Cap 2.16

490 20 0

SANDRA

Carlos y Álvaro pasaron la noche en el hospital, a primera hora nos levantamos todos y fuimos al hospital. Álvaro estaba en el pasillo, había pasado allí la noche mientras que Carlos no quiso separarse Yoli en toda la noche por mucho que se lo pidieran los médicos.

Drake se quedó en el piso al igual que Blanca en el de Álvaro, y, al parecer, Álvaro había llamado a Raquel o quedó en venir a primera hora junto con los demás. Llevaba un rato en el hospital para cuando llegamos los demás. 

-¿Qué tal ha pasado Yoli la noche?-preguntó Blas.

-Bien, pero tiene un poco de fiebre y hace un rato le ha subido. Eh, ¿sabéis algo de David y Carla?

-No, no han llamado.-dijeron algunos mientras negaban con la cabeza.

-¿Dónde están?-preguntó Raquel.

-De viaje.

Llamamos a la puerta y esperamos a que Carlos nos abriera para poder pasar. Yoli estaba medio dormida por unos calmantes que le habían dado hace un rato y parecía más dormida que despierta. Carlos se volvió a sentar en la silla en la que había pasado la noche y se tocó el cuello. 

-Deberías descansar. Llevas aquí toda la noche, nosotros nos quedamos.

-No me voy a separar de ella.

-Me dejáis un rato a solas con él?-preguntó Raquel. 

Nos quedamos un tanto sorprendidos por la pregunta y lo entendió por nuestras miradas entre nosotros. Álvaro se nos adelantó y accedió por el resto. Todos salimos de la habitación y les dejamos a los tres allí dentro. 

-¿Por qué lo has hecho? ¿Por qué le has dicho que...

-Si lo ha preguntado es porque hay oportunidades de que recuerde algo o de que vuelva con nosotros.

-Abre ya los ojos, Álvaro. Nunca va a recordar nada y es bastante improbable que vuelva con nosotros. 

Me fui de allí. Me encerré en mi piso y no hice nada. Solamente me quedé apoyada en el marco del enorme ventanal que hacía de pared y que me permitía ver todo lo que pasaba en la calle. Alguien llamó a la puerta. No fui a abrir. Volvieron a llamar al timbre. No abrí. Llamaron otra vez. Me acerqué hasta la puerta sin hacer ruido y miré por la virilla.

Era Laura. La reconocía perfectamente. Se fue por las escaleras. Abrí la peurta antes de que las bajara del todo y le indiqué que pasara. Nos sentamos en el sofá, cada una en un lado del sofá y nos quedamos en silencio. 

Mantenimos ese silencio hasta que salió Drake de su habitación únicamente envuelto con una toalla.

-¡Drake!

-Perdón. No sabía que teníamos visita.

Él y Laura intercambiaron miradas. Segundos después, Drake se fue de vuelta a su habitación. Miré a Laura quien todavía seguía mirando a Drake por el pequeño pasillo. Me aclaré la garganta, no funcionó así que directamente tosí. 

-Laura-dije al ver que seguía sin hacerme caso-. ¿Te gusta?-dije con una pequeña sonrisa.

-No-dijo inmediatamente-. ¿Es tu novio?

-No-dije riéndome-. Es mi compañero de piso. ¿Te gusta?-alcé las cejas pícaramente.

-Es mono, pero no he venido a eso. Quería hablarte de Blas-<<Bingo>>-. ¿Tienes algo con él?

Me quedé callada unos segundos.

-No. Fuimos pareja, pero rompimos hace unas semanas. Tienes el camino libre.-dije con un hilo de voz.

JUNTOS SEGUIREMOS EL COMPÁS(Auryn, no son famosos)¡Lee esta historia GRATIS!