MIL PROMESAS.

870 10 0

Cayó la noche y con ella arribaron todos mis temores.

El que un día fue loco e insensible corazón hoy pena y sufre por dolor.

Su llanto inquietante, cristaliza los huesos, y susurra en el silencio un desgarrador... te quiero.

La voz se torna trémula, las piernas tiemblan, la piel se eriza, y la mente encerrada pide a gritos algo de paz.

Pensamientos suicidas cobran vida, en medio de la locura pululan ideas de làgrimas y el fin del sufrimiento.

Pero la cobardía supera tales actos. O quizà sea valentía disfrazada para dar la oportunidad de respirar un nuevo día.

Que patético ejemplo doy, pues la culpa se la llevé a un ser inexistente llamado cupido.

la rabia me sofoca; te has marchado, y no puedo seguirte, pues tu diste aquel salto que yo prometí dar y jamàs dí.

Perdoname, socavar mi vida no puedo, viviré lo que reste sabiendo que rompí mil promesas, y al final de mis días cuando mi llama se extinga, te visitaré en el infierno, pues allà iré a postrarme de rodillas y decir, perdoname aún te quiero.

 30 POEMAS DE AMOR.¡Lee esta historia GRATIS!