MARATÓN 4/5

1 Año Después.

Narra Brenna

Un largo año ya ha pasado y en un abrir y cerrar de ojos. Ya nada era igual, terminé la universidad, tenía un buen trabajo, y un lindo apartamento, logré salir adelante, ya no soy la misma Brenna débil de hace un año atrás, bueno, soy menos débil que antes o eso creo, la verdad es que Nathan me ha ayudado bastante, se que no somos nada; pero también se que hay algo. El es bastante atento, pasamos una gran cantidad de tiempo juntos, aun así las cosas no han pasado de un par de besos y uno que otro toqueteo. El sabe que no quiero un novio, sabe que quiero una distracción, y por mas que me duela aceptarlo el es una distracción, se que no debería estar haciendo esto con él, Nathan merece algo mejor que yo, el lo sabe y aun así sigue aquí.

Supe que Zayn estaba preso y me sentí orgullosa por alguna razón, no porque estaba encerrado en una celda, sino porque a pesar de todo el intentó salir de toda esa mierda de vida que el llevaba, luego de eso no volví a saber mas de el, está fuera de mi vista pero no de mi mente, después de tanto tiempo su ausencia aun me duele, la vida es tan cruel que podemos ser reparados por la misma persona que nos rompió, se que aunque trate de olvidarlo siempre sabré que el fue parte de mi vida. Me siento mal por hacerle esto a Nathan, pero el lo acepta.

FLASHBACK

Había perdido mi brazalete, estaba enloqueciendo buscando por toda la casa, mis lágrimas salían sin parar de mis ojos, tenía el apartamento de patas arriba. En sonido del timbre hizo que detuviera mi búsqueda entre estantes, me sequé las lágrimas rápidamente y abrí la puerta.

"Hola..., que pasó?"- Nathan estaba delante de mi, viéndose tan lindo y sexy como siempre, por mas que intente esconder como estoy, el siempre sabe cuando estoy mal.

"Lo perdí"- le digo rompiendo en llanto, el solo me abraza y cierra la puerta detrás de nosotros.

"Que perdiste?"- pregunta el.

"Mi brazalete"- digo buscando como loca en todas partes. No debería estar tan mal por haber perdido un brazalete, pero lo único que me queda de Zayn y no quisiera perderlo.

"Tranquila, compraremos otro que se parezca"- dice el tratando de calmarme.

"No!, no podemos comprar otro"- mis manos tiemblan y mi vista se vuelve nublosa, tengo que tranquilizarme porque de ésta manera nunca lo encontraré.

"Qué tiene de especial ese brazalete?"- me paro en seco y me doy la vuelta.

"Es lo único físico que me queda de Zayn"- digo, el asiente y me ayuda a buscar. Estoy enloqueciendo, no me puedo dar el lujo de perder ese brazalete.

"Es éste?"- pregunta Nathan casi en un susurro, dejo de buscar y me acerco, él parece leer lo que está grabado.

"Gracias a Dios"- digo quitándoselo de la mano para colocarlo en mi muñeca, donde siempre debe de estar.

"Creo que debería irme"- dice y noto como el brillo de sus ojos parece haberse perdido. Esto no es bueno, no puedo dejar que se vaya, tengo que arreglar las cosas, no puedo seguir con esto, no lo merece.

"No te vayas queddate conmigo"- digo cuando tiene sus manos en el picaporte de la puerta, listo a irse.

"Por qué?"- dice sin darse la vuelta.

Scape | Z.M¡Lee esta historia GRATIS!