Mi nueva amiga

437 14 7

Sentía que ese día no iba a ser igual a los otros. Tarde casi anocheciendo, me encontraba vagando por el bosque, solo, pero… algo me hizo voltear la vista, un ruido inusual, cuando lo vi era una niña, vestida de negro con el cabello suelto negro y laceo, con una linterna decía algo… cuando logre escucharla me estaba llamando ella dijo algo que me impacto “Slenderman, estas ahí?”. En eso momento, no supe como reaccionar, cuando me acerque, lo hice cauteloso por detrás de ella, hasta que ella se percato de mi y se dio la vuelta a mirarme cuando lo hizo me oculte detrás de un árbol mientras ella se sentaba en una raíz enorme en el suelo viendo hacia donde yo estaba, entonces comenzó a hablar:- Sabes, muchos te creen una amenaza, pero yo escuche tu historia, fuiste un experimento fallido…- Cuando dijo eso, decidí que debía callarla pero continuo hablando… :- Sabes… tengo el mismo sentimiento que tu, soledad… Todos siempre me dejan de lado.- En ese momento me detuve a escucharla y ella hablaba:- Solo quería estar contigo, pensé que necesitabas compañía, o algo así, yo no te tengo miedo.-

Cuando escuche que no temía salí de detrás del árbol lenta y sigilosamente, cualquier paso en falso y la mataría, entonces ella apago la linterna y me miro. Entonces dijo:- Si quieres puedo acompañarte, todos dicen que eres malo yo no pienso lo mismo, solo eres un poco incomprendido….- Para poder escucharla me senté en una rama cercana. Al anochecer ella se despidió y volvió a su casa no creo que quiera volver a pasar por aquí, me equivoque a la misma hora en el mismo lugar ella estaba buscándome devuelta, se me hizo ameno ya que cada día ella venia a verme, pero hoy me trajo un presente, un oso de felpa esa fue la primera ves que nos acercamos a poca distancia uno del otro entonces estire mi mano y tome el oso. A medida que los días pasaban ella venia mas tarde cada vez, con la excusa que sus padres estaban a punto de descubrirla yendo al bosque a visitarme y teme que no pueda volver, sus padres la amenazaron con llamar a la policía para que la siguiese porque tenían miedo de que la secuestren o algo así. Esta noche no vino, descubrí donde vive su perro no paraba de ladrar así que me fue su padre salió al escuchar los ruidos de los botes de basura al caer me vio entrar al bosque, llamo a la policía, me buscaron toda la noche pero no me encontraron. Al otro día ella vino al anochecer, ella hablaba conmigo hasta que vimos las luces de la policía, empecé a caminar junto con ella, que asustada casi corría hasta que escuchamos las voces de algunos policías:- ALTO AHÍ O DISPARO.- En ese momento me detuve y me di la vuelta dejando detrás de mi a la niña, otra vez escuchamos las voces de alerta de la policía y hasta los padres de la niña yo ya no podía contenerme, comenzaron a disparar mis tentáculos no se contuvieron entonces entre la encrucijada de disparos la niña se interpuso entre los policías y yo. Pude ver como la sangre brotaba de su espalda mientras ella caia en el suelo, todo se había silenciado con un brazo detrás de ella la puse sobre una raíz cercana, y con su último aliento ella me dijo:- Me alegro bastante ser tu amiga.- 

Mi nueva amiga¡Lee esta historia GRATIS!