Apocalípcis

1.6K 108 7

(El de la imagen es Max) también se puede ver así.

(El de la imagen es Max) también se puede ver así

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

-----------------------------------------------

No, ya no mas》

Max río por mi expresión y dijo:

-Mabel- Ella lo miro-Desaste de el- Dijo serio y mabel asintió.

《¿¡Que hago!? ¿Cómo la de detengo sin hacerle daño?》

Mabel me tiro una llama (de color negro), la esquive sin problemas, pero este cuerpo me lo estaba dificultando mucho.

-Mabel, porfavor reacciona- Le dije tomando si brazo con el que me intentaba acuchillar. Ella solo sonrió de manera cínica.

Trate de entrar en su mente, pero no funcionaba, seguí intentado y cuando pude lo único que escuche fue la voz de Max y eso solo podía significa una cosa.

Mabel hizo un trato con el.

Ahora yo me sentía traicionado.

Narra Dipper.

Salimos corriendo fuera del bosque

-¿Adonde vamos?- Pregunte.

-Donde tus Tíos- Me respondió Mabel, verla hacia que extrañará a mi hermana.

Cleer estaba despertando así que paramos de correr.

-Donde...Donde estoy- Tenia unos ojos preciosos, era bastante linda, pero yo solo tengo ojos para mi Pacífica. (♡)

Mabel se acercó a ella y dijo:

-Lo resumiré todo y si intentas algo tendré que matarte- La chica asintió asustada. Todos le temen a esta Mabel.

Reí un poco.

Narra Stanford

Stan y yo habíamos tomado el portal, que realmente no era tan grande como en el que mi hermano me lanzo. Este era mas pequeño y caía justo en la parte de atrás de una camioneta.

Mi hermano manejaba con un loco.

-Ten cuidado Stan!!!-Le grite.

-Mira! Los chicos- El se estacionó a lo loco y bajo de la camioneta, no tube más opción que seguirlo.

Vi como Dipper con sus amigos se acercaban corriendo a nosotros.

-Chicos!- Grito Feliz mi hermano.

-Tío!- Dip lo abrazo y luego a mi. Me alegraba que estuviera bien.

-Y mi Calabaza?- Preguntó Stan refiriéndose a nuestra Mabel. La cara de dipper se entristeció.

-No la encontramos.

Mabill¡Lee esta historia GRATIS!