Hye mas que cantar, grita las canciones, por mi parte, sólo canto algunas que conozco, ya que, Hye suele cantarlas y algunas partes me quedan. Mientras bailan, uno de ellos se resbalo y cayó al costado del escenario, creo que es J-Hope. Luego de eso, se levanto y siguió bailando, pero, yo estalle en risas. El concierto siguió normal, canciones, idioteces y demás, lo típico de un grupo.

[...]

Guarde mis manos en los bolsillos de mi abrigo, tengo bastante frío.

—¿Te gusto el concierto?—pregunté mirando a Hye.

—¡Si!—chilló—, gracias por acompañarme.

—De nada, sabes que siempre puedes contar conmigo—sonreí—, por cierto, ¿crees que el bar que esta a unas cuadras de tu casa este abierto?

—Si, siempre esta abierto hasta las 2 am, luego abre a las 9 pm y así.

—Ah, bien. Vamos.

Seguimos caminando hasta llegar al bar, después de todo, no estuvo mal el concierto, me divertí y Hye también, así que, eso es lo que mas importa.

—Sabes después de todo, no la pase tan mal—Hye me miro y sonrió.

—Es por Jimin, ¿no?.

—No, no es por él—me negué rotundamente—, simplemente que los demás son divertidos.

—Si, Hoseok estaba muy lindo.

Miré a Hye, yo al no conocer esa banda no se quien es quien, solo conozco a Jimin.

—Hye, tu sabes que no los conozco bien.

—J-Hope—me dijo.

—Ah, ¿él que resbaló?—pregunté riendo.

–Si, ese mismo.

Como siempre, abrí la puerta del lugar y Hye entró, camine con ella al mostrador, esta vez no necesito ir a sentarme, porque, el lugar esta casi vacío, así que no hay nadie donde siempre nos sentamos. Al ser las 12 am, las comidas y bebidas son diferentes, por lo tanto, pedimos dos cervezas y unas papas fritas.

—No te imaginas el hambre que tengo, Hye—le dije poniendo una de mis manos en mi estómago.

—Si, me lo imagino—me dijo riendo.

—Es bueno que este bar este tan cerca de tu casa, ya que, no tengo ganas de volver a mi departamento. Me quedaré en tu casa—le dije.

—Esta bien, sabes que no hay problema.

—Por eso dije que me quedare en tu casa.

—Eres un amor, _____.

—Ya lo sé—le respondí.

—En dos meses comenzamos la universidad, ¿puedes creerlo?—me dijo y note algo de entusiasmo en su voz.

—Si Hye, es lindo que nos hayan aceptado...—suspire—era la universidad a la que queríamos ir Jimin y yo, habíamos planeado ir a ahí.

—¡Ya!, tonta, no te deprimas por eso. Sólo se feliz porque entramos a la universidad que tanto queríamos ir—me dijo sonriendo.

—Lo sé, pero aveces me es inevitable no extrañar a Jimin.

—Chicas, su comida y sus bebidas ya están— dijo un chico del mostrador haciendo que le prestemos atención, es lindo, muy lindo a lo que Hye y yo nos quedamos mirándole, unos segundos, después Hye le pagó y cuando estamos caminando para sentarnos, él me hablo—. Disculpa, ¿cómo es tu nombre?.

—______, (ta) ______–le respondí con una sonrisa.

—Lindo nombre ___, yo me llamo Lee Seung, ¿no te molesta si me das tu número?—me preguntó con una sonrisa.

—No, para nada—me acerqué al mostrador y el me dio su teléfono para anotar mi número, una vez anotado, él me sonrió.

Volví con Hye, ella está con su teléfono en una mano y con la otra sostiene la botella de cerveza.

—¿Sabes que él chico del mostrador me acaba de pedir mi número?, ¿te haz percatado de eso?—pregunté y ella levantó la mirada.

—Si, pero estoy hablando con Haeri—dijo eso y volvió su vista al teléfono.

—¿Park Haeri?—le dije y me lleve una papa frita a la boca.

—Exacto, me estaba contando un par de cosas y mañana me va a contar un rumor—me dijo y luego le dio un sorbo a su cerveza.

—Mierda, yo quiero saber ahora—dije, hice una mueca y la miré.

—Yo igual, pero tu sabes como es Haeri– me dijo–.

—Si, una hija de puta—agarré una papa frita, se la lleve a la boca de Hye y ella me sonrió.

Estuvimos en el bar hasta que cerró, nos fuimos a la casa de Hye y nos sentamos en su balcón para esperar y poder ver el amanecer, fue una noche muy linda, la pase bien en el concierto, un chico lindo me pidio mi número y estoy con Hye. No necesito nada más.

»Mi ex novio es Park Jimin. [EN EDICIÓN]¡Lee esta historia GRATIS!