Capítulo 17.

3.7K 183 32

    Esa mañana todos estaban reunidos en torno a la plataforma más alta de Arkadia escuchando las nuevas órdenes de Kane. Después de que él y su personal de confianza se reuniesen la tarde anterior con los terrestres de la aldea más cercana al terreno que querían utilizar para cultivar, éstos le dieron el visto bueno a cambio de que les proporcionasen una pequeña parte de la cosecha aceptando una especie de trueque por parte de ellos. Era una oferta más que razonable y por supuesto, Kane no podía rechazarla, por lo que en seguida puso al tanto a su gente. Dentro de unos días, un grupo formado por algún que otro explorador, agricultor y mecánico que pueda ayudar a crear unos canales decentes e instalar las placas solares marcharían hasta el terreno en cuestión para ponerlo todo en marcha. La electricidad adquirida por medio de las placas conectaría directamente con Arkadia y los canales para los cultivos les proporcionarían los alimentos necesario en cuanto la cosecha estuviese lista, por eso, era una clara necesidad para los habitantes de El Arca. 

 

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.


    Bellamy, Octavia y Jasper escuchaban con atención todo lo que el canciller les estaba diciendo ya que Jasper partiría con el grupo de agricultores y Bellamy con el de exploradores y guardias. Ambos compartieron un par de miradas mientras Octavia, se marchaba cuando había terminado de escuchar todo lo que le interesaba para informar a Clarke, que tenía una urgencia en la enfermería con su madre. 

    Lexa, apoyada en uno de los árboles de Arkadia, escuchaba con atención ya que ese tema tenía que ver con los terrestres. Le alegró saber que por parte de ellos, la paz estaba reconocida y establecida por completo. Era agradable ver como tanto sacrificio por su parte había comenzado a dar sus frutos y como por eso, ambos bandos se verían beneficiados. La parte mala es que ella ya no podía tomar partido de la misma forma. Le hubiese gustado ver todo aquel cambio desde su trono en Polis. Le hubiese gustado tomar un partido más directo como el de Kane con los suyos pero ahora, de eso se encargaba Aden. No podía pasar un día sin que Lexa se acordase de él o de Polis. No tenía duda en que el joven estaría llevando bien el mando de los trece clanes ya que ella misma se esforzó por enseñarle antes y después de su muerte todo lo que necesitaba saber pero aun asi, preferiría estar allí para tenerlo todo más controlado, para poder seguir tomando decisiones. Suspiró e intentó que sus pensamientos desapareciesen de su cabeza. No valía de nada echar de menos a la persona que era antes. Ahora tenía una nueva vida en Arkadia, ahora, tenía que ser alguien distinta, ahora, simplemente era Lexa Kom Trikru. 

     Minutos después, Kane había terminado con su discurso y muchas de las personas que escuchaban con atención se habían marchado de allí para continuar con sus tareas y obligaciones. En cambio, Bellamy aprovechó para agarrar del brazo a Jasper. Éste lo miró confuso. 

    - ¿Qué coño haces?- pero Bellamy no le contestó, se limitó a llevarlo a un lugar más apartado. Cuando lo hubo soltado, éste se acarició la parte trasera de su brazo debido a la fuerza que Bellamy había ejercido sobre él al agarrarlo. 

May we meet again. ¡Lee esta historia GRATIS!