Capítulo 49

190 19 31

Algo no iba bien,algo no iba jodidamente bien.

Pese a las quejas de los pilotos,la FIA había decidido que aunque cayese una lluvia torrencial que se corría sí o sí.

La pista estaba mal,pero hasta ahora no había pasado nada. Hasta que el coche de Adrián Sutil se estrelló contra al muro y tras varias vueltas,los comisarios acababan de sacar bandera roja.

-John,¿Qué está pasando?-pregunté alterada. John me iba a contestar pero le llamaron por teléfono y tuvo que atenderlo.

Me llevé las manos a la cabeza desesperada mientras el coche de Max llegaba al garaje.

-Parece ser que un piloto ha tenido un accidente. Viene un helicóptero para llevarlo al hospital más cercano.-Sam vino corriendo hacia mí visiblemente asustado.

-¿Es Sutil? ¡Pero si salió por su propio pié!-mi cuerpo empezó a temblar y sentí una presión muy fuerte en el pecho.

-No,otro piloto. Juliet,otro piloto ha tenido un accidente grave...

-¡Nico! Tengo que ir a ver si llegó al box...-salí corriendo pero sentí como una mano fuerte me impedía salir.
Me giré al ver quien era esa persona y me encontré con el rostro de John,bañado en lágrimas.

-No es Nico el que ha tenido el accidente,ha sido Jules...-rompió en llanto y el box se hizo en silencio.-Ha sido con una grúa,la grúa que recogía el coche de Sutil. Y está...no está...

Me quedé paralizada sin poder gesticular palabra. La presión que sentía en mi pecho antes se convirtió en un dolor tan fuerte que me hizo arrodillarme mientras ojos se cubrían de lágrimas.

-¿Jules? ¿Cómo ha sido?-Max,que acababa de salir del coche,soltó su casco y fue hacia John gritándole desesperado.
John se quedó callado y se llevó las manos a la cara.

-Mierda.-gritó Max y salió corriendo del box.-Voy a verle,tengo que verle...

Le seguí, sentí mi cuerpo mojado y hasta las gotas de agua no me dejaban ver a donde me dirijía, creo que a Max también le pasaba lo mismo porque tras un rato corriendo dijo:

-Creo que...por aquí no vamos a ningún lugar. Crucemos todo recto por la izquierda.-me cogió de la mano para llegar más rápido,ya que era bastante más lenta que él.

Cuando llegamos donde el lugar del accidente,no pude evitar gritar de dolor.
Mecánicos y enfermeros intentaban quitar a Jules del coche,él estaba dormido,lleno de sangre y el coche prácticamente destrozado.

-¡Jules! Mierda,llévenlo a un hospital rápido.-Max corrió ellos para ayudar a sacar a nuestro amigo.

Yo estaba paralizada con dificultades para respirar.
Esto era irreal.

-Juliet,vamos.-Max,subido a la ambulancia me tendió la mano.-Les he convencido para acompañarle...te juro que si no me acompañas no voy a poder con esto.

Me subí y me abracé a él como lo hacía de pequeña cuando hacía alguna trastada y mamá me regañaba.
En esa época los brazos de Toto eran mi único consuelo...

Todo fue muy rápido. Apenas llegamos al hospital nos obligaron a ir a Max y a mi a una sala de espera.
Él fue el encargado de llamar a todas las personas del equipo,que poco a poco llegaban a esa sala de la que nos habíamos apropiado.
También fue el encargado de llamar a los padres de Jules,que habían tomado un vuelo a Japón hace apenas unos minutos.

-Max...tengo que ir al baño.-le acaricié el rostro y él me besó en la frente sentándose resignado.

Al llegar a ese blanco y frío lavabo me miré al espejo. Pero más que verme reflejada físicamente pude verme interiormente.
Desprendía angustia y estaba ahogada en un mar de terror. Terror de perder a uno de mis mejores amigos.
¿Qué pasa si no le vuelvo a ver?
La desesperación terminó por culminarme y salí del baño buscando a Jules desesperadamente.
Tenía que verlo,no podía aguantar más.

Una puerta entreabierta y mi 'suerte' repentina hicieron que descubriese en que habitación estaba Jules.
Ya lo habían terminado de operar hace un par de horas y estaba...estaba repleto de tubos.
Estaba completamente irreconocible.

Sollozando,me acerqué a él y le acaricié una mano. Estaba caliente,lo que me hizo tranquilizarme un poco.

-Todo saldrá bien.-le besé la frente y recordé que esas palabras también se las había dicho cuando me confesó que tenía una mala sensación.
¡Si le hubiera hecho caso y no le hubiera dejado correr!-Perdóname,espero que algún día llegues a hacerlo. Quiero que estés bien...

Sentí unos pasos y salí apenada de la habitación de Jules,me hubiera gustado quedarme a su lado más tiempo. Se veía tan mal...y todo era culpa mía, por no haberle hecho caso.

Desorientada, fui a la sala de espera que ya estaba monopolizada por algunos pilotos.
Vi a Nico a lo lejos que se levantó con intención de venir a mi. Lo que más necesitaba ahora era un abrazo suyo.

Sin embargo,fue Sam el primero en hacerlo. Pobre, era sin duda de los que más estaba sufriendo.

-Ya nos hemos enterado de que Jules está en coma. Es tan surrealista...-se secó las lágrimas.-No quiero separarme de él,pero esta sala ya la ocupará su familia de noche. He pensado que sería buena idea dormir en mi coche...

-Está bien,luego vamos y vemos como hacemos...

-Te espero en el parking y preparamos todo.-el inglés me volvió a abrazar y salió de allí con paso acelerado.

-Lo siento mucho.-Nico me abrazó y sentí como la adrenalina invadía mi cuerpo. Si algo me podía calmar un poco era un abrazo de él.

-Ya está todo olvidado. Sólo necesito que estés a mi lado.-le besé en los labios.

-Te quiero,se pondrá bien.-me besó otra vez y me abrazó.

Trás este momento agridulce,bajé al parking donde Sam me enseñó lo que había organizado:

-Yo voy a dormir en uno de los asientos delanteros y Max en otro. Somos buenos dormilones y nos adaptamos a cualquier cosa. Te he preparado la parte trasera.-todo esto lo dijo con expresión seria mirando a la nada.-Jules era peor que nosotros en el tema de dormir, una vez nos fuimos de acampada y durmió abrazado a un tronco donde hacíamos veladas nocturnas...

Mientras Sam contaba melancólico ese relato yo me acomodé en la parte trasera del vehículo.
Vinieron a mi mente la imagen de Jules antes de ir al hospital y después de la operación.
Era todo muy duro para mí.

Pero lo que acabó por culminarme fue el 'era' de Sam. Jules estaba vivo,él iba a luchar por estar con nosotros.

You can be a champion, Nico Rosberg.¡Lee esta historia GRATIS!