capítulo 4

4.9K 269 12

Sólo el inmenso portón me separaba de ella. Ahí en encontraba mirando fijamente ese punto sin siquiera poder moverme. Mi mente una y otra vez me repetían que ella tenía nombre pero no podía pronunciarlo sin que doliera, Asique simplemente le quedo "ella".
Lentamente el portón se está abriendo, miró a Indra y se que ella ha dado la orden de dejarnos pasar.

- No puedes perderte ahora Lexa. - me reprende por lo bajo. Tiene razón, vine hasta aquí por dos razones pero sólo una me ponía nerviosa.
Mis manos me dudaban, mi corazón parecía quererse salir de mi pecho. Me sentía tan nerviosa.
Nuestros caballos avanzan, mucha gente nos rodea saludandonos respetuosamente. Escucho sus murmullos, escucho mi nombre, Escucho mi rango. Pero yo sólo miro. No sólo miro estoy buscándola y no la encuentro.
Diviso a Kanne y Abby dirigiéndose a mi, ambos totalmente sorprendido por mi presencia eso lo puedo notar ya que estaba escrito en sus rostros.

- Abby, Kanne - los saludo asentando la cabeza y estirando mi brazo. Ellos sólo me miran, - Paso algo en Arkadia que se han quedado mudos?.
Si estaba sorprendidos ahora lo estaban más.

- Heda haciendo un comentario sarcástico? - fue el saludo de Kanne mientras tomaba mi brazo atrayendome hacia el abrazandome fuertemente mientras sonreía.

- me pareció la mejor manera de comenzar porque se habían quedado de piedra.

- Bienvenida Comandante. - fue la respuesta de Abby.- sólo nos tomó por sorpresa nada más, hacia mucho...

- Estamos aquí para ver un problema que nos ha traído uno de nuestros jefe de aldea, por esta zona. - Corta Indra y va directamente al punto que nos compete.
De alguna manera siento alivio ante el rescate de Indra.

- Bien - dice Kanne- vayamos a la sala hablar y ver bien de que se trata todo esto.
Ambas sentimos y los seguimos hasta el interior . Mis ojos la siguen buscando, disimuladamente miro a todos los espacios. No la encuentro nuevamente.
En la sala nos sentamos a discutir nuestro problema, en momentos me perdía partes de la conversaciones. Mi cabeza no estaba ahí, mi cabeza estaba en todos lados menos ahí.
Apenas hablaba sólo me limitaba asentar la cabeza y mirando a Indra . Ella sabía lo que tenía que hacer.
Al cabo de un tiempo de reunión, salgo afuera a tomar aire fresco sintiendo una presencia atrás mio.

- Clarke no esta aquí. - la voz de Abby traspasa mi corazón. Queriendo preguntar en donde estaba pero no me animaba. Sólo hago lo mismo de siempre asiento con la cabeza. - fue a ver a unos aldeanos cerca por acá.
Dicho eso fue por donde vino. Mi corazón empezó a latir mucho más fuerte que antes .. " Maldición, maldición " me repetía una y mil veces.
Vuelvo a la sala de reunión ya Indra tenía todo bajo control, cosa que e agradecía enormemente.

- Heda, aquí con Kanne hemos acordado que patrullaremos la zona y ver que es lo que esta ocurriendo. Partiendo desde este punto - decía señalando el mapa que están a sobre la mesa - hasta este otro y de este hasta aquí. Siguiendo una línea así veremos todo lo que rodea a esta tierra.

- Prefecto Indra. Cuanto antes se haga mejor. Diría que mañana saldremos temprano. - Indra me mira abriendo bien los ojos.

-Heda yo puedo ir con los soldados recorrer la zona.

- te entiendo Indra pero quiero ir. Es mi pueblo y tengo que estar presente. Quiero saber que es lo que esta pasando. No voy quedarme con los brazos cruzados. - estaba tan concentrada hablándole aa Indra que no escuché como se abría la puerta de la sala.

- En este caso yo también voy.- esa voz. Mi cuerpo se tensa totalmente, hacielme olvidar de como se respiraba. Sacando fuerzas de donde no sabía que tenía me doy vuelta para encontrarme cara a cara con ella. Con la mujer que me habia enamorado.
Con Clarke.

Un Corazón En Espera¡Lee esta historia GRATIS!