Capitulo 38

1.6K 70 0

Llegando a la fiesta, me gusto todo desde la entrada la fiesta tenía pinta era algo entre formal pero casual es decir elegantemente casual y no se pero desde lo lejos reconocí a William entre toda la gente se me hizo raro es como si mis ojos tuvieran un iman para observarlo aunque tal parece que a él le pasa lo mismo por qué solo llegue y desde lejos ya me estaba saludando.
Cuando lo vi se veía completamente distinto a como se viste para ir al colegio era algo más semi casual el atuendo que tenía, no como para ir al colegio que siempre usaba un traje formal se veía aún más guapo así como vestía ahora su camiseta color pistache que hacían juego con sus ojos algo que volvía completamente loca. Él fue acercándose a mí y Isabella,Grecia y Eduard decidieron dejarnos solos

–se acercó a mí y me saludo de beso cosa que se me hizo extremadamente rara ya que en el colegio o a los lugares a los que vamos solo me dices "buenos días Cordelia" o como antes que me decía "buenos días señorita" vamos mejorando.–le guiñe el ojo.

no podía evitar mirarlo con mi cara de niña boba el provocaba en mi un no sé qué me hacía volar no podía evitar mi atracción por el, pero igual sabía que no era correcto él era mi profesor y no me gustaba eso.

–Porque me miras así, tengo algo en la cara.

Susurro cerca de mi oído.

Yo aún boquiabierta exclamé.

–es que siempre me saludad con un "buenos días" y es extraño.

–lo sé, pero aquí es diferente no estamos en clases o ¿prefieres que le hable de usted nuevamente

–no,no por favor es mejor así me haces sentir mayor.

–Volviendo al tema que linda te vez.

–gracias lo mismo digo de ti, te vez excelente.
Vamos por una copa mencione y dijo.

–está bien y fuimos por un poco de vodka.

Luego el mencionó

–ahora ¿qué te parece si vamos a bailar?

–si ¿porque no?

Para mí mala suerte en justo en el momento que íbamos a entrar a la pista empezó una canción romántica.
Nos acercamos, nos tomamos las manos y empezamos a bailar.

Me dijo.
–que bien baila señorita.

–William ya te dije que no me hables de usted.

–está bien Cordelia jajaja me gusta molestarte–Río.

seguimos hablando y entre platica y platica.–me susurro al oído

–Cordelia no sé que me pasa contigo sé que somos profesor alumna pero hay algo en ti que me atrae mucho.

–lo sé tú también.

Y justo cuando le iba a decir lo mucho que me atrajo desde el principio de Dereck estaba en el micrófono diciendo:

su atención por favor.
Esta es la fiesta para darle la bienvenida a mi primo William Scott, muchos de ustedes ya deben conocerlo es profesor el la universidad de Londres (UL), Will pasa por favor.

Disculpa tenemos una platica pendiente.

Él subió al escenario y dio sus palabras de agradecimiento mientras tanto Isabella y Eduard se acercaron a mí y me invitaron a acercarme con ellos.

¿Donde está Grecia?-pregunté.

–tranquila no creas que no las he vigilado fue al baño mientras Dereck fue a anunciar a William.

Oh está bien, creo que ya es tarde William a la vez de dar su discurso se despidió creo que no quiso quedarse mucho tiempo por lo de su ética.

Me despediré mientras tú despídete de Isabella y dile a Grecia que haga lo mismo los veo en el estacionamiento en 30 horas vale.

-bueno ahí estaremos.

Fui corriendo William.

–mis primos y yo nos tenemos que ir al igual que tú.
¿Nos veremos mañana?

–si olvide mencionarte que mañana a 13:00 nos vamos a Mexico y después a China ¿no es genial?

–ay Dios mío.–solté un grito de emoción.
Pensé que algún día iríamos como lo mencionas te pero no pensé que fuese tan pronto.

–pues ya vez que las sorpresas pasan y nosotros mañana viajamos a China así que vámonos que mañana tendremos que despertarnos temprano porque antes de irnos debemos dejar todos nuestros pendientes resueltos.

–hablas por ti, porque yo en realidad no creo tener más que hacer.

–ya veras que sí mañana con todo los que harás  antes de irte maletas, buscar tu pasaporte y algunas otras cosas que te irán saliendo ya veras.

–ay bueno está bien exagerado tenemos casi la misma edad pero tú con tus deberes de persona adulta ya te estás comportando como una.

–Cordelia tener 24 años es ya no ser un adolescente y mucho menos un niño por dios, deberías ir madurando un poquito.

–ay bueno, me voy justo iba terminar de despedirme cuando interrumpió y dijo ¿a donde vas?.

–al estacionamiento quede de verme con Eduard y Grecia allí.

–vamos te acompañó yo hoy no manejare tome algunas copas dime que ustedes tampoco.

–por su puesto que no, Isabella nos trajo por lo mismo sabíamos que beberíamos y ya debe estarnos esperando Osvaldo el chofer.

–más te vale porque si hubiesen decido manejar ustedes en verdad que los ato para que no vayan.

Y así fuimos caminado hasta llegar.
Eduard y Grecia ya estaban ahí me despedí de beso de will y subimos a la camioneta y Osvaldo nos llevó directo a la casa.

MI PROFESOR ¡Lee esta historia GRATIS!