capítulo 7

5.2K 258 15

La bese. La bese, se sentía tan bien sus labios en los míos. La Extrañaba.
Tenía una sonrisa plasmada en mi cara.
Si bien aun no me ha dicho el porque de su ausencia en este tiempo, este beso que nos dimos creo que ella me ha dicho que quiere estar conmigo.
Nos debemos una conversación pero a quiero a mi lado y estar a su lado.
En el campamento veo a Kim jugando fuera de la tienda. Me uno a ella. Estaba feliz.

- Mami estas contenta. - me dice abrazandome.

- Si Ángel.

- Viste a tu ángel nuevamente?- me pregunta asombrada.
Me sorprende que recuerde una conversación que tubimos hace un año.

- Recuerdas lo del ángel?

- Si Mami. Una vez me dijiste que tenías dos Ángeles de ojos azules. Se que una soy yo. Pero a tu otro ángel no lo conozco. Pero tenías esta misma sonrisa cuando hablabas de el.

- enserio tienes 3 años? - no salgo de mi asombro.
Jugamos un buen tiempo. Por primera vez en mucho tiempo era completamente feliz.
Ahora tendría que hablar con Clarke Presentarle a Kim. Explicarle quien era ella en su vida.
Espero que eso no fuera un impedimento para estar juntas. Me olvidó de todo y de todos, la quiero de vuelta.

Vuelvo al día siguiente a Arkadia. Me está esperando en la entrada. Su sonrisa es radiante. Camina hasta donde estoy

- Hola. ..- me dice timidamente - volviste.

- Hola - le respondo con una sonrisa- no soy yo la que tiene que volver- le digo de nuevo .

- Estoy aquí. Aquí a tu lado. - caminamos hasta el salón en donde nos habíamos reunido ayer.

- Clarke, tenemos que hablar enserio.
Su rostro se ensombrece y un rayo de temor cruza por sus ojos. Me acerco a ella , le acarició la mejilla

- El beso de ayer para mi significo muchísimo. Quiero saber si para ti también lo fue

- Claro que si Lex. Desde el primer momento que apareciste aqui. Se que te decepcione. Sólo te puedo decir que lo siento.

- Me repites muchas veces eso. Pero no se a que viene. Quieres que te perdone por desaparecer 5 años o que te perdone lo que te llevo a desaparecer por 5 años .
Su mirada esquiva la mía. Veo aparecer las primeras lágrimas.
No quiero que llore. No puedo verla así.
Debio ser algo muy importante algo grave para desaparecer así.
Limpio las lágrimas con mi boca. Dulces besos depósito en su rostro. Mis manos están su rostro obligandola a mirarme .

- Cuando estés lista. Me lo dices. Te he esperado y ahora puedo decir que te puedo esperar más. Lo que haya pasado no creo que sea tan grave.
Sus ojos se vuelven a llenar de miedo y esta vez llora con más fuerza.
La abrazo muy fuerte. Clarke busca mi cara y me besa ferozmente no puedo devolverle el beso.
La alejo y ella me mira confusa.

- No así Clarke. Si así.

La arrincono contra la pared, beso su cuello, su clavícula, escucho su respiración acelerarse. Sonrió.
Voy a su boca y con mi lengua la recorro completa, su lengua se enreda con la mía. Marco un beso suave lento. No tengo apuro sólo quiero disfrutarla cada segundo.
Hago que sus piernas rodeen mi cadera haciendo mas fricción en su parte íntima.
escucho otro gemido más, muevo lentamente mi cadera contra ella, dejó su boca para concentrarme en su cuello. Ya no disimula sus gemidos y a mi me gusta que los haga. Sabes que esta así por mi. Siento sus manos en mi espalda. Levanta mi ropa, clava sus unas en mi espalda.

- Lex si no me haces el amor en este mismo instante creo que voy a morir.- su voz era un susurro nonppdia articular las palabras.
Desprendió su pantalón y tiró de ellos sin bajarla de mi.
Me concentro en su boca, levantó su ropa dejándome los pechos libre. Me desespero por tomarlos. Los chupo los muerdo. Los siento ya duró en mi boca que creo que voy a correrme en un segundo.
La sostengo con una mano mientras con la otra la penetró con dos dedos. Ella grita pero no de dolor sino de placer. Mientras la penetró lento y pausado mi dedo pulgar toca su clítoris haciéndola estremecer.
Ella acelera sus movimientos me besa apasionadamente siento contraer sus músculos aceleró las embestidas. Sus respiración se corta se viene una y otra vez. Giro mis dedos moviéndonos dentro de ella haciendo que corra nuevamente en otro orgasmo. No obstante quiero más de ella. La siento en la mesa y bebo de todo sus jugos lamo cada parte de ella mi lengua de centra en su clítoris lamiendolo fuertemente haciéndola estallar mojandome toda mi cara.

- oh - sonrió porque no puede hablar esta muy agitada

- Que pasa princesa, esta fuera de Estado? - su risa es fresca

- Parece que si... en 5 años no he estado con nadie. - su confesión me toma por sorpresa. Eso quería decir q ella estuvo equivocada. Su amor no estaba con nadie eso hace que mi corazón salte de alegría. - Estoy en deuda contigo mi comandante. - se incorpora me besa efusivamente. Justo en ese instante alguien golpea la puerta reclamando la presencia de mi princesa.

- creo que ahora mo va poder ser.

La veo vestirse es tan hermosa antes de irse se acerca a mi y me susurra

- mañana comandante no se escapa de mi.- se marcha dejándome parada en medio de la sala.

Un Corazón En Espera¡Lee esta historia GRATIS!