Capítulo 1 Primera noche en la ciudad (Alycia)

6.2K 173 6


Alycia estaba esperando en la puerta del pub de mala gana. Aun no sabía cómo se había dejado convencer por sus amigos. Pues estaba cansada de su largo viaje. Acababa de llegar a la ciudad y lo único que tenía ganas era de estar en casa bajo la manta y viendo alguna serie. Pero no, ahí estaba esperando a que Bob aparcase el coche mientras que Marie y Lindsey mandaron un mensaje diciendo que estaba de camino y que aun tardarían un rato.

El pub se hallaba escondido en un callejón, aun así era el que estaba de moda para aquel entonces. Por fin Bob apareció y se acercó a Alycia sonriente. Esta apretó los labios intentando poner buena cara. Hacía mucho que no veía a su amigo, ya que él era dos años mayor que ella y tuvo que marchar antes a la universidad. Bob era alto, cuerpo de atleta, moreno increíblemente guapo, con una sonrisa que quitaba el hipo a cualquier chica. Alycia muchas veces había bromeado que de no ser lesbiana ese morenazo no se la escapaba. Aún quedaba cola para poder entrar al local, cuando después de unos minutos de silenció esta se percató de que su amigo no paraba de mirarla sonriente. Alycia frunció el ceño algo incomoda:

_ ¿Qué pasa? ¿Tengo monos en la cara?

_ Siempre tan dulce_ dijo Bob con un toque burlón. En ese momento Alycia se dio cuenta de sonó totalmente borde_ Nada solo contemplaba lo bella que estas hoy_ dijo Bob mientras la rodeo con los brazos y la estrecho dulcemente_ Y que me alegro de verte, te he echado mucho de menos.

_ La hemos echado mucho de menos_ sonó una voz femenina a sus espaldas_ Alycia!!

Dijo una de las dos chicas que habían llegado en ese momento mientras la abrazaba. Era Marie y Lindsey. Marie era la hermana pequeña de Bob. Era más baja que Bob, tenía la melena morena larga y la llevaba suelta, piel morena y ojos verdes, vestía con unos pantalones ajustados, una blusa blanca, una chaqueta negra ajustada, tacones y un pequeño bolso que colgaba de su hombro derecho, indudablemente estaba y era hermosa. Lindsey tampoco se quedaba atrás, esta mostraba una sonrisa de oreja a oreja al ver nuevamente a su amiga. Lindsey también era morena, cuerpo de escándalo y unos ojos castaños penetrantes, vestía una falda corta, con una camiseta algo escotada y una americana negra.

Por fin después de una larga de espera consiguieron entrar. El local estaba bien, había mucha gente bailando, buena música tenía una parte para los clientes Vip, donde se podían sentar y tomar algo tranquilamente. Marie conocía al encargado del local y había conseguido un hueco en un rincón algo más apartado, algo que agradeció Alycia, pues sus zapatos la estaban matando. No estaba acostumbrada a llevar tacones, pues prefería la comodidad a sufrir para que los demás la viesen sexy y guapa.

El amigo de Marie se acercó sonriente. Este era alto, moreno totalmente musculoso, llevaba la cabeza rapada y no pasó desapercibido de que también era guapo. "Joder, es que son todos salidos de una revista de modelos" pensó Alycia algo avergonzada.

_ ¿Qué queréis de beber chicos?

Pregunto el chico que acababa de acercarse a ellos. Marie le abrazó y le dio un beso en la mejilla. Se le notaba que ese chico le gustaba mucho y tampoco hacía por ocultarlo:

_ Chicos, este es Ricky.

Todos saludaron con un "hola" mientras que Alycia saludó con la mano y forzaba una sonrisa. La primera en pedir fue Lindsey que aún estaba fascinada por el local:

_ Yo quiero un cuba libre.

_ tomaré lo mismo. Dijo Bob.

_ A mí me pones lo de siempre.

Dijo Marie mientras le guiñaba un ojo, cosa que hizo sonreír a Ricky encantado. Pues también se sentía atraído por esa chica. Por ultimo Ricky miró a Alycia para saber que tomaría, a la que contestó:

_ Yo quiero una cuba libre virgen.

