capítulo 5

4.8K 258 11

Mi cuerpo olvido de como moverse, mis pulmones de respirar y mi cabeza se desconecto totalmente . Ese es el efecto que tenía Clarke sobre mi.
Estaba ahi parada dedicándose una de sus hermosas sonrisas mientras esperaba que la saludara o hiciera algo.

- Comandante - me dice ella. Su voz era música para mis oídos. La miró, la observó de arriba abajo, todos estos años le asentaron muy bien estaba demasiado hermosa, en sus ojos había una brillo especial que nunca se lo había notado . Estaba distinta.

- Princesa - le respondo tratando de sonar segura de mi misma. Pero creo que sonó más duro de lo que realmente era. No se porque le respondí así pero una parte de mi estaba muy enojada con ella y la parte que quedaba estaba muy dolida como para contrarrestar la parte enojada.
Todos los presentes en la sala estaban callados y sorprendidos al mismo tiempo.
Miró a Indra

- Heda, salimos mañana a primera hora si le parece bien.

- Perfecto. Ahora si me disculpan tengo asuntos importantes que atender.- dicho eso me preparó para irme.

- Lexa... puedo hablar contigo un segundo - el pedido de Clarke me sorprendió

- Ahora sinceramente no puedo. Lo siento. - Di media vuelta y salí de ahí.
No podía estar cerca de ella sin ahogarme. Verla después de todo este tiempo me he dado cuenta que la amo y me duele.
Vine con un propósito SUPERARLA. Y ese propósito se fue apenas la vi. Estoy enamorada de Clarke y no creo que haya algo que dejé de amarla.
Camino a nuestro campamento siento la mirada de Indra.

- No puedo Indra. - mis lágrimas empiezan a correr por mis mejillas.

- Puedes... te visto sobrevivir 5 años sin ella.

Estos fueron las únicas palabras que se mencionaron durante el trayecto.
Sólo quería llegar y ver a mi hija. Lo unico hermoso que me quedaba ahora.
Kim estaba dormida cando llegue. Me mal dije por no haber llegado un rato antes. Me siento al lado de la cama sólo para verla dormir, en eso entra Indra a la tienda.

- hay algo que me está dando vueltas y no logro sacarmelo. - me dice de repente.

- Y eso es...? - le digo tranquilamente

-porque le contestaste así? Duramente,si esperaste tanto tiempo para verla hablar con ella

- tiene a alguien en su vida. - le digo

- Como? - fue Lo unico que artículo

- tiene ese brillo en los ojos que sólo tienes cuando estas con alguien. Y ella no lo tenía cuando estaba conmigo. Simplemente por eso.
Mi voz apenas salía, dolía tanto pronunciar esas palabras.

- ve mañana tu a la zona de reconocimiento yo voy a ver el otro lado de las aldeas.

- Lexa...

- Vine hasta aquí Indra a verla, en busca de una respuesta y la obtuve

- Pero no de su boca

- aun así la obtube. Quizás lo sea la que buscaba pero es la que me ha dado.

- que piensas hacer?

- Seguir con mi vida. Mi hija y yo.

Un Corazón En Espera¡Lee esta historia GRATIS!