Capítulo 20 - La Conversación

2.6K 289 35

El proyecto de Vince fue aceptado rápidamente, le asombró mucho recibir felicitaciones por parte de los profesores y cuando le asignaron un responsable de proyecto se admiró aún más que éste estuviera tan a gustoso con la idea de trabajar con ello. Vince no había recibido tanta aprobación jamás en su vida. Descubrió, por otro lado, que trabajar con Lucía era muy fácil, ella siempre le daba ideas y además era bastante confiable, a menudo escuchaba decirle "Tranquilo, yo lo hago" o "Dame un minuto y reviso como se hace" , como resultado habían terminado embarcándose juntos en aquel viaje.

Estaba contento y el último día del semestre Lucía fue a su casa para decidir en que trabajaría cada uno durante las vacaciones. Estarían comunicándose por videoconferencia pero querían hacer aquello en persona. Lo que Vince no esperaba era encontrar a su padre hablando con su socio nada más abrir la puerta principal de la casa.

-Tienes suerte, Héctor- ese era su padre, estaba hablando con su socio mejor amigo y además padre de Paul- A Paul sólo le falta un semestre mas y podremos tenerlo de lleno en la compañía, Vince en cambio cada vez muestra menos y menos interés- se lamentó- Últimamente pasa todo su tiempo con esa bonita novia que tiene- Vince frunció el ceño. Las voces venían de la estancia junto al vestíbulo. Cuando mencionó la novia fue consciente de que Lucía estaba a su lado y la vergüenza lo caló profundo.

-Está pasando por una etapa, además no importa si pierde un año o dos, nosotros aún somos fuertes- bromeó- y Paul no tiene ningún problema en esperar a que él pueda entrar al redil- Vince fruncio el ceño, claro, el perfecto Paul siempre podía tener compasión del inútil Vince.

-No lo hará- Vince tuvo que admitir que la afirmación de Paul le estrujó un poco el pecho, odiaba no tener cómo defenderse o cómo encarar a Paul. Junto a él, Vince se sentía insignificante- Vince está siguiendo su propio camino y eso es increíble. Si jamás decide entrar a la empresa, yo haré el trabajo- Vince se sorprendió y casi enseguida escuchó la risa estruendosa de su padre.

-Eres un joven ambicioso Paul, pero esa es la herencia de mi hijo – Vince apretó los labios, claro, Paul no estaba defendiéndolo, solo quería todo el pastel.

-Paul incluso como broma eso es algo rudo- le reprendió su padre, aunque Vince estaba seguro de que estaba orgulloso de oírle hablar así.

-No bromeó- y el muy cara dura tenía el descaro de admitirlo. Vince apretó los puños- No deseo tocar una sola acción ni la más mínima moneda de Vince, él puede ser un accionista pasivo ¿verdad? Yo haré el trabajo y él puede quedarse con el dinero, estoy seguro de que hará maravillas con él- Vince escuchó a su padre decirle que Vince no podía ser así de holgazán, entre otras cosas. Harto de la conversación cerró la puerta asegurándose de que el sonido les alertara de que estaba ahí.

A los pocos momentos su padre y sus invitados entraban al vestíbulo.

-Vince tenemos visita, saluda- Ambos padres tenían sonrisas amables en sus rostros, como si no hubiesen estado hablando de él hacía unos segundos, Paul se mantuvo en cambio detrás de ellos, observándolo a él y a Lucía con una mirada apacible.

Vince saludó a Héctor con formalidad y le dedicó a Paul apenas un asentimiento de cabeza, presentó a Lucía y se retiró lo más rápido que pudo. Ya en la habitación Lucía no pudo aguantar más la sorpresa y solo cerrar la puerta se giró a él con los ojos muy abiertos.

-No lo creo ¿tú y Paul se conocen?- preguntó asombrada- ¿Era el chico de oro de este año el que estaba de tu lado allá abajo? ¡Jamás habría imaginado que eran amigos!- exclamó admirada y Vince bufó.

-Y no lo somos, él es el hijo del socio de mi padre y nada más. No estaba de mi lado, solo es mejor si no le estorbo- gruñó y se dejó caer en un sillón azul mientras Lucía por su lado se sentó en el borde de la cama viéndolo extrañada.

Una Adicción Peligrosa¡Lee esta historia GRATIS!