FOUR; LIVESAVING OCCASIONS

2.6K 198 34

CUATRO; OCASIONES SALVAVIDAS

CUATRO; OCASIONES SALVAVIDAS

-Tengo un plan-, le dijo Bella a su hermana mientras que ambas estaban apoyadas contra la camioneta, esperando a que las clases comenzaran.

-¿Para?-, preguntó Cassadee, dejando a un lado el libro que estaba leyendo.

-Edward-, aclaró Bellla -. Voy a preguntarle cual es su problema.

Cassadee alzó una ceja.

-Odio tener que arruinártelo, hermana. Pero hablar no siempre lo soluciona.

-Voy a demandárselo, entonces.

-Así se habla-, sonrió Cassadee cuando Tyler les tiró un dulce a las mellizas, ganándose la mirada de ambas. Él señaló para unirse al grupo pero ambas señalaron sus libros, demostrando que se encontraban ocupadas.

Cassadee miró a los Cullen y Hale, que bajaban de su auto, observando a las gemelas.

Emmett saltó de detrás del Jeep, mientras que Jasper bajó del lugar del piloto. Rosalie y Alice salieron del convertible rojo. Todos subieron las escaleras, Jasper y Cassadee no rompían en ningún momento sus miradas conectadas. Cassadee alzó una ceja, como si lo estuviera retando a hacer algo. Jasper sonrió antes de desviar la vista. Alice miraba a ambos con una sonrisa juguetona y se acerco a Jasper para decirle algo. Y, a juzgar por la respuesta de Jasper, apostaría que su hermana intentaba molestarlo.

-¿Qué fue eso?-, preguntó Bella, mirando a su hermana.

-¿Quién sabe?-, Cassadee se encogió de hombros -. Esa familia es rara.

La campana sonó, marcando el comienzo de la escuela. Ambas chicas pusieron sus libros dentro de sus respectivas mochilas y comenzaron a caminar hasta el edificio.

-¿Recuerdas cuando mamá y papá solían llamarnos Cosa 1 y Cosa 2?-, recordó Cassadee. Bella no levantó la vista, checaba que no hubiera nada en el piso que la hiciera tropezarse y caer.

-¿Te refieres a cuando eramos bebés y eramos iguales?-, preguntó Bella y pudo ver por el rabillo del ojo a su hermana asintiendo -. ¿Cómo siquiera supiste sobre ello? Ni siquiera teníamos un año.

-Papá me dijo-, dijo Cassadee como si fuera obvio -. Voy a conseguirnos esas remeras. Yo soy Cosa 1, obvio.

-Por favor, no lo hagas-, rogó Bella mientras subían las escaleras y entraban a la escuela -. No necesitamos llamar más la atención de lo que ya lo hacemos.

-Muy tarde-, sonrió -. Creo que te la regalare para nuestro cumpleaños-, dijo y su sonrisa desapareció, para ser reemplazada por un serio semblante -. Y vas a usarlo aunque tenga que abrochártelo.

-Por Dios, Cassadee.

-Obviamente no hablaba en serio, Isabella.

-No entiendo como es que estamos relacionadas-, negó Bella mientras llegaban al gimnasio.

Novocaine ▸ J. HALE [1]¡Lee esta historia GRATIS!