capítulo 19

4.4K 238 27

Veía como su boca se abrían cerraba tratando de decir algo pero no le salían las palabras.
Sus ojos estaban bien abiertos. Creo que estaba tratando de similar mis palabras.
No le decia nada. Quería que ella misma entendiera y aceptará lo que acababa de pedirle.
Se acostó boca arriba aun sin decir una palabra. Me  puse de costado apoyando mi cabeza en mi mano derecha mientras con la otra le acariciaba el brazo.
La respiración de Clarke se iba pasando, retomando su ritmo habitual.

-Cuando te refieres a unión,  te refieres a...

- Unirnos.- se pone de costado para mirarme.

- Unirnos?  Como? Más unidas de lo que ya estamos

- Clarke. Quiero estar unida a ti el resto de mi vida. Creo que ustedes le dicen asi: Clarke quieres casarte conmigo?
Una sonrisa apareció en su rostro, sus ojos se iluminaron .

- Entendí perfectamente cuando me  pediste que me uniera a ti.

- Estas jugando conmigo princesa?- me subo arriba de ella. Sujeto sus manos arriba de su cabeza.

- Para nada. Mi comandante. - eleva su cabeza para besarme pero yo la esquivó. Lo intenta de nuevo y otra vez hago lo mismo.
Separó sus piernas con las mías. Y hago que nuestros sexos se toquen. Me muevo muy despacio. Leves gemidos salen de su boca. Cierra los ojos.

- No. Abrelos. Mirame Clarke.- hace lo que le pido.- Te amo tanto. - me cuesta hablarle pero no dejó de moverme sobre ella. Ella también se mueve trata de hacerlo rápido, pongo más peso en mi cadera, haciendo más fricción. Gime más fuerte.

- Acepto casarme contigo. Quiero unirme el resto de mi vida a ti.

Escuchar esa palabras me hacen la mujer más feliz. Nos besamos como si no hubiera un mañana.
Dejó de moverme, salgo de ella y busco algo entre mis ropas.

- Lexa que diablos...

Encuentro lo que buscaba y vuelvo a la cama. La pongo en la misma posición en la que estaba antes de salirme. Tomó una de sus manos, saco la daga que busque en mis ropas.

- Confías en mi?- le preguntó cando ve la daga.

- Siempre.

Con la daga le hago un pequeño corte en la Palma de la mano, hago lo mismo en la mía y las junto.
Vuelvo a juntar nuestro sexo, me muevo, nos movemos, nos besamos. Entrelazo nuestras manos.

- Me uno a ti Clarke. Como tú pareja. No te tomó como mi mujer sino como mi igual, como mi alma, como mi corazón.  Me uno a ti en cuerpo y alma para que me complementes. Me uno a ti Clarke porque sin ti me siento perdida. Me uno a ti porque desde que te vi mi vida te ha pertenecido.- ya no podía seguir hablando ambas estábamos llegando al clímax - me uno a ti porque te amo.

Esas fueron las últimas palabras que pude decir antes de estallar en un gran orgasmo.
Nunca he dejado de mirarla. Trata de recuperar el aire. Esta toda colorada,  varias lágrimas salen de sus hermosos ojos.

- Te amo Lexa. Te amo y  No imagino estar más tiempo sin ti. Cada palabra que dijiste es lo que siento. Quiero vivir mi vida junto a ti porque mi vida eres tu.

Si antes era feliz ahora mismo no sabía como describirlo. Empecé a reír mientras le daba miles de besos por todo su rostro.

- Ya nos hemos unido ahora nos falta la celebración.- le comunico.

- Más celebración ?

- Me refiero a eso lo que hacen ustedes.

- Hacerlo oficial ante nuestra familia y amigos?

- Si. No creo que Abby me perdone si no lo hacemos.- empieza a reír mientras me besa.- Hablando de ella tendría que volver a la sala médica.

- Te acompañó.- me dice mientras nos ponemos de pie. No puedo dejar de verla. Parada ahí adelante mio totalmente desnuda. Cierro los ojos para pensar en otra cosa y no caer en la tentación de poseerla ahí mismo.- tan apetecible estoy? - Abro los ojos para verla enfrente mio, siguiendo muy desnuda.

- Más de lo que te puedas imaginar.

*******************

Entramos a la sala médica tomadas de la mano. No podía borrar la sonrisa de mi cara.
Raven estaba al lado de la cama de Kim,  mientras esta dormía.

- Era hora que aparecieran... pensé que se iban a quedar follando toda la tarde.

Sus palabras nos tomó por sorpresa y nos quedamos las dos paradas, poniéndonos totalmente coloradas.

- Oh mierda. Es cierto se la pasaron...- su risa resonaba en toda la sala- tienen que ver su caras.

Había momentos es que la odiaba por hacerme sentir muy incómoda. Esta podría ser uno de esos momentos pero al tener a Clarke a mi lado eso apenas me molestaba.

- Íbamos a seguir pero te venimos a reemplzar- le dije, empieza a reírse de nuevo negando com la cabeza

-  Veniste porque sabías que Abby iba a ir a buscarte por estar abusando de su hija.

Ambas sonreimos porque sabíamos que era más que cierto.
Raven se va dejándonos a mi y a Clarke a solas con Kim.
Nos sentamos en un mismo sillón cerca de la cama.

- Jack?- le preguntó

- Con bellamy. Se estuvo quedando con el estos días que yo me recuperaba.

- Te tengo que pedir disculpas- ella frunce el ceño. - Nunca te pregunté por el. Salvaste la vida de mi hija y yo ni siquiera te pregunté por tu hijo.

- Lex. .. esta bien. No iba hablar de el hasta que no estuvieras lista.

- Estoy lista Clarke.

- Lo se Lex. - ella me sonríe.- Lo se cuando me pediste que me uniera a ti. Lex no puedo cambiar el pasado, el no es un error. Me ayudó a soportar no tenerte.

- No digo que el es un error porque claramente no lo es. Ningún hijo es un error.

- Bellamy solo obtuvo mi cuerpo una vez, nunca obtuvo mi alma, ni mi corazón , ni mi amor.

- Esa sola vez me basta con quererlo matar Clarke. Con verlo me hierve la sangre.

- Vas a tener que controlar te porque quieras o no es el padre de Jack. Y no puedo arrebatarle eso a Jack.

- Eso también lo se. Mientras el no me busque por mi parte no va a ver problemas.

- Gracias.- Asiento con la cabeza- Ya has pensado como le vas a decir a Kim de nosotras.?- Le sonrio

-Ella ya lo sabe amor.- le digo mientras miró a Kim.

-Como?- ella me mira buscando una respuesta- el ángel de mama- susurra

- Cuando era bebé.- sonrió para mi- Sigue siendo un bebe. Cada noche le contaba sobre un ángel de hermosos ojos azules de la cual estaba perdidamente enamorada. Cuando prendió hablar me pedía que le contará sobre este ángel- la miré mientras le acariciaba la mano- Asique le hablaba de ti- veo que sus mejillas se tornan coloradas- el año pasado me pidió conocerte. Agarré un  caballo y montamos hasta cerca de Arkadia.

- porque no entraste? - me pregunta sorprendida.

- Tuve miedo Clarke.

- Mami?- me pare rápidamente del sillón y me acerqué a ella.

- Hola bebé?- la beso en la frente- como estas?

- Bien Mami.- envuelve sus bracitos en mi cuello y la levantó para llevarla hasta el sillón. Los ojos de Kim no se despegan de Clarke.

- Bebé te presentó a....

- tu angel- me interrumpe Kim.

Un Corazón En Espera¡Lee esta historia GRATIS!