Israel

876 12 0
                                    


  No pretendo competir con tu profesor de religión, querida Sofía; no obstanteconviene hacer un breve resumen de los antecedentes judíos del cristianismo .

Todo empezó cuando Dios creó el mundo. En las primeras páginas de la Bibliase habla de esta Creación. Pero más tarde los hombres se rebelaron contra Dios.El castigo no fue sólo la expulsión de Adán y Eva del jardín del Edén, sino tambiénla entrada de la muerte en el mundo.La desobediencia de los hombres a Dios atraviesa como un hilo rojo toda laBiblia. 

Si seguimos leyendo el Génesis nos enteramos del Diluvio y del Arca deNoé. Luego leemos que Dios estableció un pacto con Abraham y su estirpe.Según este pacto, Abraham y su estirpe cumplirían los mandamientos de Dios,y a cambio Dios se comprometía a proteger a los descendientes de Abraham.Este pacto fue renovado cuando Moisés recibió las Tablas de la Ley en el monteSinaí. Esto ocurrió alrededor de 1. 200 años a. de C.

 Para entonces los israelitasllevaban mucho tiempo de esclavitud en Egipto, pero mediante la ayuda de Diosel pueblo pudo volver a Israel.Alrededor del año l000 a. de C. , es decir, mucho antes de la existencia deninguna filosofía griega, oímos hablar de tres grandes reyes en Israel. El primerofue Saúl, luego vino David y tras él, el rey Salomón.

 Todo Israel estaba entoncesunido en una sola monarquía, y vivió, particularmente bajo el reinado del rey David,una época de grandeza política, militar y cultural.En su investidura los reyes eran ungidos por el pueblo obteniendo el título deMesías, que significaba «el ungido». En el contexto religioso los reyes eranconsiderados intermediarios entre Dios y el pueblo.

 A los reyes se les llamaba,por tanto, «hijos de Dios», y el país podía, entonces, llamarse «reino de Dios».Pero Israel no tardó mucho en debilitarse, y pronto se dividió en un reino norte(Israel) y un reino sur (Judea). En el año 722 el reino norte fue invadido por losasirios y perdió toda importancia política y religiosa. No les fue mejor a los delreino del sur que fue conquistado por los babilonios en el año 586. El temploquedó destruido y gran parte del pueblo fue conducido Babilonia. 

Esta «prisiónbabilónica» duró hasta el año 539, en que el pueblo pudo volver a Jerusalén parareconstruir su gran templo. No obstante, durante la época anterior a nuestra era,los judíos estuvieron constantemente bajo dominio extranjero.Los judíos se preguntaban por qué se había disuelto el reino de David y por quésu pueblo estaba siempre sometido a tantas desgracias si Dios había prometidoproteger a Israel. 

Pero el pueblo, por su parte, había prometido cumplir losmandamientos de Dios. Poco a poco se iba extendiendo la creencia de que Diosestaba castigando a Israel por su desobediencia.Desde aproximadamente el año 750 a. de C. surgieron una serie de profetasque predicaron el castigo de Dios a Israel porque el pueblo no cumplía losmandamientos del Señor. Un día Dios juzgaría a Israel, decían.

 A esta clase depredicaciones las llamamos profecías del juicio final.Pronto surgieron también profetas que decían que Dios salvaría a una pequeñaparte del pueblo y enviaría a un «príncipe de la paz» o un rey de la paz de laestirpe de David para que restituyera el antiguo reino de David. De esa manera elwww.inicia.es/de/diego_reina130pueblo tendría un futuro feliz. «Este pueblo que camina en la oscuridad verá unagran luz», dijo el profeta Isaías. «Y sobre aquellos que habitan el país de lassombras, la luz brotará a rayos.» A este tipo de profecías las llamamos profecíasde salvación. 

Para ser más preciso: el pueblo de Israel vivió feliz bajo el rey David. Conformelas cosas empeoraban para los israelitas, los profetas predicaban la llegada de unnuevo rey de la estirpe de David. Este «Mesías» o «Hijo de Dios» salvaría alpueblo, reconstruiría Israel como gran potencia y fundaría un «reino de Dios». 

El mundo de Sofía-Jostein GaarderDonde viven las historias. Descúbrelo ahora