capítulo 10

4.6K 246 64

Sentía la bilis recorrer mi garganta. No podía creer que lo estaba viendo.

- Lexa, por favor. - Clarke se va acercando a mi.

Corro lo más rápido que puedo para salir de esa sala, me pierdo dentro de esa maldita estación, sigo dando vueltas empiezo a sentirme muy enferma.
Paro en un rincón apoyándose contra la pared me inclino y vómito.
Lloro, mis lágrimas caen en cascada. Siento morirme.
No tengo fuerzas para levantarme, me quedo ahí tirada, mi cuerpo convulsiona de llanto.
No me importa si alguien me ve. No puedo levantarme .

- Que diablos....?- escucho una voz atrás mio, ni siquiera hago el intento de mirar quien es.
Siento unos brazos que se ponen a mi alrededor y me ayuda a levantarme. Caminamos unos metros hasta que entramos en un lugar, creo que ellos lo llaman cubículo.

- Quédate aquí. Recuestate. - me dice tendiedome en una cama.
Cierro los ojos tratando de olvidar lo que paso, las imágenes no se iban. Me hice un ovillo en la cama tratando de consolarme.
Rompí a llorar como nunca lo había hecho. Me sentía rota.
No se el tiempo que estube así, el sueño de apoderó de mi ni aun así pude relajarme. En mi mente estaba ella un día entrenándose a mi y al otro día estaba con el hombre que odiaba.
Me levantó de la cama, nobpodia dejar de llorar por más que lo intentará mis lágrimas salían solas. Trataba de secarmelas pero era inutil.

- hasta que no saques todo lo que tienes dentro van a salir saliendo- me dijo una voz en frente mio.
Levantó la vista para encontrarme con la amiga de Clarke.
Me levantó para irme de ahí.

- yo que vos me quedo aquí dentro.- me giró para verla.- a un te están buscando y cro que no quieres ser encontrada. Me equivoco?
Vuelvo a la cama. Mis manos están mi cabeza me dolía quería arrancarmela.

- Todos lo sabían. Fui una idiota- una sonrisa amarga apareció en mi rostro.

- Lo sabes..- dijo aseverandolo

- Si. - no podía hablar sin llorar. Dolía tanto.

- No voy a defenderla pero...

-NO, NI SE TE OCURRA DEFENDERLA- Le grité.

- Baja la voz si No quieres que te encuentren.-ve que me calmó y continua hablandome- Se que Clarke lo arruinó todo, pero darle la oportunidad de que te explique.

- Que me explique que cosa?- la furia crecía en mi- No quiero saber nada con ella Raven. Esta muerta para mi. Ahora ayúdame a salir de aquí.

*********

Han pasado dos semanas desde eso. Me Centre en cualquier cosa que me distrajera.
Peleas, luchas, sangre era todo lo que veía. Cada golpe que daba, cada golpe que recibía, nada hacia que me olvidará y me quitará este dolor que sentía por dentro .
Me estaba muriendo lentamente.
Indra practicamnete ni entraba a la tienda. Estaba furiosa con ella. Lo sabía y No me había informado nada.
Todos estos años esperando a Clarke, no fue capaz de decirme que ella ya había hecho su vida.
Me estaba volviendo loca, necesitaba tranquilidad.
Kim, ella cada noche sanaba mi alma hasta que el dolor se hacía presente. Vivía por ella.
Trataba con todas mis fuerzas de salir adelante. Tenia que hacerlo por mi hija. Sus ojos preocupados me rompían más mi corazón.
Me odiaba, me odiaba por hacerla sentir así.

- Kim vamos a nadar, ?- al ver su cara iluminada de alegría, me sentí feliz.

- Ya no te sientes malita Mami.

- No bebe. Ya no. Todo lo que necesito ahora es estar con mi hija.

Era cierto sólo la necesito a ella. Mataré mi amor por Clarke.
Salgo de la tienda a buscar un poco de comida para ir al río..

- al fin te encuentro. Llevas dos semanas ignorandome. - giro para encontrarme con Raven. Levantó una ceja, sorprendida por su aparición.

-Eras tu la que venía todos los días?

- Si. Nunca te dijeron que ero yo.- negué con la cabeza.

- Sólo que era alguien de la gente del cielo. De todos modos que haces aquí.

-Quería saber como estabas. Y por tu aspecto estas fatal. - no se lo iba a negar. - tendrás que haces algo con las ojeras que tienes ahí mi amiga. No sabía que se te iban por los costados de los ojos.- me decía observandome.
Le sonreí apenas. Sólo una mueca.

- Son moratones Raven.

- Oh. Y el otro como quedó?

- me he quedado sin unos buenos soldados por un tiempo.

Ambas sonreimos. En eso se abre la entrada de la tienda para dejar salir a Kim.

-Hola- la salud a Kim tímidamente. Ella se apoya en mi pierna y pasa su manito alrededor.
Raven la observa de arriba abajo sorprendida luego me observa a mi buscando algo.

- Hola pequeña. - le devuelve el saludo.

- Vas acompañarnos al río?- le pregunta Kim.

- No se. Me invitas?.

-Mami puede venir con nosotras?

- Mami?- la boca de Raven casi toca el suelo.

- Si ella quiere que venga bebe.- le digo simplemente. - Raven te presentó a mi hija Kim princesa heredera de todos los clanes.

- Wow eso sí fue una presentación. - dice como si nada. No puedo evitar reírme. - Y bien a donde vamos pequeña.?

Salimos para el río. Estaba en paz. Hoy me sentía en paz.

- Raven tienes hijos?- y ahí empezó el baTallón de preguntas. Raven se ahoga con lo que estaba comiendo.
Me acerco a su lado.

- Como has aceptado su invitación ahora te acribribillar a preguntas.

- No pequeña. Aun no tengo. Espero algún día.

- Tienes novia?

- Digamos que ese asunto es complicado.

- Esa no es repuesta para una niña de tres años Raven.- la regaño - Y como de complicado es?

- A comandante resultó se cotilla.-

- No sólo me entró curiosidad - le sonrió.

- Amo a una persona pero esa persona no quiere estar conmigo por miedo.

- Y porque tiene miedo?

- Me lleva unos años y dice que es muy grande para mi. No se que hacer ya. La amó y quiero estar con ella.

- Y quien es?

- Es Abby.

Un Corazón En Espera¡Lee esta historia GRATIS!