Capítulo 6

4.4K 264 38

Tan sólo me costó un par de segundos recuperarme del shock y comencé a mover mis labios lentamente sobre los de Lauren. Mi corazón batía con fuerza en mi pecho y me sorprendió que Lauren no lo notara por como de cerca estábamos.

Besar a Lauren parecía tan natural. La forma en que nuestros labios encajan perfectamente y resbalan entre ellos crea una electricidad que corre por mis venas.

Sus brazos rodeaban mi cintura mientras me apretaba contra ella. Dejé salir un tembloroso respiro por mi nariz cuando sentí su lengua pasar por mi labio superior, pidiendo permiso para entrar, que inmediatamente acepté. 

Tan pronto como separé mis labios, metió su lengua en mi boca, que resbalaba contra la mía. Lauren gimió en mi boca y reí antes de alejarla lentamente cuando empezaba a necesitar aire, pero nuestras frentes seguían pegadas.

"Wow", su aliento golpeó mis labios mientras hablaba con sus brillantes ojos verdes. Mordí mi labio porque ese había sido mi primer beso y ahora me preocupaba que no hubiera sido lo suficiente bueno para ella. "Me dejas sin palabras, Camz". Lauren, de nuevo, se acercó y presionó sus labios contra los míos.

Pero esta vez fue un simple roce, y cuando se apartó hice mueca triste causando su risa.

"Tus labios son muy suaves", susurré y agarré su mano guiándola hasta mi cama. Me tumbé en mi lado, apoyé el hombro y sujeté la cabeza con la mano, Lauren copió mi posición. "¿Qué te parece si jugamos a las diez preguntas?", las palabras salieron de mi boca con un pequeño grito de emoción.

Tan solo quería conocerla mejor.

"Claro, venga, yo primero. Primera pregunta: ¿qué es lo que más te gusta hacer?", me preguntó Lauren y yo ya sabía que este juego nos iba a volver más cercanas.

"Me encanta cantar y escuchar música. Me hace sentir que he sido transportada a otro mundo donde mis problemas no existen", Lauren sonrió con mis palabras y juntó su mano con la mía, dejándolas entre nosotras. "¿Y tú?", le pregunté mientras entrelazaba sus dedos con los míos.

"Nadie sabe esto, pero me encanta dibujar", dijo tímidamente, pero por la forma en la que sus ojos se iluminaron supe lo mucho que le apasionaba dibujar. "Vale, tu turno", ¿qué quiero saber sobre ella? ¿Debería empezar por lo básico?

Respiré profundo mientras pensaba la siguiente pregunta, y se me ocurrió. "Segunda pregunta: ¿me enseñarías algunos de tus dibujos?". Lauren mordió su labio al instante, pensando sobre si hacerlo alguna vez.

Después de unos minutos, dijo en voz baja. "Claro, te los enseñaré. Pero sólo si cantas para mi", Lauren subió la ceja y yo reí por lo adorable que era, asentí de acuerdo con su oferta. "Tercera pregunta: si pudieras viajar a cualquier lugar, ¿cuál sería?"

Vaya, ¿cómo se le ocurren preguntas tan buenas con tanta facilidad? Espera, ¿donde diablos iría? "No creo que pudiera permitirme viajar a ningún sitio, pero si pudiera, probablemente iría a Paris" digo con el ceño ligeramente fruncido.

"¿Por qué?", diría que Lauren fue la primera persona que ha mostrado tanto interés en mi y lo hacía para conocerme de verdad. Era la primera persona que me ha hacía sentir algo tan fuerte como lo sentía por ella.

El interés que brillaba en los ojos de Lauren hacía que mi corazón revoloteara en mi pecho. "Paris es la ciudad del amor, así que sería bonito ir allí con el amor de mi vida algún día", expliqué encogiendo los hombros.

"Eso es precioso, Camz. Ahora también es el lugar al que quiero ir", concordó y acercó nuestras manos a su boca, besó mis nudillos lentamente, haciendo que me sonrojara.

"Cuarta pregunta: ¿dónde te ves dentro de cinco años?" sonreí por haber pensado una pregunta mejor que la anterior.

Lauren cambió su expresión mientras pensaba. "Me veo en esta exacta posición en nuestro apartamento", mis ojos se abrieron con su respuesta y mi mandíbula se abrió, ella rió con mi reacción. ¿Acababa de decir eso o me lo había imaginado?

