*Psst* Notice anything different? 👀 Find out more about Wattpad's new look!

Learn More

Capítulo 52

230 18 33

‘¡Última vuelta y Rosberg ya es prácticamente campeón del mundo!’

-Felicidades.-John me abrazó,estaba eufórica.

-Igualmente.-señalé la pantalla. Max 11° y Sam 12°.

Mi corazón dio un vuelco cuando recordé lo que pasó hace dos semanas en la boda de Alicia.

Tanto Sam como yo habíamos hablado y llegamos a la conclusión de que todo había sido un malentendido. Aunque eso no evitaba que me preocupase.

-¡Venga July! ¿Estás dormida? Vámonos al podio a aplaudir al campeón del mundo.

Asentí feliz y me fui con John al podio donde la gente de Mercedes me dejó pasar para que pudiese contemplar en primera fila a mi campeón del mundo y a mi hermano.

-¡Esto es increíble!-exclamó Nico mientras me miraba y me señalaba. Tenía lágrimas en los ojos y yo,también me estaba emocionando.
Esto era emocionante.

-Ufff,que bonito,tendrías que subir allí con él y celebrarlo.-me dijo Paddy con una gran sonrisa. Yo le sonreí de vuelta.

Llegó el momento del champán y todo fue una locura. No sé como pero Paddy y yo acabamos mojados hasta el talón.

Mi hermano en cambio había conseguido escabullirse en un principio,pero Hamilton le había encontrado y su botella de champán acabó literalmente en su cabeza.

Después de toda esta fiesta, en apenas dos horas tuvimos que prepararnos para la otra gran fiesta en honor al campeón del mundo que se iba a celebrar en un restaurante muy famoso de Abu Dhabi.
Me emocionaba saber que ya se había acabado todo y que ahora tenía más de cien días en los que estaría en Japón con Jules y con Nico. Sin Sam.

Nico y yo llegamos a la gran sala donde ya había un ambiente tremendo de fiesta.

El alemán no cabía en si de la euforia que sentía,no paraban de felicitarle y él no podía parar quieto.

-Nico,¿Te importa si voy a saludar a Judith?-ella me saludó desde el fondo. Estaba con Marcus,Kevin y María. Como Nico estaba hablando con Horner me fui hacia ellos sin avisarle.

-Hola July.-María me abrazó la primera y los demás hicieron lo mismo.

-Felicidades eh.-sonrió Kevin.

-Os podíais haber currado un poco más la fiesta, contratar a un boy que nos animara la noche o algo.-replicó Judith. Marcus frunció el ceño y los demás no pudimos evitar reírnos de su ocurrencia.

-Que graciosa eres cariño.-Marcus se rió entre dientes y la rodeó con un brazo.

-Lo sé,pero no era una broma.

Después de despedirme de ellos,mientras buscaba a Nico pude observar como Toto bailaba con Susie. Mireia estaba de lo más cariñosa con Mark. Y por supuesto,Mery y Hamilton,que no paraban de sonreírse el uno al otro con un brillo en los ojos que no era normal.

-Te había perdido.-Nico me besó apasionadamente y pude sentir algo en su bolsillo,parecía una caja pequeña.

-Había ido a saludar a las niñas.-sonreí y me volvió a dar un beso.

-Lo importante es que ya estás aquí conmigo,esta noche va a ser la más importante de nuestras vidas.

-¿Y eso?-me reí empezando a sospechar algo.

-Yo quiero decirte una cosa...-cuando Nico se metió la mano en el bolsillo un disparó hizo que toda la sala se hiciera en un silencio.

-¡BASTA YA! EMBUSTEROS. BASTA YA.-cuando pude ver la persona que había disparado casi se me cae el alma al suelo.¡Era Noa,la ex de mi hermano y madre de Valentina!

Noa temblaba mientras apuntaba a Susie y a Toto con la pistola,todos los presentes se escondieron o bien debajo de la mesa o bien se quedaron de pie como Nico y yo.

-Noa,suelta el arma.-gritó Toto,pero ella giró varias veces la cabeza.-No estropées el día de Nico y mi hermana. Podemos salir fuera y hablamos...

