Capítulo 32: Camino equivocado.

11.2K 755 446

SUMMER P.O.V.

Mis párpados pesaban mientras seguía apoyada en el pecho de Alex.

Ya habían pasado cerca de una hora y media y no habíamos hecho nada más que quedarnos aquí si.

Sus dedos estaban entrelazados en mi mano derecha y la otra hacia caricias tiernas en mi cabello.

- No te duermas. - dijo Alex riendo bajito.

- Lo siento. - respondí bostezando. - Tengo que irme.

- No, entonces, duermete. - dijo haciéndome sonreír. - No te vayas.

- Tengo que hacerlo. - suspiré y me puse de pie. - Mañana tengo un examen y no estudié nada.

Mi cuerpo sintió frío debido al calor del cuerpo de Alex con el mio y pase mis manos por mis brazos fríos.

- Está bien. - dijo triste.

- Aún debemos hablar, así que quizás mañana pueda venir. - dije algo tímida y una gran sonrisa se dibujó en la cara de Alex.

Era tan extraño para mi sentirme cómoda y protegida a su lado, que me estaba gustando demasiado estar a su lado.

- Voy a esperar ansioso. - respondió.

Después de un intercambio de palabras nos paramos en el marco de la puerta.

Sus dedos otra vez se entrelazaron con los míos, mientras se acercó a dejar un beso en mi mejilla.

Después de todo lo pasado, el seguía respetandome y no apurandome a nada. Agradecía mucho que el supiera que tiene que darme tiempo.

Necesito aclarar mis ideas y sobre todo, aclarar mis sentimientos.

Caminé despacio de vuelta al piso de Martina mientras de a poco mi mente comenzaba a analizar todo lo que había sucedido está tarde.

Rubén no había otra cosa que decepcionarme. Por una parte quería que desapareciera por completo del mapa, poder dar vuelta la página y seguir con mi vida. Y por otra, quería correr a su lado y perdonar todo lo sucedido, como hice siempre.

Y también estaba Alex. Me parecía fuera de sentido que me sintiera tan bien a su lado. Pero me dolía mucho no poder corresponderle.

Yo necesito estar sola y meditar todo un tiempo. Desaparecer por un par de semanas también estaría bien.

____________________

RUBÉN P.O.V.

Mi cuerpo me pedía a gritos comida pero mi ánimo nisiquiera me dejaba ponerme de pie.

Mi ánimo estaba por los suelos y ya habían pasado dos días desde que la perdí para siempre.

En la Tv se reproducía Interestelar y de pronto los recuerdos me hacen sonreír.

*

- ¡Joder! - grité al quedarme impactado con la mejor escena de la película.

Summer pegó un salto y bostezo. Sonreí al notar que otra vez se había quedado dormida mientras veíamos Interestelar.

- Dios, haz visto esta película mil veces y sigues emocionandote en la misma parte. - dijo Summer acomodándose otra vez en mi pecho.

Subió sus piernas y se acomodó del todo casi encima de mi cuerpo.

- Y tú te duermes las otras mil veces. - dije desordenandole el cabello. - Necesito hacer bromas sobre Mattew Mcconaughey. Necesito a Mangel, tu no eres Mangel.

¿Quién dijo que sería fácil? - 2ª Temp. ¡No Te Soporto! ElRubiusOMG¡Lee esta historia GRATIS!