Verdades en la cara

47.1K 4.4K 443


~Capítulo 11~

{Elijah}

Salí del salón de entrenamiento muy enfadado, me sentía traicionado por mi propio padre y que esa niña mimada me haya llamado por mi nombre me cabreó mucho más; no solo tenía el atrevimiento de contradecirme y enfrentarme sino que también me llamaba por mi nombre, me provocaba demasiado y tenía que ejercer toda mi fuerza de voluntad para no humillarla como quería, y al pensarlo bien, no sabía ni por qué me contenía tanto con ella cuando con facilidad podía decirle todo lo que se merecía; podía humillarla a mi antojo y demostrarle quien mandaba en esa organización, en esa ciudad, sin importarme enfrente de quién lo hiciera o qué tanto la avergonzara. Sin embargo, me contenía y eso me cabreaba más que su altanería porque era como si deseara hacer todo aquello, pero por algún motivo que desconocía no lograba ser del todo el cabrón que era con todos cuando de ella se trataba.

Antes de salir le pedí a Evan que comenzaran con el entrenamiento que gracias a mi padre se haría como la niña estúpida lo había pedido. Debía admitir que tuvo toda la razón en alegar, todo lo que dijo no fue más que la verdad y aunque nunca lo admitiera frente a nadie, ella me soltó la puta verdad y lo hizo en mi cara. Sonreí de verdad al recordarlo, la inteligencia que poseía era sorprendente y cada vez me convencía de que ella, no era igual a las demás.

Era peor.

Me desafiaba cada vez que podía, me obligaba a reprimir muchos de mis sentimientos, me hacía querer odiarla cada vez más y luchar entre ese sentimiento y el querer soportarla —algo que aún no sabía ni por qué me obligaba a hacerlo —y me sorprendía lo mucho que toleraba de ella. Si estaba en esa organización era porque yo así lo quise y aunque al principio pensé que era lo que quería, en esos momentos lo ponía en duda y comenzaba a creer que la había cagado con eso; esa era otra de las cosas que ella me hacía hacer, ponía en duda mis decisiones cuando yo siempre había sido una persona muy segura.

Ni siquiera aquella chica con la que la había comparado sin intención, me hizo dudar tanto en mi vida, ni siquiera ella logró hacer de mi cabeza una sola mierda, jamás logró enojarme tanto y ni si quiera ella logró hacerme necesitar tanto de las peleas y los enfrentamientos entre ambos y era por eso que necesitaba odiar a Isabella White, porque a pesar de que ella era solo una niña en comparación con aquella chica, no podía evitar asemejarlas y que los recuerdos golpearan mi mente; recuerdos que había luchado por olvidar desde hace mucho tiempo y que lo había logrado hasta el día que esa niña se cruzó en mi camino.

Isabella White.

Una bruja hermosa de ojos miel, pero bruja al fin.

La actitud que mi padre tuvo con ella fue otra de las cosas que me había molestado, Myles Pride era un hombre duro, un demonio peor que yo, era caracterizado por su arrogancia y altanería, ejercía su poder a como se le daba la gana, su sola presencia hacía que todos temblaran, pero con Isabella fue diferente. Pude ver el desconcierto en todos los chicos, el asombro en Tess y la envidia en Elsa al ver la amabilidad con la que mi padre le habló a esa chica y que hubiese mencionado su pasado fue algo sorprendente, ya que mi padre jamás hablaba de su pasado, ni él, ni mi madre.

Toqué la puerta al llegar a la oficina de mi padre y después de que me permitiera entrar, tomé asiento en la silla frente a su escritorio, estaba impaciente y con hambre de respuestas, respuestas que él tenía que darme.

—Sabía que no tardarías en venir a buscarme —inquirió con una sonrisa burlona.

—Claro que lo haría ¿Qué sucedió ahí fuera? —le cuestioné.

Corazón de Hielo ® (18+)Donde viven las historias. Descúbrelo ahora