capítulo 9

4.4K 228 47

En ningún momento apartamos la mirada. Su hijo también me mira.
No se podía negar era igual a ella. Su pelo, sus facciones, su sonrisa, su inocencia .
Siento que todos me miran.
Lo cierto era que no me podía mover. La sala era un sepulcro total, nadie respiraba, nadie se movía.
Mi cabeza da vueltas buscando respuestas. Cuando paso esto? Porque?. Miró a cada uno de los presentes, me esquivan la mirada.
Todos lo saben. Niego con la a cabeza tratando de encontrar una respuesta. Algo que me ayude a saber porque me han mentido. Porque me ha mentido.

--------------------- flashback-------------------
5 años atrás

- No puedes ir matando gente así como Lexa!- Clark gritaba mientras me seguia a mi habitacion.

- Si puedo Clarke. Soy LA COMANDANTE DE TODO. SI VEO QUE ALGUNO DE LOS MIOS ESTA EN PELIGRO NO VOY A DUDAR EN MATAR - mi grito la sobresalto, desde que la conocía jamás le había gritado.

- Yo no soy uno de los tuyos Comandante.- escupe esas palabras como si fueran veneno. Tendría q estar acostumbrada a sus palabras hirientes pero eso hacía que la deseara más. No entiendo que le he hecho para que me tratará así.
Me voy acercando cada vez más a ella. Ella va retrocediendo, algo la detiene.

- Que quieres,? Porque no me dejas en paz a mi y a mi pueblo.

Su cara estaba apenas a dos centímetros de la mía.

- porque se que no quieres que lo haga. No se que he hecho para que me trates siempre mal. Pero lo que si se es que cada vez que estoy cerca tuyo tu cuerpo tiembla.

- Tiembla de aborrecerte. - me susurra y no deja de mirar me la boca.

- Mientes, me deseas Clarke. Tanto como yo te deseo.
Atacó sus labios sin ninguna piedad. No me responde el beso.
Muerdo su labio fuerte haciendo que queje de dolor, aprovechó a recorrer con mi lengua su boca.
Al no sentir que me correspondía me iba a retirar cuando siento sus manos en mi cadera, me aprieta a ella. Me devora la boca con la misma ímpetu que me gritaba hace un rato atrás.
Me suelta para tomar aire

- Te odio Lexa.- me mira y ve el dolor en mis ojos.- Te odio lo que me haces sentir.- termina de decir. Una sonrisa aparece en mi boca.

-Te amo Clarke. Mas de lo que te puedas imaginar.- la beso apoyó mi frente contra la suya.- hay algo que no entiendo, porque me tratas así si nunca te hecho nada.

- Nada? - empieza a decir y se aleja de mi.- Nada dices?. La miraba caminar de un lado a otro levantando los brazos hecha una furia.- Cada día cada mañana tenía que aguantar los murmullos de las mujeres que te tirabas de lo bien que sos en la cama, la excelente amante. Todas esas mujeres que entran a tu habitacion todas las noches.!
No sabía si reírme o dejarla que continúe hablando sola. Porte por lo primero.

- Y AHORA DE QUE TE RIES? TE ESTAS RIENDO DE MI.- Se acerca furiosamente a mi

- Estas celosa...- mi sonrisa no podía estar más ancha porque no me entraba en mi boca.

- NO ESTOY CELOSA!

- O si que lo estas princesa. - la rodeó con mis brazos haciendo la mi presa. Ella forsegea no puede librarse fe mi. - No estuve con ninguna de esas mujeres.

- Y quieres que te crea?

- si por favor. Estoy enamorada de ti desde el primer maldito día que te conocí. Créeme cuando te digo que no he estado con alguien más. Quiero sólo estar contigo. Permíteme que este contigo.

Esa noche sólo fueron besos y caricias. Hiciemos el amor toda la noche. Conociendonos las dos por primera vez.
La ropa estaba esparcida por toda la habitación.
Jamás me había sentido tan completa y tan viva como en ese momento.
Sentir a Clarke dentro mio, yo sentirme dentro suyo.
Perderme en ella y a la vez encontrandome.
Me entregue completa siendo completamente suya.
El amanecer nos encontró mirándonos.

- Clarke quédate aquí conmigo.

- Tengo que volver a Arkadia. Déjame que hablé con mi madre para luego volver.

- Tampoco se porque tu madre me odia. Todas ustedes odian sin razón?- le preguntó. Su risa se hace presente

- No te odia, sólo esta un poco enojada.

- enojada y porque? Sigo sin entender.

- Lexa le dijiste prácticamente adelante de todos que no sabía gobernar que ella estaba incapacitada.

- Y es verdad. - vuelve a reírse más fuerte que antes antes mi desconcierto.

- Lexa no puedes ir diciendo esas cosas en público. Sólo dice lo en privado ..

- Esta bien... creo que no vas a dejar hacer muchas cosas de ahora en adelante.- le digo desganada.

- Y eso?

- Si. No me dejas matar gente y ahora no me dejas decir la verdad.- y ahí está otra vez su risa. Como amo cuando se ríe. Me besa le respondo el beso.

- Cuanto tiempo estarás allá?

- No lo se.

- si tardas iré a buscarte.

-No Lexa. Yo volveré. Me esperaras?

- Te amo Clarke. Voy esperarte.
------------------------------------------------------------

Que había pasado desde el momento que me pidió esperarla a tenerla enfrente con un hijo en brazos.
Bueno era obvio que se... ni siquiera podía pensar en esa palabras.
Sentía un nudo en la garganta que dolía cada segundo más. Mis lágrimas amenazaban con salir.
No podía respirar, me estaba ahogando. Quería huir de ahí.

- Lexa...- siento a Indra llamarme. Posa su mano en mi hombro

- NO!- le gritó enojada. Enseguida retira su mano. Mi pecho se movía rápido necesitaba aire.
Miró a Clarke, mis ojos se aguan y una lágrima de escapa. En sus ojos veo desesperación. Trata de acercarse a Mi.
Mi cuerpo empieza a responder, me dirijo a la puerta cuando de repente se abre dejando entrar a un hombre que venía apurado.
Ni siquiera me ve y yo tampoco, iba de salida cuando escucho.

- Papi dile a mami que no quiero ir a bañarme. - alcanzó apoyarme en la puerta al sentir mi cuerpo seder, escucho rasgarse algo dentro mio, giro lentamente para ver la persona que me ha robado todo.
Ahí estaba Clarke parada junto a Bellamy.

Un Corazón En Espera¡Lee esta historia GRATIS!