—Hey...

—¿Sorprendida de verme?—dijo riendo.

—Si, Luke.

—¿Cómo has estado?.

—Bien, ¿y tú?.

—Igual—me sonrió.

—Creí que te fuiste a Reino Unido de nuevo.

—Si, me fui y volví. Me aceptaron en la universidad.

—Mierda, Luke también iba a ir a la misma que yo—pensé—. Oh, es bueno que te hayan aceptado.

—Exacto—sonrió.

—Luke...¿no vuel...¿____?.

—Nathan...esto no se podría poner peor...Hola–sonreí.

—Hola—me sonrió, estoy segura que esa sonrisa es mas falsa que los pechos de Nicki Minaj.

—...Debo irme, los veo después—salí rápidamente de allí, no les deje decir nada.

Seguramente esto es sobre lo que le quería decir Haeri a Hye, volvieron los estúpidos. Debería prepararme para soportarlos unos 4 años mas. Cuando Hye se entere que Luke esta aquí, es mas que seguro que se va a caer de espaldas. Por mi parte solo espero que Nathan no este denso.

Entre a mi apartamento y no hay nadie, mi compañero de piso no esta. Me tire en el sillón y prendí la televisión. Mi teléfono comenzó a sonar y lo atendi.

—¿Si?.

—Haeri me conto que Luke y Nathan están aquí.

—Ya lo se, me los crucé en la cafetería.

—Mierda, esto es el colmo. Yo creí que se iban a quedar en Reino Unido. JODER.

—Yo tambien creí eso, pero, al parecer no.

—Por cierto, Jackson va a hacer una fiesta esta noche. Y nosotras estamos invitadas.

—Hora.

Comienza a las 11 pm.

—Es más que seguro que iremos.

—Bueno, te dejo, hablamos esta noche.

Ella colgó y ni siquiera dejo que me despida. Mire la hora y son las 4:47 pm, mi compañero de piso debe venir a las 5 pm así que tengo el apartamento libre hasta esa hora. Suspire y seguí mirando la televisión. Luke es el ex novio de Hye, ellos terminaron porque él creía que ella le era infiel pero luego se dio cuenta que no y hasta ahora la busca, pero obviamente Hye no quiere saber nada de él. Y Nathan, siempre quiso estar conmigo, una vez hasta casi me arruina la relación con Jimin, aún recuerdo cuando Jimin y yo terminamos, él estuvo primero para consolarme. Fue muy bueno, pero, de todas formas no quiero estar con él. Me sentí algo aliviada cuando volvió a su país natal, pero, ahora que está aquí, de nuevo, va a ser una pesadilla. No digo que lo odie, pero, es muy pesado y tal vez en algún momento le hubiera dado una oportunidad si no hubiese intentado arruinar mi relación con Jimin, es algo que jamás lo olvidaré.

Flashback.

—¿Entonces le vas a creer a Nathan?—le dije.

—Si.

—A Nathan lo conoces hace meses y conmigo estas hace dos años, piensa un poco en eso—me crucé de brazos y lo mire.

—____, las fotos no mienten—me dijo mientras apuntaba a una de las fotos en su teléfono.

Esa ni siquiera soy yo—le dije mirando el teléfono.

—Si querías terminar me lo tenías que decir solamente, no ser infiel.

¡Que no te soy infiel!—le grite, me comienza a cansar.

¡Eres tu la de las fotos!—él me gritó y fue mi punto limite.

—Mira bien las fotos. ¡Yo ni siquiera tengo un lunar en el codo!.

Jimin analizó mejor las fotos y me miró, sus ojos se llenaron de lágrimas y me abrazo.

—Perdón—murmuró.

—Esta bien, sólo...Confía más en mi, ¿si?—le dije abrazándolo.

—Si, lo haréme devolvió el abrazo y me besó en la frente.

Fin de flashback.

Después de eso dejé de ser cercana a Nathan, tal vez si seguía hablándole Jimin le iba a matar. No lo sé.

—¿Distraída?...

»Mi ex novio es Park Jimin. [EN EDICIÓN]¡Lee esta historia GRATIS!