"Camila, te quiero en mi vida por mucho tiempo. Sea como mejor amiga, o como mucho más que eso. Te quiero aquí conmigo", mis ojos se inundaron de lágrimas por las palabras sinceras de Lauren porque nadie jamás me había dicho ese tipo de cosas y no estaba acostumbrada.

Un par de lágrimas resbalaron por mis mejillas y Lauren soltó mi mano, las limpió con delicadeza con su pulgar y pasó su brazo por mi cintura. "Lo digo en serio, cariño", se inclinó hacia delante para besar mi mejilla y yo me volví a derretir. Es perfecta.

"Quinta pregunta: ¿es difícil cuidar de Sofia?" Sé que Lauren tenía curiosidad sobre cómo llevaba lo de tener que cuidar de Sofi y, básicamente, criarla yo sola, si alguien se enterara de cómo vivimos en mi casa, me despreciaría.

Juzgarían que tenga que cuidar de Sofia cada día debido a mi situación familiar.

Pero Lauren no lo hacía.

"A veces es difícil porque simplemente quiero estar sola, otras veces me gustaría salir con mis amigas, pero no puedo por Sofia. Pero la amo muchísimo, significa el mundo para mi y no me importa entregarle todo mi tiempo", le expliqué con sinceridad.

Sonrió, "La amas muchísimo, ¿no?". Simplemente asentí porque Sofi lo es todo para mi. No sé qué haría sin ella. Sería como si faltara la mitad de mi.

"Sexta pregunta: ¿cómo es tu familia? ¿Tienes hermanos o hermanas?" le pregunté cuando me di cuenta de que no sabía absolutamente nada sobre su familia y sobre si tiene algún hermano. Sé que ningún familiar suyo va a nuestra escuela.

Lauren sacudió la cabeza y sentí cómo se cuerpo se ponía tenso junto al mío. "Mis padres... fueron asesinados hace un año. Algún imbécil se estrelló contra su coche y murieron al instante", mi corazón se rompió por la chica que tenía en frente mientras las lágrimas comenzaban a caer por su rostro.

Mierda, Camila. ¿Por qué demonios tenías que preguntar eso? Soy una estúpida. "Lo siento mucho cariño", le dije suavemente, mordiendo mi labio. Veía como intentaba contener su llanto y envolví mis abrazos alrededor de su cuello.

"No importa, no lo sabías", me tranquilizó y respiró hondo. Limpió sus lágrimas con la parte trasera de su mano. "No tengo hermanos, así que me dejaron al cuidado de mis tíos", Lauren me contó en voz baja, su voz a penas era más alta que un susurro.

"Ellos... nunca han aceptado mi estilo de vida ni mi forma de vivirla", sabía que lo que quería decir es que nunca aceptaron que fuese lesbiana. Sus ojos se cristalizaron y supe que el juego había acabado y ahora Lauren se estaba abriendo a mi.

Lauren me estaba confiando algo personal, algo que obviamente le da miedo y le incomoda contar a la gente. Miré sus ojos mientras llevaba su mano hasta mi corazón, sin palabras le dije que estaría ahí para ella y podía confiar en mi.

"Abusan de mi, Camila", su voz sonó temblorosa y a penas tuve tiempo para asumir lo que había dicho cuando ella comenzó a llorar y se rompió delante de mi.

Joder. Abusan de Lauren. La gente con la que vive abusa de ella. Las lágrimas se acumulan en mis ojos mientras pensaba en lo que acaba de decir, pero las rechazo porque debo ser fuerte por Lauren. Me senté y tomé a la chica entre mis brazos, acaricié su espalda e intenté que se calmara.

"Shh, Lauren. Te tengo, ahora estás segura aquí conmigo", susurré con calma en su oído, lo cual pareció ayudar porque su llanto parecía cesar, finalmente dejó de llorar y simplemente suspiraba en mis brazos. "Cariño, tienes que salir de ese lugar", le dije en voz baja.

"N-no puedo. ¿Donde iría? No puedo huir, Camila, no puedo alejarme de ti cuando acabo de encontrarte", dijo, comenzó a llorar de nuevo. Rápidamente puse mi mano en su boca para que no continuara hablando.

"Puedes quedarte aquí conmigo, te protegeré, me aseguraré de que nadie vuelva a hacerte daño".

Behind closed doors (Camren) (Traducción)¡Lee esta historia GRATIS!