Ricky alzó una ceja al escuchar la petición de Alycia, mientras que todos los demás reían. El chico moreno antes de irse repitió el encargo para estar seguro que no se le olvidaría nada:

_ Entonces son dos Ron-cola_ dijo señalando a Bob y a Lindsey_ una piña colada para la preciosidad_ dijo Ricky mientras que esta vez fue él quien le guiño un ojo a Marie_ y una coca cola para la peque.

Esto último hizo que los demás volviesen a reír menos Alycia que fulminó con la mirada a Ricky. Definitivamente, ella no debería estar ahí si no en su nuevo piso, disfrutando viendo la televisión mientras tomaba un bol de palomitas. Pero no ahí estaba, rodeada de guapos que se reían porque había optado por no beber una gota de alcohol. En ese instante Lindsey tiró de sus dos amigas y las arrastró a la pista de baile, Alycia acepto de mala gana. Empezó a moverse algo avergonzada pues no tenía ritmo, aparte que se había proclamado hacía mucho la chica más patosa del mudo.

Poco a poco empezó a dejarse llevar por el entusiasmo de sus dos amigas que saltaban y reían. A la que, como no Alycia acabó perdiendo el equilibrio y estuvo a punto de caer, pero gracias a dios, alguien la agarro por detrás y evito que hiciera totalmente el ridículo.

_ Graci...- dijo Alycia girándose, algo avergonzada, estando frente a frente con su salvadora, quedó cohibida totalmente, pues a pesar de la luz tenue de aquel lugar se perdió por completo ante la mirada de aquella joven, ya que tenía los ojos más azules que había visto. Era rubia, pelo rizado y semblante serio. Vestía pantalones de cuero negros, una chaqueta de cuero y botas al estilo rockera_ cias!!

_ No hay de que_ dijo la chica rubia sin apartar la mirada de sus ojos pero manteniendo su semblante serio_ Deberías de tener más cuidado.

_ Si_ dijo Alycia mientras notaba como sus mejillas se sonrojaban y sonreía como una tonta_ lo intentare, pero no puedo prometer nada.

La chica rubia por fin curvó una comisura de sus labios. Estuvo a punto de decir algo cuando, algo llamo la atención, haciendo que apartara sus ojos azules de Alycia. Esta cuando estuvo fuera del contacto visual de la rubia pudo sentir como si se liberase de la hipnotización, cosa que no duró mucho, pues la rubia miró de nuevo a la joven.

_ Tengo que irme_ dijo, mientras que Alycia se sintió triste al escuchar eso_ espero que no te pase nada y que nos volvamos a ver.

La rubia se encaminó hacía la dirección donde había mirado momentos antes. Alycia estaba tan absorta ante la inminente belleza de esa mujer que se le había olvidado por completo preguntar por su nombre. Pero cuando había caído en la cuenta ya era demasiado tarde, la chica se había perdido ante la multitud. Cuando por fin pudo reaccionar busco con la mirada a sus amigas, estas habían vuelto junto a Bob. Que la miraban curiosos y sonrientes. Alycia se sonrojó ante la atención de sus amigos.

_ Mírala_ dijo Lindsey vitoreando, acompañada de Marie_ acaba de llegar y como liga la tía.

_ Ya ves_ dijo Marie_ y parecía monja.

_ Y encima con la tía más maciza que he visto en mi vida.

Dijo Bob que no pudo evitar fijarse en la chica rubia. Era evidente que había destacado y deslumbrado desde el primer momento en que apareció. Lindsey y Marie carraspearon con una fingida expresión de orgullo dolido. Bob al ver a las chicas se llevó una mano a al tríceps y se rascaba nervioso:

_ Bueno chicas_ dijo Bob con una risa nerviosa_ vosotras soy guapísimas, bellísimas_ esta vez con los ojos puestos en su hermana_ bueno hermanita ya sabes....

En ese momento las chicas dejaron de fingir y rompieron a reír a carcajadas. Mientras que Alycia tenía la mirada puesta en el punto en que vio marchar a la chica rubia. Bob estaba en lo cierto. Esa chica, era lo más hermoso y jodidamente sexy que había visto en su vida, esos ojos, esos increíbles ojos azules. ¿Los volvería a ver?

Parada solicitada¡Lee esta historia GRATIS!