Capítulo 2

619 79 23

La única palabra que describía sus últimos dos meses de trabajo, era: estresante. Trabajar para la familia Cho pasó de ser algo cómodo y casi aburrido a ser espeluznante.

Por una parte, padre e hijo peleaban casi cada vez que se veían, aunque la mayoría de las veces era en privado. Parecía una rutina, Kyuhyun salía de la oficina de su padre enojado y hacía algo estúpido.

Al parecer, embriagarse en tiempo récord era el principal talento del muchacho y él, se había acostumbrado a arrastrarlo hasta el auto para llevarlo a casa, dejándolo después inconsciente sobre su cama sin cuidado para correr y dormir unas cuantas horas antes de que el monstruo despertara a seguir atormentando su delicado balance emocional.

Los: "Oye tú, saldremos esta noche", "Llévame a casa de Hyuk y Hae", "Revisa mi auto, le hice algo", "Lávalo" y "Llévame al centro comercial", lo tenían a punto de ahorcar a su pequeño y malcriado jefe, pero tenía que calmarse.

Su regla de "Responsabilidad y profesionalismo ante todo" parecía ser imposible de cumplir con Kyuhyun molestando como mosca a su alrededor.

No sabía si ya habían sido 16 o 17 ocasiones en las que se le había intentado escapar con tal de fastidiarlo. También perdió la cuenta del número de veces que le había caído "accidentalmente" agua, comida y cualquier otro líquido encima por "no ver donde caminaba".

Sus horas de sueño no podían estar más descontroladas. Salir con Kyuhyun implicaba no tener hora de regreso. Al menos en los viajes con su padre podía descansar en los hoteles o aviones, pero con el mocoso todo eran fiestas, alcohol y hombres ofreciéndole sexo sin compromisos.

***

-No puedo creer que te siga hasta aquí -Exclamó Heechul al ver llegar a su amigo a la discoteca de siempre- ¿qué pasará si te quiere follar un tipo? ¿estará observando?

-A como está mi situación dudo que tenga algo que observar -Lamentó Kyuhyun, haciendo referencia a su falta de actividad sexual desde que había regresado a casa.

-Entonces levanta el trasero de esa silla y ve a buscar a alguien que lo quiera

Siwon observó a Kyuhyun a la distancia, viendo cómo se divertía, reía, bailaba e incluso hablaba como si los problemas con su padre no existieran. Sonrió ligeramente al verlo divertirse, ese era de los pocos momentos en que su jefe no se veía tan detestable.

-Nos vamos a casa -exigió Kyuhyun después de un rato, acompañado de un chico delgado, alto y de cabello negro que parecía comérselo con la mirada.

-No es conveniente que... -Quiso oponerse pero el menor no se lo permitió.

-Regla número uno -Le recordó Kyuhyun- no te atrevas ni a sugerirme lo que puedo hacer o no -El muchacho rio complacido al verlo bajar la cabeza ante su último dictamen.

Esta vez el camino de regreso no fue tranquilo como de costumbre, casi siempre Kyuhyun acababa recostado en los asientos traseros durmiéndose mientras él conducía mirando lo patético que se veía a través del retrovisor.

Esa noche había otra persona que no dejaba de tocar al pequeño mientras éste reía como si estuviera haciendo travesuras. Apretó los puños contra el volante, tratando de evitar verlos por el espejo tanto como fuera posible, era desagradable.

-Eso es todo, retírate -Exigió Kyuhyun cuando llegaron y bajaron del auto. El mayor tragó saliva y orgullo, el castaño lo miró a los ojos por un par de segundos y le sonrió a medias -Hasta mañana -Se despidió antes de que el otro chico lo tomara de la mano para llevarlo hacia el interior de la residencia.

Beautiful Temptation [Wonkyu + 18]¡Lee esta historia GRATIS!