Discord.

312 38 7

La canción no es la misma que la letra. Lo siento no la encontré. Pero bueno.

No soy fan de los titiriteros pero tengo un miedo constante
Alguien más está controlando los hilos

Lo comprobó al verse envuelto en aquel trato, como lo odiaba el llego con ofreciéndole la clave a su problema con tal de que le diera a cambio un títere pero él fue el títere. Odiaba ser engañado y más que ese sujeto fuera él causante de tal enredo. En esos momentos sólo una palabra pasaba por su mente: "Discordia"

Algo terrible se aproxima a través de toda la ciudad
Malvada anarquía y todas sus consecuencias.

No estaba equivocado él quería dominar el mundo, quería todo de aquella dimensión, quería tener todo bajo su poder, era la escusa perfecta para obtener todo aquello que quería y eso lo incluía a él. Haría una perfecta escena llena de Discordia por qué simplemente eso nunca podía faltar en aquel pequeño lugar.

No puedo sentarme de brazos cruzados, no, no me puedo mover
Maldigo el nombre, de quien esta detrás de esto.

Estaba mal, él demonio aquel no lo dejaba en paz. Siempre queriendo conseguir dominar aquel pueblo. Truco tras truco, ya estaba cansado, tanto que ya no podía moverse para evitarlo. Estaba atado y perdido. Sólo podía echarle la culpa, después de todo él era el culpable.

Discord, estoy aullando tristemente a la Luna
y durmiendo en medio de una tarde de verano
¿Discord, que te hicimos
para que te lleves nuestro mundo?

Había empezado no lo pudo evitar, el hecho de ser amarrado y verte perdido aunque sea bajo tu subconsciente lo tenía perturbado. Estaba perdido, realmente perdido la discordia era lo único que podía ahora observar.

Discord ¿somos solo tu presa,
o somos una piedra en el camino para tener el trono?
¡Discord, no lo aguantaremos más
así que llevate tu tiranía!

-¿Qué harás?-preguntó él rubio con una sonrisa arrogante.

-Detenerte-aseguro un castaño que apenas podía pararse.

No entendía su afán por seguir. Era claro que había resultado ganador. Primero aquel pueblo, luego el mundo. Pero primero quería a aquella pequeña bestia que negaba a doblegarse. Él castaño sería su premio.

Esta bien cambiar la situacion actual pero sin abandonar
Ahora el mundo esta echo pedazos
Una terrible catastrofe tocada por tu sinfonía
Que escalofriante pieza de arte.

-¿Escuchas eso pino?-cuestiono burlón-. Esa es la sinfonía compuesta por mi. Por la discordia que hoy e dejado en este lugar.

Él chico sólo podía escuchar los gritos de la gente siendo torturada. Aquella sinfonía era tan escalofriante para sus oídos pero para él demonio rubio enfrente de él era como unas bellas notas de piano, ejecutadas a la perfección. Era una escalofriante pieza de arte.

No puedo sentarme de brazos cruzados, no, no me puedo mover
Maldigo el nombre, de quien esta detrás de esto.

-Te odio Bill Cipher-vociferó él chico con voz fría.

-¡Maldice todo lo que quieras Pino se que me amas!-le dijo con voz divertida-. Por cierto mientras más intentes escapar más sufrirás.

Ya había olvidado la cuenta de cuantas veces había intentado irse. Pero él rubio era implacable. Nadie podía escaparse de él. Después de todo él era Bill Cipher el demonio que todo lo ve.

Discord, estoy aullando tristemente a la Luna
y durmiendo en medio de una tarde de verano
¿Discord, que te hicimos
para que te lleves nuestro mundo?

-¿Qué te hice Cipher?-grito él chico ya estaba empezando a quebrarse.

Él demonio no contesto sólo se limito a sonreír y a jugar con los mechones de pelo castaño. Todo estaba saliendo como él quería.

Discord ¿somos solo tu presa,
o somos una piedra en el camino para tener el trono?
¡Discord, no lo aguantaremos más
así que llevate tu tiranía!

Había intentado irse de nuevo, en serio se estaba rompiendo y antes de acceder a lo que él demonio Bill Cipher le pidiera prefirió huir.

-Entiende lo Pino eres mio. Eres algo que no puedo darme el lujo de perder-dijo él demonio mientras lo encadenaba en un chasquido de dedos-. Eres lo que más necesito en este mundo.

-¡Sólo soy un peldaño más, un escalón más para que domines el mundo no me vengas con esas estupideces Cipher!-recrimino el chico, se estaba enamorando se de aquel demonio y eso era malo.

Cipher no contesto, simplemente regresaría a verlo más tarde.

No puedo sentarme de brazos cruzados, no, no me puedo mover
Maldigo el nombre, de quien esta detrás de esto.

-Rindete Pino...

-¡Simplemente no puedo hacerlo y quedarme como tú marioneta!-grito.

Él aun no lo entendía él no quería una marioneta, no quería ser un titiritero, él sólo quería que lo amara sin tener que obligarlo. Quería doblegarlo y hacer que lo amara.

Discord, estoy aullando tristemente a la Luna
y durmiendo en medio de una tarde de verano
¿Discord, que te hicimos
para que te lleves nuestro mundo?

-¿Qué hice para merecer esto?

-Enamorarme...

Al fin le había dado la respuesta a por que tanto sufrimiento, él quería al chico y lo conseguiría de una u otra manera, pero lo que no se imaginaba era que tanto tiempo de buenos tratos y visitas habían conseguido lo que quería.

Discord ¿somos solo tu presa,
o somos una piedra en el camino para tener el trono?
¡Discord, no lo aguantaremos más
así que llevate tu tiranía!

-¡Joder Cipher me gustas! ¡Simplemente no quiero ser una marioneta!-grito entre llanto.

Estaba enamorado del demonio que le quito su mundo, que hizo miles de escenas grotescas, que toco una sinfonía espeluznante con la agonía de las personas. Estaba enamorado del maldito demonio que lleno el mundo de discordia y provoco que perdiera a su familia. Estaba enamorado de su destructor y de su demonio de la discordia pura.

-Esa es la respuesta correcta Pino...

Lo había conseguido. Al fin tenía a su adorado premio, tanto sacrificio, para obtener al chico, ya lo había monopolizado como quería, era todo suyo, ya había cumplido su meta, él pueblo fue suyo, luego él país luego le siguió el mundo y por ultimo él chico. Su discordia había terminado.

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.
Discordia.¡Lee esta historia GRATIS!