Té y libro 3

359K 6.9K 728

-Te vendría bien salir de esta casa de vez en cuando -Dijo mi padre mientras veía en la televisión un partido de fútbol, lo miré por arriba de la novela que centraba mi atención. 

-Nunca te molestó que me quede en casa- Dije frunciendo el ceño. 

-No Rocky, no me mal intérpretes me encanta que este aquí. Pero es viernes a la noche, ya tienes 18. Siento que tal vez te estas perdiendo de cosas esenciales para vivir la adolescencia - Suspiré rodando los ojos, marque mi libro con el separador y lo cerré dejándolo en la mesa, para luego pararme- 

-Me voy a hacer un té, ¿Quieres uno? -Dije calmada intentando terminar con la conversación, el levantó una ceja- 

-¿Ves de lo que te hablo? ¿Un té con un libro? Pareciera qué tuvieras 50 años. -Me crucé de brazos- 

-Si quisiera tu opinión te la pediría - Dije dándome vuelta para entrar a la cocina-  

-Llama a Marion, tu te llevas bien con ella - Refunfuñe molesta- 

-Si claro, nos llevamos estupendo - Dije ya adentrandome a la cocina mientras ponía agua a hervir y sacaba los saquitos de té. Marion. era mi prima, íbamos al mismo colegio pero gracias a dios no compartíamos todas las clases. Odiosa como ella sola, se cree la dueña de todos, la mejor,la reina. Idiota. Éramos como perro y gato. Cuando la pava hirvió pase el agua a la taza, pero algo llamo mi atención. Mi padre hablaba con alguien. ¡Oh no mierda! Salí de la cocina a toda prisa y como había imaginado estaba hablando por teléfono. 

-Claro, le diré. ¿En una hora?- Abrí los ojos con miedo- ¡Claro! Buenísimo, adiós -Luego de cortar la conversación el me miró con una pequeña sonrisa en su cara- 

-Dime que no acabaste de hacer lo que yo pienso que hiciste - Mis puños estaban cerrados, el se cruzó de brazos poniéndose serio- 

-Llamé a tu tía Kate para ver como estaba y luego me paso con Marion para saludarla. Me preguntó por ti, le dije que estabas por acá y ella misma me dijo que te diga que te pasa a buscar en una hora para ir a una fiesta - El levantó las cejas como sí hubiera ganando una guerra, la ira me invadió- 

-Eso es mentira, lo hiciste a propósito. ¡No me cae bien esa estúpida! - El se rascó la barbilla- 

-Si es un encanto - Bufé molesta- 

-Llámala dile que no iré - El negó con la cabeza y sabía que no se iba a echar para atrás. Di un pequeño grito de frustración para luego subir las escaleras escuchando por fin la voz de mi padre- 

-¡Vístete lindo!- Me gritó divertido. ¡Lo odio!-

---

-Entonces me dijo que me quería llevar a su casa - Dijo Marion moviendo sus labios rojos con brillo encima, su pelo caoba caía en cascada con rulos al final, se acomodaba su vestido negro con un escote que dejaba poco para la imaginación, aunque debíamos agregar que tiene un cuerpo que cualquier chica desearía- 

-Supongo que le dijiste que si- Dijo una castaña que creo que se llamaba Amy o algo así.  

-Dah eso no se pregunta Amy - Dijo esta vez la morena que manejaba, luego las tres rompieron en risas, yo simplemente miraba la ventana viendo como de apoco íbamos llegando a nuestro destino, ellas estaban vestidas impecables,maquilladas y peinadas. Se notaba que no encajaba con ellas gracias a la cara de asco que me hizo mi prima cuando me vio salir de mi casa, unas calzas negras, mi remera de AC/DC, una camisa a cuadros arriba y unas zapatillas me parecieron una gran elección. Llegamos a un lugar que parecía que explotaba de gente, en la puerta había un cartel enorme con luces "Dance Flash" ¿Qué mierda era este lugar? La morena estaciono y bajaron emocionadas, yo simplemente las seguí. Amy hablo con el de seguridad, un tipo rudo vestido de negro, luego de unos minutos ella nos hizo señas de que ya podíamos entrar, el grandulón nos dejo pasar moviendo la valla y entramos al lugar, este era parecido a los pocos boliches que había ido en toda mi vida, eran todos la misma mierda digamos. Las tres fueron directo a la barra, a los pocos minutos ya tenían un trago en la mano. El lugar era levemente oscuro, las luces de todos colores se movían en diferentes direcciones, estaba que explotaba de gente, bailando, tomado. Más al fondo había unos sillones para los que querían algo de privacidad, seguí a las trillizas que se dirigían a la pista de baile, las canciones eran conocidas, me movi al ritmo de la canción de forma tímida, aunque nadie me miraba, unos chicos se acercaron y comenzaron a bailar, más con ellas que conmigo. Esto va a ser un calvario, quería mi té y mi libro.

--------------------------------------- 

Wujuuu holaaaa! Ahora see pone mejor la historia no desesperen chicas :) en un ratin subo again

Las reglas del boxeador (Incompleta)¡Lee esta historia GRATIS!