Jimin...-- susurro y el aire se atasca en mis pulmones-- ¡Jimin!—Grito y echo a correr. No me importan las bandas de identificación ni el hombre de seguridad gritando que no salte la barra. Echo a correr, y en menos de cinco segundos, me estoy lanzando contra Jimin quien abre los ojos de par en par y me recibe para no caerme. Lo rodeo con las piernas y entierro mi cabeza contra el hueco de su cuello y su nuca. "Entonces distingo que el pobre de mi Jimin no ha crecido mucho" "Pobre"

Pero a su favor, huele tan bien. Y su pecho está duro. Santo Dios, pero que cuerpo—Sonrió de costado—Esta para comérselo todo. ¡Dios bendito, gracias por este sensual hombre!—

-Dan—Ríe él mientras me permite pisar tierra. Estoy demasiado entusiasmada. Aquí viene mi beso.

-Jefecito—Sonrió de oreja a oreja—Te esperé mucho—

Jimin me sonríe y levanta la cabeza. Parece buscar alguien. Quizá solo inspecciona el área para asegurarse que tengamos privacidad—

-¿Jefe?—Lo llamo acercándome más a él, lista para mi beso—

-¿Y Am?—Pregunta repentinamente. Así llama a mi hermana-- ¿Dónde está Am?—

Me sonríe entusiasmado—

-¿Vino contigo no? ¿Dónde está Am?—

Parpadeo helada. ¿Ammy? Qué tiene que ver ella en nuestro encuentro—

MANUAL PARA UNA DAMA¡Lee esta historia GRATIS!