*Psst* Notice anything different? 👀 Find out more about Wattpad's new look!

Learn More

Capítulo 57

220 21 33

Copos de nieve cayeron lentamente sobre el cielo mientras Sam y yo caminábamos por las calles de Vienna.

Navidad. Mi día favorito del año,él día en el que había decidido invitar a Sam a esta traducción familiar a la que mi padre se uniría.

Sin embargo, desde el día en el que Sam y yo nos acostamos nada iba bien. Y no es que discutiéramos o nos distanciáramos, digamos que nos seguimos tratando como antes,todo lo contrario a ser pareja.

Y esa noche estaba más triste de lo normal,Sam era mi mejor amigo y echaba a Nico de menos,lo seguía queriendo. Él,sin embargo,me había olvidado muy rápido...

-Te veo muy callada.-me atrajo hacia sí y me besó la frente. Suspiré hondo, al inglés tampoco le salía besarme...

-¿Qué somos exactamente?-le pregunté,él dejó de reírse y se quedó pensativo un buen rato.

-Lo siento.-musitó.Esto no empezaba nada bien...-Me es imposible verte como algo más que mi mejor amiga.

Suspiré y le abracé. Mi Sam era siempre tan dramático...¿No se daba cuenta de que sentía exactamente lo mismo?

-Entonces,no pasa nada. Vámonos a casa.-tiré de él pero se quedó quieto.

-¿Ya está? Yo quiero aclararte las cosas. Yo quiero que sigamos siendo amigos pese a todo lo que ha pasado,quiero que seas feliz Juliet...

-Yo también quiero que tú seas feliz,con Hollie...-sonreí,me sentía muy aliviada.

-Hollie se ha casado con el tío con el que se acostaba cuando estaba conmigo. Me he enterado de esto hoy a la mañana,no te dije nada porque...no lo sé.-se le veía afligido. La persona más buena del mundo es la que más mal lo pasa...

Le abracé muy fuerte y él suspiró. Tocaba pasar página...

-Entremos en casa. Nos estarán esperando.-le cogí de la mano y lo guié hasta el adosado en el que vivía con mi hermano.

Lo primero que vi al entrar en casa es el rostro de mi padre que me abrazó al instante.

-Hola Sam.-saludó algo seco al inglés,lo que me hizo fruncir el ceño.

-¡Hermanita!-gritó Toto.

-¡Hermanito!-corrí a sus brazos y le besé varias veces sus mejillas. También saludé a Susie y a mi sobrina,que estaban viendo la televisión.

Mientras caminaba mirando con melancolía todos los rincones de la habitación me llamo la atención una foto que casi lloro al verla:

Mientras caminaba mirando con melancolía todos los rincones de la habitación me llamo la atención una foto que casi lloro al verla:

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Esa foto se la había sacado mi madre a Toto el día que se murió. Me acuerdo de que tuvo una competición ese día y la había ganado. En el momento del accidente ella traía un par de pizzas a casa para celebrarlo.

-Tú también la echas de menos, ¿A que si?-mi padre puso su mano sobre mi hombro.

-¿Cómo sabías que...?

You can be a champion, Nico Rosberg.¡Lee esta historia GRATIS!