-¡Cállate! Voy a hundir a tu hermana como ella destruyó mi vida de cuento de hadas.-me apuntó con la pistola y Nico me cubrió. Noa se rió-Y qué mejor manera de hundirla que romperle el corazoncito. Me he enterado de algo que hizo tú noviecito que te interesará.

-Deja de mentir y suelta el arma.-exclamó Nico.

Noa,furiosa se acercó un poco a mi. Su cara formó la sonrisa más falsa y horrible que he visto en mi  vida.

-Nico,tú y Lauda deberíais tener cuidado con lo que habláis,las paredes tienen oídos.-miré a Nico extrañada y pude ver como su cara se volvía pálida.-Juliet,antes de usar esta pistola,quiero contarte algo que tiene que ver con tu padre...

A Niki se le calló la copa de la mano y vino hacia nosotros con paso acelerado.

-¡Detente Noa! Eso es algo que nos corresponde a nosotros contárselo.-chilló Niki dirigiéndose hacia ella.

-¡Aléjate! Aléjate...-Noa dio un tiro al aire y Niki dio unos cuantos pasos para atrás.-A mi me da igual que seas su padre. Pero lo que me come la cabeza es una cuestión,¿Cuándo pensabas contárselo? Porque tú y Nico lo sabéis desde hace seis meses. ¡Se lo habéis ocultado!
¿Qué pasa,te avergüenzas de tener una hija como ella?

-¿Qué?-musité con lágrimas en los ojos,miré a Nico y a Niki con dolor.

-Mi niña yo iba a contártelo.-Niki me abrazó mientras él lloraba también.-Por favor no me odies porfavor,soy tu padre...

Noa aplaudió al aire y volvió a apuntarme con la pistola:

-Eso no es todo rubita.-se rió-Durante todos estos meses Nico se ha dedicado a ocultarte pruebas y a mentirte. ¿A qué duele que te rompan el corazón?

Esta última frase me la gritó. Pude notar como me mareaba y como a duras penas recuperaba la cordura. Sentí como Nico me agarraba pero me solté de sus brazos y me alejé de ellos.

-Puedes matarme. Me has hundido la vida.-estiré los brazos y Noa me apuntó con la pistola. Sabía que no lo iba a hacer.

Sam, que se situaba detrás de ella corrió y se abalanzó sobre su espalda logrando quitarle la pistola.

Lo que pasó después fue todo muy rápido,la policía se llevó a Noa apresada y se quedaron tomando declaración donde Toto monopolizaba todas las declaraciones.

Me senté en una silla mientras sentía las manos de Susie peinando mi pelo.
Estaba destrozada,creo que estaba siendo uno de los peores días de mi vida.

Quise odiarles por haberme ocultado algo así,pero no pude hacerlo con Niki. Él era mi padre y tenía que empezar de cero con él después de todo,aunque me haya ocultado algo así.

En cambio con Nico no podía pasarlo así por alto. Él me había mentido,ocultado pruebas...yo confiaba en él y me traicionó.
Necesitaba alejarme de él,de todos.

Rebusqué en mi bolso hasta encontrar dos billetes de avión. Me abracé a ellos y los leí una vez más.
Mañana a las ocho de la tarde tenía que coger un vuelo a Japón para verle.

-No sé que decir.-Sam se acercó a mi y me besó la mano.

-Yo tampoco.

Sentí su abrazo como el paso definitivo para poner en marcha lo que mi cabeza llevaba matinando desde hace una hora.

-Gracias por enfrentarte a ella y quitarle la pistola.-jugueteé con los billetes y él sonrió.

-Lo hubiera hecho mil veces más si fuera necesario,Juliet.

-¿Te quieres venir conmigo a Japón?-le ofrecí un billete que él se quedó mirando pensativo.-Eres la única persona en la que puedo confiar ciegamente. Y necesito ver a Jules.

-Claro,me iré a Japón contigo.-me volvió a abrazar.

Respiré su olor intentando disfrutar de su abrazo. Pero me fue imposible al recordar la promesa que le hice a Jules.
Tenía que darle una oportunidad a Sam ahora que el hombre al que amo me había decepcionado.

You can be a champion, Nico Rosberg.¡Lee esta historia GRATIS!