1:"conociendose "

118 10 4
                                                  

Un dia como cualquiera,aquella chica desde su cama observaba con somnolencia el techo de su habitación despues de haber despertado unos segundos, escucho su "mascota" como pedía algo para poder tener fuerzas y estar con energia en el día y ayudar a su dueña o portadora a hacer sus labores de limpiar el castillo de los reyes borgerous.

Con mucha pereza Marinette Dupain-Cheng se levanto para ver a su pequeño kwami, bueno, ella no sabia bien que era asi que decidió ponerle a su especie asi, y de nombre, Tikki; se amarró su cabello azul rey marino haciendo 2 coletas bajas.

-Ya estoy aqui, que pasa Tikki?

-Normalmente estas con energia en la mañana, pasa algo?

-No, no es nada, es que un día como este.. Ya no estaban más mis padres...

-Oh... no te preocupes Marinette que yo se que tus padres están en alguna parte-Dijo sonriendo la criatura rosa con aquel punto en la frente-

-Eso espero Tikki...

En ese momento se escucho un tintinear de campana, era el llamado de la Princesa Chloe para que la pudieran atlador, debería ser una princesa querida, mas por su forma de ser no se puede mucho.

-Que querrá la señorita "Soy mejor que tú" - dijo Marinette cambiandose de ropa y bajando las escaleras, escondió a su criatura en un bolso que ella había heredado, o al menos, encontrado de sus padres, desde que ya no estaban era difícil la vida de la joven Marinette, sabia que ellos estaban vivos, aunque le habían dicho que estaban muertos, pero no toda su vida fue desgracia, ella tenia a su amiga Alya, ella tambien trabajaba para Chloe, pero simplemente la odiaba.

Marinette al bajar se encontro con aquella rubia con un moño y un vestido amarillo.

-HAZ TARDADO 10 MINUTOS MARINETTE-Dijo la rubia con un tono de furia e ira-Sabes que cuando se te llama tienes que venir en el instante...

-Lo siento madame Chloe...

-si, si, si... bueno, necesito que vayas a comprar algo al pueblo de al lado, quiero comer algo jocoso y suculento.

-Pero... Esta bien, Madame Chloe-dijo la de las coletas dando un suspiro al salir de la inmensa sala donde se encontraba Chloe-

Fue cuando ella salió del castillo para subir al carro que la llevaría al Reino de (inserte nombre de ciudad de Francia here)

En alguna otra parte

-

NO ESCAPARAS ESTA VEZ CHAT NOIR!!-gritaban unos guardias corriendo tras el ladrón con mascara y por alguna razón, con orejas de gato-

-Sigan soñando señores, este gato no se dejara atrapar tan fácil!- decía el rubio despeinado mientras saltaba de tejado en tejado- mejor les doy su recompensa por esfuerzo- dijo en voz alta tomando jarrones y sartenes para después tirarlos contra los hombres uniformados, y si hizo efecto.

Al llegar a su destino, el ladrón mas buscado en todo el reino se convirtió en el Príncipe Adrien, un joven simpático, gentil, lo opuesto a la princesa del otro lado del reino.

-Vaya que te gusta ser odiado por tu padre- dijo la criatura con nombre Plagg-

-no es eso, es que no me agrada que mi padre le robe a la gente pobre y mas encima que les regale cosas infectadas con virus o algo por el estilo

-Vaya, si que te preocupas por esa gente

-bueno si, tengo que, ser el heredero al trono no es creerse mejor que los demás, es ayudar a la gente, mejorar la economía, no destruir todo de poco a poco

A la media noche (Miraculous Ladybug)Donde viven las historias. Descúbrelo ahora